Tiempo de lectura: 7 minutos 

Las entrevistas de trabajo por vía telemática son cada vez más frecuentes, especialmente tras la crisis del COVID-19. Se trata de una solución ágil y práctica porque evita desplazamientos, algo especialmente valorable cuando optas a ofertas ubicadas en otras regiones o países.

Esta fórmula tiene grandes similitudes con una entrevista presencial, aunque hay algunos códigos y aspectos especiales que debes comprender y tener en cuenta a la hora de afrontarla. Por eso te damos los consejos más importantes para que tengas éxito:

1.- Prepárate bien

Como en cualquier entrevista, es necesario que tengas controlada la información que vas a necesitar. Por un lado, investiga previamente las características de la empresa (negocio, cultura corporativa, actualidad, etc.) y del puesto al que aspiras.

Además, es importante que pienses en tus fortalezas y competencias para detectar qué puedes aportar a la empresa y por qué crees que eres la persona indicada para el puesto.

2.- Haz un ensayo general

Antes de iniciar la entrevista por videoconferencia debes saber lo que vas a decir y cómo lo vas a decir. Tener a mano un pequeño esquema es útil para no perderte, pero si quieres conseguir la soltura que necesitas es bueno que hagas un ensayo previo.

Practica sobre el contenido, para que no se te olvide contar lo más importante, y también tu tono de voz, fluidez y claridad. Una buena idea es realizar ese ensayo general con otra persona enfrente, algo que te ayudará a ponerte en situación.

3.- Busca un entorno ordenado y tranquilo

En una entrevista convencional, el escenario no lo pones tú, sino la empresa. Sin embargo, en una videoconferencia es diferente. Generalmente no suele ser un aspecto determinante en la decisión final, pero todo suma y no te cuesta nada buscar un espacio ordenado, bien iluminado y alejado de ruidos.

Debes observar el fondo que quedará a tu espalda, evitando cualquier símbolo político o que pudiera ser controvertido. Si vives con otras personas, adviérteles de que tienes la entrevista para que no te molesten y eviten los ruidos.

4.- No olvides cuidar tu imagen

El hecho de no tener que salir de casa puede hacer que descuides un poco tu imagen. Sin embargo, no debes olvidar que es una entrevista y, aunque la otra persona no te vea con la misma nitidez que en persona, tienes que ofrecer una imagen profesional, como si estuvieras cara a cara.

No existe un código de vestimenta concreto para las entrevistas, pero debes, tener en cuenta el tipo de empresa a la que postulas. No es lo mismo si aspiras a un puesto ejecutivo en una cadena de hoteles de lujo, que da pie a que utilices traje y la mayor formalidad posible; que si a un perfil de vendedor en una tienda de moda juvenil, donde incluso elegir un conjunto de la propia marca o una combinación que siga las tendencias transmitirá a los recruiters que te sientes cómodo en ese ámbito.

5.- Comprueba que todo funcione adecuadamente

Otro aspecto fundamental en una entrevista por videoconferencia es la calidad técnica, que permite que puedas ver y escuchar sin problemas a tu interlocutor/a. Muchas veces los problemas técnicos llegan sin avisar, pero si haces una simple comprobación previa, minimizarás ese riesgo. Los tres aspectos que hay que tener controlados son:

- Conexión a internet: chequea que el wifi llega en buenas condiciones y sin cortes.

- Audio: comprueba que el micrófono de tu ordenador funciona correctamente y te pueden escuchar bien. Es recomendable que utilices auriculares para evitar que a la otra persona le llegue el sonido duplicado.

- Vídeo: limpia tu cámara, observa si funciona y si la calidad de imagen es óptima. Además, es importante que ajustes tu distancia con la pantalla para que la otra persona no te vea demasiado cerca ni lejos.

Por último, puedes realizar otra videollamada antes de la entrevista como prueba final.

6.- Cuida el lenguaje no verbal

Al igual que en una entrevista convencional, el lenguaje no verbal dice mucho más de lo que piensas, y por ello has de cuidarlo para que vaya en sintonía con lo que quieres comunicar.

Aunque en una videoconferencia se pueden apreciar menos elementos, es importante que sonrías y mantengas un semblante que denote positividad y motivación, algo muy valorado. Un tic frecuente en estas ocasiones es tocarte la cara, algo que no queda bien y debes intentar evitar.

7.- Demuestra tu soltura en otro idioma

El conocimiento de otros idiomas es cada vez más importante en los candidatos, por lo que debes dejar constancia de que dominas una o varias lenguas. Además de hablar de tus certificaciones y tus posibles experiencias internacionales, es interesante que te emplees esos recursos cuando la conversación lo propicie.

8.- Respeta los turnos de palabra

Una de las mayores dificultades en una videoconferencia es conseguir que la conversación sea fluida y no haya interrupciones. Siempre existe un pequeño desfase entre que una persona habla y la otra recibe el mensaje, y por eso es fundamental no pisarse, tener paciencia y esperar a que quien te entreviste termine de hablar para contestar.

9.- Mantén el contacto visual mirando a cámara

Mirar a los ojos a quien te entrevista es muy importante, porque demuestra tu interés y sinceridad. En una videollamada no es sencillo poner tu vista en la pantalla y en la cámara a la vez, por lo que lo mejor es que fijes tu mirada en la parte superior del monitor (cerca de la cámara) y así no se notará la diferencia.

10.- Graba la entrevista y analízala para seguir mejorando

Una vez finalizada la entrevista, si tienes la posibilidad de grabarla, podrás verla con tranquilidad y analizar cómo ha ido. Siempre encontrarás aspectos que puedes pulir y aprender de ellos, así tendrás una mejor preparación de cara al futuro.

Una entrevista por videoconferencia es una solución cada vez más utilizada por las empresas, y si te familiarizas con ella, podrás mejorar tu empleabilidad. Este formato tiene sus ventajas y sus inconvenientes, por lo que, si te preparas bien y pones atención a sus aspectos más particulares, podrás conseguir una ventaja competitiva en tus procesos de selección y estarás más cerca de la oportunidad profesional que deseas.

¿Estas buscando trabajo? En Randstad, ¡te ayudamos a alcanzar tu verdadero potencial!