Tiempo de lectura: 5 minutos 

La estacionalidad es habitual en varios sectores, entre los que destacan el comercio, la hostelería y el turismo. Esto se debe a la gran diferencia de demanda que hay en las diferentes épocas del año. Generalmente, el verano y la Navidad suelen ser periodos de mayor actividad, en los que crecen las oportunidades de empleo, mientras que en otras fechas sucede al contrario.

A estas variaciones habituales se suma el efecto que el Covid-19 está teniendo en el empleo. Un estudio de Randstad Workmonitor revela que el 67 % de los españoles se ha visto afectado laboralmente por la crisis sanitaria, y la hostelería, un sector muy estacional, es el más afectado, con un impacto del 84,8 %.

Si trabajas en un ámbito estacional, debes prepararte para afrontar el reto que suponen sus vaivenes. Convertir esta situación en una oportunidad depende de ti, por eso te damos cinco consejos para que mejores tu empleabilidad en épocas de inactividad temporal. ¡Toma nota!

1.- Adquiere nuevos conocimientos

El saber no ocupa lugar, y hoy en día el abanico de opciones formativas es muy amplio, especialmente a través de recursos online (cursos, webinars, podcasts, blogs) que te permiten informarte y aprender de manera sencilla, autodidacta y muy personalizada. Si aún no tienes la app de Randstad, ¡no esperes más para descargarla! Encontrarás clips de vídeo formativos que te ayudarán a mejorar tus competencias.

En este autoaprendizaje es importante que reflexiones sobre cómo especializarte o qué oportunidades detectas en tu sector. De esta manera, podrás enfocarte en buscar innovaciones, tendencias y noticias sobre tu campo, para saber qué debes potenciar para mejorar tu empleabilidad, y conseguir recursos que te puedan servir en el futuro.

El networking también resulta muy útil en este aspecto, no solamente porque te puede ayudar a conseguir oportunidades de empleo, sino también como fuente de conocimiento. Si amplías tu red de contactos relacionada con tu sector, podrás descubrir diferentes puntos de vista e intercambiar ideas sobre aspectos que te interesen.

2.- Lleva un horario y rutina

En un periodo de inactividad laboral es normal que sientas la tentación de dejarte llevar por la pereza, al no tener obligaciones en cuanto a horarios. Esta práctica perjudica tu productividad a la hora de formarte o buscar empleo, porque dificulta tu organización. También puede desmoralizarte, si al final del día te das cuenta de que no has completado todos los objetivos que te habías propuesto.

Por todo ello, es fundamental que te marques una rutina diaria que te permita crearte unos hábitos. Esto no significa que todos tus días deban ser iguales, es bueno que las actividades varíen, pero si te levantas siempre a la misma hora y te asignas un calendario de tareas (inscripción a ofertas, seguimiento, formación, etc.), será mucho más sencillo organizarte y lograr tus objetivos.

3.- Actualiza tu CV

Probablemente pienses que tu currículum está bien así y te sirve, pero la realidad es que siempre se puede mejorar y actualizar. Detalles como omitir un pequeño curso o una breve experiencia laboral pueden ser decisivos en tus procesos de selección, por lo que es fundamental que saques el máximo partido a tu CV.

Respecto al contenido, no solamente es importante que lo tengas al día en cuanto a tus competencias y experiencia, sino que además es aconsejable que prepares varias versiones que se adapten a cada tipo de oferta que solicitas. ¡Aumentarás tus posibilidades!

El diseño no es menos importante, porque te ayuda a presentar la información de forma más atractiva y fácil de asimilar para el lector. Conviene que dediques tiempo a buscar ideas para mejorarlo. En la mayoría de los casos, los empleadores toman la primera decisión de forma inmediata, con lo cual, tu currículum debe estar preparado para superar el filtro de los seis segundos. Con las herramientas de Randstad Impulsa que encontrarás dentro de nuestra app, será mucho más fácil optimizar tu CV, con plantillas diseñadas por consultores expertos.

4.- Pon en marcha un proyecto personal

Seguro que alguna vez has pensado en algún proyecto que te gustaría desarrollar, pero has desechado la idea por no tener tiempo suficiente. Un periodo de inactividad laboral puede ayudarte a eliminar esa excusa y lanzarte a hacerlo realidad.

Se trata de una ocupación que eliges tú y, por tanto, te resultará atractiva y motivadora. Al mismo tiempo, hará que te mantengas activo y consigas herramientas y experiencia que contribuirán a mejorar tu empleabilidad. ¿Qué proyecto puedes elegir?

  • Un blog: si te gusta escribir y tienes algo que contar, no necesitas más para crear tu propio espacio digital y generar contenido interesante. Además, te servirá para enriquecer tu marca personal.
  • Un podcast: la tecnología disponible hace que ya no sea necesario tener un estudio de radio para una grabación de calidad. Si se te da mejor hablar que escribir, puedes grabar un pequeño programa y darle visibilidad en la red.
  • Un canal de YouTube: si te gusta la cámara también es una buena opción que grabes tus vídeos y los subas a esta popular plataforma para ganar visibilidad.
  • Una tienda online: una forma de convertir un hobby en una pequeña fuente de ingresos es crearte una web y vender productos que fabriques tú (ropa, accesorios, jabones, dulces, etc.).

5.- Continúa con tu búsqueda de empleo 

La búsqueda de empleo debe ser el eje central de tus actividades, y aquí también es bueno que mantengas una organización. Crea un plan con tu estrategia (áreas en las que te vas a centrar, herramientas y canales de búsqueda, etc.). Puedes elaborar una tabla de seguimiento de tus candidaturas para consultar el estado de todas de un vistazo y tener todo controlado.

Además, debes permanecer al día de las tendencias y observar dónde se encuentran las oportunidades. A raíz de la crisis sanitaria han surgido nuevos empleos, como pueden ser: productores de mascarillas, rastreadores de Covid-19 o controladores de temperatura, entre otros.

¡En Randstad puedes configurar alertas para cazar esas ofertas al instante!

La situación del Covid-19 aumenta la incertidumbre en el mundo del empleo en general y en el estacional en particular. Si quieres superar esos retos y conseguir una mayor estabilidad, los periodos de desempleo estacional son una oportunidad para mejorar tu empleabilidad y estar más cerca de las oportunidades que buscas.

¡Regístrate en Randstad para lograrlo!