Randstad
nosotros / Sala de prensa / descenso de número de autónomos

España ha perdido más de 400.000 autónomos desde 2008

descargar la nota de prensa
• El grupo de trabajadores autónomos con estudios superiores es el único colectivo que ha aumentado en nuestro país desde 2008, con más de 105.000. Aquellos con formación primaria han descendido en 469.000 profesionales
15 Feb 2016 en Randstad
Randstad, empresa líder de recursos humanos en España, ha publicado su informe Flexibilidad en el trabajo, que estudia el peso de los profesionales autónomos en el mercado laboral. El estudio analiza la evolución de este colectivo durante los últimos siete años y su implantación en los países europeos y en algunas de las principales potencias mundiales, así como los motivos que llevan a los profesionales a optar por esta modalidad laboral. 

El informe Flexibilidad en el Trabajo de Randstad revela que España ha perdido más de 410.000 autónomos entre 2008 y 2014. Actualmente, el mercado laboral español cuenta con casi 3 millones de profesionales trabajando por cuenta propia, una cifra que se situaba en 3.382.000 en los primeros meses de 2008. A pesar de este descenso, España ha aumentado en más de medio punto porcentual la incidencia del autoempleo respecto a la registrada en 2008, pasando del 16,4% al 17%, debido a que el número de empleados por cuenta ajena ha descendido en mayor medida. Es decir, el autoempleo ha supuesto un refugio en el mercado de trabajo, una modalidad laboral que ha permitido a los profesionales seguir desarrollando su actividad sin tener en cuenta a un empleador directo.   

En Europa, sólo Italia ha registrado una caída mayor de autónomos que España, con un descenso de casi medio millón de profesionales. Tras España (-410.000) se sitúa Portugal, con una caída de 352.000 empleados. Estos tres países han acumulado un descenso de más de 1,25 millones de trabajadores autónomos, mientras que los datos de Europa reflejan una caída de -152.000 autónomos, según la suma de todos los países. Llama la atención que, a pesar de este descenso en Italia, España y Portugal, se mantienen en cabeza como países con mayor tasa de autoempleo en Europa. 

En el lado opuesto, en Reino Unido esta modalidad laboral ocupa ahora a más de 647.000 profesionales que en 2008. Francia, por su parte, ha registrado un incremento por encima de los 300.000 autónomos en este periodo, mientras que en Alemania han aumentado en torno a 100.000 profesionales.

En cuanto a su incidencia en el mercado laboral, durante el tercer trimestre de 2014 la tasa de autoempleo de España se situó en el 17%, dos puntos porcentuales por encima de la Unión Europea. Italia y Portugal son los únicos países que muestran una cifra superior a la registrada en España, a pesar de que han sufrido un descenso de dos y cinco puntos porcentuales, respectivamente.  

Los países con tasas altas de desempleo registran una mayor tasa de autoempleo
Randstad también ha analizado la relación que existe entre la tasa de desempleo del país y la de autoempleo -para llevar a cabo esta parte del análisis, se han tenido en cuenta datos de la OCDE y tasas referentes a 2013-. El informe Flexibilidad en el Trabajo destaca que cuanto más alto es el nivel de paro, mayor es la tasa de profesionales que trabajan por cuenta propia. En países en los que el número de desempleados es elevado, son muchos los profesionales que, al no encontrar otra puerta de entrada al mercado laboral, optan por el autoempleo como llave para desarrollar su actividad laboral. 

Grecia y España son los países de la Unión Europea que registran las tasas de desempleo más elevadas, y aquellos que cuentan con los niveles de autoempleo más altos. Esta relación  también se cumple en países que han pasado un difícil periodo en sus mercados laborales, como Portugal, Italia o Irlanda. 

En el lado opuesto, se encuentran países con mercados laborales más asentados y flexibles, como países del centro y norte de Europa (Noruega, Austria, Alemania o Países Bajos). Todos ellos cuentan con tasas de autoempleo inferiores al 15%. De hecho, los países escandinavos, a excepción de Finlandia (13%), cuentan con índices por debajo del 10%.

La independencia, la principal razón para ser trabajador autónomo
Otro de los aspectos que estudia Randstad en Flexibilidad en el Trabajo, a partir del análisis de un informe de la Comisión Europea, es la motivación que lleva al profesional a decantarse por el autoempleo. En este sentido, la independencia y la libertad son las principales razones esgrimidas para optar por esta modalidad laboral, ya que así lo afirman cerca del 90% de los profesionales. Los ingresos, en este caso, son el menor impulso, ya que sólo lo elige como razón principal un 10%.

En el caso de España el 66% de los autónomos asegura que lo hace por la independencia y realización personal. El segundo argumento más utilizado (24%) es la libertad para elegir lugar y tiempo de trabajo, seguido, por último, de las razones económicas (10%). 

En este caso, llama la atención que en países con economías emergentes como Brasil o China, el autoempleo es una modalidad laboral donde influye, de manera destacada, el salario. En este sentido, el 27% de los autónomos chinos indica la retribución económica como principal motivo para decantarse por el autoempleo. En Brasil, por su parte, este porcentaje se sitúa en el 18%, muy por encima del 11% de media europea.

España aumenta el autoempleo en profesionales con estudios superiores
El informe Flexibilidad en el Trabajo también pone de manifiesto las variaciones en el autoempleo según el nivel de estudios de los profesionales. En total, hay dos millones de autónomos con formación superior más en Europa que en 2008. Este aumento ha coincidido en el tiempo con el descenso de autónomos con educación primaria, que han descendido en más de 2,2 millones.

En España, los trabajadores que disponen de estudios universitarios son el único colectivo que ha registrado un incremento respecto a 2008, aumentando la cifra de autónomos con este nivel formativo en más de 105.000. Reino Unido y Francia son los países donde más se ha incrementado el número de autónomos con formación académica elevada, con variaciones de 527.000 y 315.000 profesionales, respectivamente. Le siguen Países Bajos (150.000) y Alemania (139.000). 

En el lado opuesto, se aprecia un descenso de autónomos con formación académica básica. Italia, con un descenso de 485.000 autónomos con educación primaria, España, con una caída de 469.000, y Portugal, con 400.000 menos, son los países con variaciones más pronunciadas. 

​​​​

suscripción a newsletter

Suscríbete a nuestras publicaciones y recibirás todas las novedades relacionadas con tu áreas de interés. ¡entérate de todo!

indica tu email selecciona qué newsletter quieres recibir
selecciona tu área de interés - me interesan todos
cancelar suscribirme

tu sesión ha caducado

Te informamos que has superado el tiempo de inactividad, por lo que tu sesión ha expirado. Vuelve a iniciar sesión y recuerda guardar tus cambios cada vez que introduzcas nuevos datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies en nuestro sitio. Consulta aquí nuestra política de cookies.