Tiempo de lectura: 5 minutos 

El burnout o también llamado agotamiento mental, es un tipo de estrés laboral que merma la autoestima, la concentración y la capacidad para desempeñar el trabajo. Es un estado de agotamiento mental crónico que en 2022 será reconocido por la OMS como una enfermedad consecuencia del desgaste profesional.

Con la llegada de la pandemia este estado se ha intensificado entre los trabajadores, según datos de Bloomberg. Una de las principales causas es una implementación del teletrabajo mal planificada. Separar la vida laboral de la profesional ha sido uno de los mayores retos que se han asociado a él y que dificulta la capacidad de desconexión.

Cualquiera es susceptible de sufrir esta prolongación del estrés laboral. Kris Rearic, Vicepresidenta Global de Randstad Sourceright, lo ha padecido e indica que el agotamiento se puede manifestar de diferentes formas. Para ella, la desmotivación es una de las más comunes.

Identificar de forma temprana las causas te ayudará a crear un plan para afrontar esta patología de la mejor manera posible. Si alguna vez has sufrido el burnout y has sentido que no podías más, ¡aquí te dejamos 6 claves para que lo superes!

1.- Equilibrar la carga de trabajo

La carga excesiva de trabajo es la principal causa de estrés y agotamiento en el ámbito laboral. Este suele aparecer cuando estamos abrumados por las demandas constantes de tareas y creemos que no somos capaces de llegar a todo. En este punto, Kris Rearic se plantea la siguiente pregunta: ¿mi carga de trabajo es insostenible? Si la respuesta es sí, es fundamental que analices las causas y que hables con tu superior para que conozca tu situación y canalizar la carga de trabajo.

De esta forma, podrás liberar carga y comenzar a sentir más control sobre tu trabajo y sobre tus tareas a la hora de afrontar la jornada, y, por lo tanto, un mayor equilibrio mental.

2.- Confiar en tus compañeros

En relación con la sobrecarga de trabajo, tus compañeros son tu gran aliado. Delegar es la gran solución para repartir tareas.

Tus compañeros son profesionales preparados para asumir determinadas responsabilidades, por lo que debes confiar en su desempeño. Esto te ayudará a repartir de forma óptima los proyectos y prevenir el agotamiento a largo plazo.

Además, se ha puesto de manifiesto que los trabajadores que se sienten bien integrados en su equipo y crean vínculos sociales entre ellos, desarrollarán una mejor actitud frente al desempeño laboral que reducirá la aparición del estrés. Esto se debe, principalmente a que la comunicación entre ellos mejora y la autonomía de trabajo también.

3.- Saber pedir ayuda

En cuanto identificas que estás sintiendo un estrés prolongado que te está causando dificultades profesionales y personales tienes que pedir ayuda. No solo a nivel externo, sino también dentro de la propia empresa.

Comunicar tu estado de saturación y solicitar que te ayuden no es una mala señal. Levantar la mano para pedir ayuda puede ser la solución a tu problema. En este aspecto, cabe decir, que saber decir que “no” es importante, ya que te evitará excesos de obligaciones que te podrían causar una sobrecarga que terminaría convirtiéndose en una sensación de ansiedad y estrés indeseada.

4.- Definir claramente los roles

Uno de los factores que puede favorecer la aparición de esta fatiga crónica es, como ya hemos mencionado con anterioridad, el exceso de trabajo continuado. En este aspecto, la definición clara de los roles puede evitar esa sobrecarga.

Al delimitar claramente lo que le corresponde a cada profesional y poner límites sobre la banda de trabajo se genera una seguridad o control sobre el día a día que alivia cierto estrés. Habrá menos confusión en el equipo y mejor dinámica de trabajo.

5.- Mantener la motivación

Otra pregunta que se hace Kris Rearic para detectar las posibles causas de esta patología es: ¿todavía me apasiona mi trabajo? La respuesta te dará pistas para entender este burnout por el que estás pasando.

Si realmente no estás satisfecho en tu actual empleo, puede producirse la tan temida infelicidad. Esta no viene sola, sino que desencadena una serie de sensaciones que dan lugar a más estrés y ansiedad. Por eso es importante conocer lo que supone una alegría profesional para ti.

De esta forma la motivación diaria a la hora de enfrentarte a la jornada será como la del primer día. Rendirás más y cuando se plantee algún tipo de problema o de exceso de trabajo puntual lo afrontarás de una forma más positiva.

Además, para mantener la motivación tienes que recordar cuáles son tus objetivos a nivel profesional. Y cuando los consigas, valórate y prémiate por ello.

Otro cambio de actitud que te puede ayudar a superar el burnout en tiempos de covid es ser más optimista. Rodéate de compañeros y dinámicas que te aporten positividad y cambiará tu estado de ánimo a la hora de trabajar.

6.- Work-life balance

El trabajo es una actividad que ocupa bastante parte de tu vida. No es fácil, por ello, lograr un equilibrio entre la vida personal y profesional en un mundo laboral que cada vez es más impredecible. En este reto, la tecnología ha supuesto una barrera para la desconexión.

Es muy común que te llamen o consulten dudas fuera de tu horario laboral o incluso que tú mismo estés consultando los correos que te envían mientras vas en el metro o cuando llegas a casa. Y es muy importante tener un buen work-life balance, por eso debes tomar la iniciativa de desconectar. Lograrlo es clave para que en tus horas de trabajo rindas al máximo, y fuera de ellas disfrutes de verdad de tu tiempo libre.

  • Apóyate en el deporte, en el tiempo en familia o con amigos y con tiempo para ti mismo. Haz hueco en la agenda para estas actividades y comienza a desconectar. Que formen parte de tu rutina diaria al igual que lo hace tu agenda laboral.
  • Tómate tus vacaciones, son una necesidad. Así desconectarás y recargaras energías. Parece una obviedad, pero es esencial tomarte estos días libres para mejorar tu productividad y tu concentración.
  • Y algo que, incluso, puedes implementar ya, son los descansos breves a lo largo del día. Nadie está diseñado para estar 8 horas seguidas delante de un ordenador, por eso tomarte un ‘break’ te generará un bienestar mental extra y tendrá un impacto directo en tu productividad.

No es raro que llegues a pasar por un período de burnout a lo largo de tu vida profesional, pero logrando identificar los síntomas con antelación y teniendo un plan de acción, podrás salir de la situación con un gran aprendizaje y con nuevas perspectivas que te hagan crecer a nivel profesional.

¡Desde Randstad te ayudamos a afrontar todos tus retos! Activa las notificaciones de Tendencias 360 y síguenos en nuestras redes sociales para no perderte nuestros consejos.