5 razones por las que tus empleados se van | 880

¿Buscas el mejor talento para tu empresa? Muchos ya forman parte de ella, pero ¿qué estás haciendo para fidelizarles? Los grandes talentos pueden quedarse en una compañía durante años o, por el contrario, buscar constantemente oportunidades y marcharse después de una estancia corta. España es el país europeo con mayor tasa de trabajadores que buscan cambiar de empleo activamente. ¿Cómo puedes asegurar que tus mejores empleados se queden? Descubre las principales razones por las que deciden dejar su puesto.

  1. Falta de reconocimiento

Especialmente entre los millennials y los trabajadores de la Generación Z, los empleados encuentran altamente inspirador que se reconozca su trabajo. Por ello, debería ser algo que tu cultura corporativa busque y consiga en todos los departamentos. Tal y como apunta la experta en Recursos Humanos Susan Heathfield, “como supervisor, tu impacto en la motivación de los empleados no se puede medir”.

Al reconocer el desempeño extraordinario o el esfuerzo constante de un empleado, creas un entorno que premia el trabajo duro y un elevado nivel de vinculación. Por el contrario, si los líderes no se comportan de esta forma, la motivación caerá y la lealtad disminuirá, hiriendo la moral y tu employer branding de forma significativa. Por tanto, considera contar con los recursos apropiados para los programas de recompensa y reconocimiento.

  1. Desvinculación con el uso de habilidades

¿Están las habilidades de tus trabajadores alineadas con sus tareas? Una de las formas más importantes de mantener la vinculación de tus empleados es asegurarte de que se sienten unidos a sus roles y que no exista un desajuste entre ellos y el puesto que desempeñan. Y es que, aunque se espere que un recién contratado utilice las habilidades propias de su puesto, no es algo que ocurra siempre. Esto supone un error ya que, como asegura Barry Schwartz en su libro Why we work, “el trabajo diario de un empleado le ofrece una medida de autonomía y discreción que utiliza para conseguir un cierto nivel de dominio. Aprende nuevas cosas y se desarrolla como empleado y como persona”.

Es importante fomentar que los empleados utilicen sus habilidades, ya que el trabajo estimulante es una de las características más valoradas por el 43 % de ellos, según el informe nacional de Randstad Employer Brand 2017. En caso de ignorarlas, los líderes harán que su equipo se sienta desvinculado. Para evitarlo, las empresas necesitan revisar periódicamente las capacidades de sus trabajadores y las tareas que desempeñan.

 

  1. Falta de oportunidades de crecimiento y desarrollo

Para el 36 % de los trabajadores españoles, tener oportunidades de progresar en la carrera profesional es una característica crucial en la empresa. Además, a mayor cualificación y nivel formativo, mayor es la importancia que los profesionales le otorgan a esas oportunidades de promoción.

En este punto, cabe decir que, para aumentar la motivación de los trabajadores, resulta más interesante promocionar el talento interno que atraer a nuevos profesionales. El hecho de ascender a las personas que ya se encuentran en la compañía conlleva una gran confianza y reconocimiento hacia el empleado, lo que puede suponer un aumento de su motivación.

 

  1. Falta de equilibrio entre la vida personal y profesional

Los empleados en España se sienten atraídos por aquellas empresas que promueven el equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Este elemento se considera muy importante, ya que fomenta en gran medida el bienestar de los trabajadores. Cabe destacar que, para el 69 % de ellos, es de gran importancia tener tiempo libre para sí mismos.

En los últimos años, la conciliación ha tomado mayor relevancia, siendo en la actualidad, tras el salario, un factor crucial para los trabajadores cuando están buscando una empresa para trabajar. Y es que ser feliz en el trabajo es cada vez más un requisito indispensable. Por eso, la tendencia Happyshitfing, en la que se busca el bienestar y la satisfacción en el trabajo, está en auge.

 

  1. Salario y beneficios poco atractivos

El hecho de ofrecer un salario y unos beneficios atractivos es el factor más relevante para el 63 % de las personas, tanto para hombres como para mujeres. De hecho, en 2017 y por cuarto año consecutivo, el salario es el motivo más importante a la hora de elegir una compañía para trabajar.

No obstante, el salario, por sí mismo no es el único factor para quedarse o marchase de una empresa. Se convierte así, en un factor higiénico, tal y como defiende Rodrigo Martín, Presidente Ejecutivo de Randstad España: “El salario no tiene que ser tan bajo para ser un motivo por el que irse de una compañía, ni tal alto como para ser el único motivo para quedarse”.

Asimismo, cabe destacar la importancia de las bonificaciones adicionales a la retribución económica, como es, por ejemplo, el acceso a una buena formación -característica demandada por el 25 % de los profesionales- guarderías en las empresas, seguros médicos, etc. En extensión, los benefits pueden suponer una mejora tanto para la empresa como para el trabajador, ya que permiten adaptar las condiciones laborales a las necesidades del empleado y, así, aumentar su motivación y compromiso con la compañía.

 

Teniendo en cuenta la velocidad a la que evolucionan las empresas hoy en día, sobre todo gracias a la transformación digital, puede que estés en riesgo de perder la atención de tus trabajadores. Sin embargo, cuando se les estimula y reta de forma adecuada en sus rutinas diarias, son capaces de desempeñar su trabajo con un mejor rendimiento y mayor motivación.

 

Y tú, ¿cuál consideras que es la forma ideal de fidelizar el talento?