algo-mas-madrid-880.jpg
Amuda Goueli y Enhamed Enhamed, los protagonistas de algo+ by Randstad en Madrid
El hotel Meliá Castilla de Madrid fue el escenario elegido para la última gala del congreso algo+, organizado por Randstad en colaboración con la Fundación Lo Que De Verdad Importa (LQVDI).

Se trata de una iniciativa enfocada en la transmisión de valores como el optimismo, la perseverancia, la superación o la disciplina, entre otros, con el objetivo de implantarlos en los empresarios y directivos de cada región.

Los protagonistas de la jornada fueron el deportista de élite Enhamed Enhamed y el empresario Amuda Goueli, fundador y CEO de Destinia.com.
Ángeles Tejada, directora general de Public Affairs de Randstad, se encargó de dar la bienvenida a todos los asistentes, y les emplazaba a “relajarse y dedicarse un tiempo para la inspiración”.
Conceptos como compartir, vivir o experimentar estuvieron presentes en una sala que contuvo la respiración durante cerca de dos horas. Antes de dar paso a Goueli, Tejada quiso explicar a los presentes la nueva web de “valores” que Randstad lanzará dentro de muy poco.
‘La creatividad me sirvió para sobrevivir y ahora me sirve para crecer’
Amuda Goueli, actual CEO y fundador de Destinia.com, comenzó su ponencia explicando su infancia. Con 5 años tenía que realizar entre tres y cuatro kilómetros cada mañana para ir a buscar agua. Una rutina que repetía cada noche cuando se iba el sol y bajaba la temperatura.
“Veía barcos pasar, y quería saber dónde llegaban”, rememoró Goueli, que decidió viajar a El Cairo “para empezar una nueva vida”.
amuda-goueli-algo-mas-madrid-2015.jpg

Amuda Goueli durante su intervención en algo+ Madrid


Tras varios trabajos de menor interés, como repartir periódicos o colaborar en diversos supermercados, Goueli aterrizó “en la mejor escuela de negocios del mundo”, el zoco de El Cairo. Allí aprendió a conocer a los clientes, a analizar sus gestos y su aspecto. Allí aprendió a tomar decisiones sobre el negocio en cuestión de segundos, una práctica que más tarde le reportaría amplios beneficios.
Su siguiente empleo, como vendedor de libros de segunda mano, despertó su curiosidad por aprender español, y también en este punto demostró su creatividad. Quería leer ‘El Quijote’, pero no conocía el idioma. Tras un año de clases en el Centro Cultural Español de El Cairo, le concedieron una beca para estudiar tres meses en Madrid. Para perfeccionar el idioma, tuvo que acudir al Centro Cultural Ruso.
“Madrid fue un shock. Me marcó tanto que decidí viajar pero, como no tenía dinero, fui primero a los países más cercanos”, explicó Goueli. En uno de ellos conoció a su actual socio. Tras unos años con caminos separados, el destino les volvió a reunir en Madrid. Goueli comenzó su especialización en programación y nuevas tecnologías, creando varias webs y dominios que les aportarían capital en un breve espacio de tiempo.
Fundó Destinia.com, y volvió a echar mano de su creatividad para expandirse. “La creatividad me sirvió para sobrevivir. Ahora me servirá para crecer”, se dijo.
Tras ponerse en contacto con una empresa que realiza viajes al espacio, consigue firmar un acuerdo que le lleva a las páginas de los periódicos, a las principales emisoras e, incluso, a la televisión. “Tuvimos un retorno de 200.000 euros con una inversión de 0 euros”, recordó.
Una foto de una niña en las calles de la India le hizo replantearse su situación. “Si un día te crees que todo es un derecho adquirido, es el principio del final”, pensó en aquel momento. Antes de bajarse del escenario, con una foto de sus amigos de la infancia de fondo, dio un último consejo al público: “nunca nos olvidemos de nuestros orígenes; si lo hacemos, estamos acabados”.
‘El destino no es más que un resultado’
Enhamed Enhamed ha sido capaz de batir sus propios límites en numerosas ocasiones. Se ha superado a sí mismo una y otra vez, y siempre ha tenido capacidad de reinventarse y volver a llegar un metro más lejos, una décima de segundo antes, y todo ello acompañado de una sonrisa.
Un desprendimiento de retina por una enfermedad congénita provocó que se quedase ciego a los ocho años.
enhamed-enhamed-algo-mas-madrid-2015.jpg
Enhamed Enhamed durante su intervención en algo+ Madrid


"Los miedos no nos permiten actuar”, explicó Enhamed. Él participó en su primer Mundial, en Argentina, a los 15 años, y con 17 ya ganaba medallas olímpicas. En concreto, dos bronces en Atenas. En la siguiente competición, mejoró ostensiblemente, “pero sentía que me faltaba algo. A medida que vamos creciendo, somos capaces de hacer mucho más”.
Pasó un periodo de crisis provocado por diversas situaciones tanto personales como profesionales. “Podía dar mucho más de mí. Estaba viviendo la vida de un ciego amateur”, bromeó. “El objetivo era pensar en quién me tenía que convertir para llegar a superarme”.
Decidió batir el récord del mundo, algo que consiguió lograr en el Mundial de Brasil, y se marcó como reto conseguir cuatro oros en los Juegos Olímpicos. Para ello, modificó su actitud, ya que “la risa es mágica. Para poder mejorar mentalmente necesitaba cambiar algunos hábitos y visualizarlo previamente, pues el hábito se convierte en carácter”.
Sus objetivos después pasaron a cotas más ambiciosas, como acabar un Ironman, una prueba en la que invirtió 13 horas y 53 minutos. “Siempre puedes dar un paso más, no sabes dónde está la referencia que lo cambiará todo”, explicó, antes de despedirse con un último consejo: “el miedo sólo es una emoción que nos dice que no estamos preparados”.
La cuarta edición de algo+ ha contado con más de 1.200 asistentes y ha recorrido seis ciudades de la geografía española: Vigo, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Zaragoza y Valencia, antes de bajar el telón en Madrid.
Con estos eventos Randstad ha difundido testimonios únicos de liderazgo y motivación en el tejido empresarial nacional para que los líderes de las tomas de decisiones puedan afrontar de una manera positiva y adecuada su futuro personal y profesional.

​​