Al hablar de Big Data nos referimos a un conjunto de datos complejos, cuyo tamaño, complejidad y velocidad de crecimiento dificultan su análisis. Por este motivo, los analistas de datos o Big Data Analyst son tan importantes, ya que ayudan a interpretar un amplio volumen de información, obteniendo datos muy precisos para implementar nuevas estrategias, algo que en el sector farmacéutico está favoreciendo la evolución de los medicamentos. Gracias al avance 2.0, los profesionales del Big Data van ganando terreno con el objetivo de crear fármacos más precisos, más eficaces y con menos efectos secundarios.

El avance de las nuevas tecnologías está favoreciendo que las empresas apuesten cada vez más por la innovación y busquen perfiles profesionales digitales. Según el informe The State of the Biopharmaceutical Industry – 2019, de la compañía de estudios y análisis GlobalData, el Big Data ha sido la tecnología que mayor impacto ha tenido en la industria farmacéutica en 2019, algo que persistirá también a lo largo de este año. Y no es extrañar, ya que potenciar el I+D permite obtener nuevos enfoques que den mejores resultados.

Si bien la adopción del Big Data ha sido lenta en la industria farmacéutica respecto a otros sectores, se ha ido incrementando poco a poco su presencia, favoreciendo, concretamente, el sector de la salud. En este sentido, la incorporación de profesionales especializados en el análisis y la interpretación de un gran volumen de datos para desarrollar nuevas estrategias está contribuyendo de manera muy positiva en los pacientes, pues permite elaborar un plan de tratamiento personalizado para cada uno de ellos, según sus necesidades específicas.

Apostar por el Big Data está ayudando a la elaboración de fármacos mucho más precisos, más eficaces y con menos efectos secundarios.

Estos profesionales contribuyen a lo que se conoce como medicina de precisión, o medicina personalizada, ya que mediante la obtención de datos y el análisis de los mismos es posible adaptar el diagnóstico y el tratamiento a seguir en función de las características de cada paciente y sus particularidades. En el caso de las enfermedades raras, concretamente, es algo revolucionario, pues con el tiempo permitirá combatirlas con tratamientos más efectivos.

Así pues, si bien se trata de un proceso largo, merece la pena, pues la precisión del diagnóstico previo permite obtener después resultados más efectivos.

El I+D es esencial en la industria farmacéutica

Apostar por el I+D en el sector farmacéutico es la vía para poder desarrollar productos más innovadores que se adapten a las necesidades actuales. Es por este motivo, que este es el sector industrial que mayor gasto empresarial realiza en I+D, según el informe El valor del medicamento desde una perspectiva social, elaborado por Farmaindustria.

Esto es clave para que los profesionales cualificados y con amplias habilidades digitales puedan seguir investigando con el fin de desarrollar nuevos fármacos. En definitiva, habilidades del Big Data Analyst como el análisis de datos, la planificación y gestión de estrategias proporcionan grandes beneficios al sector farma, pues permite el desarrollo de algoritmos predictivos para diseñar medicamentos más concretos que permitan soluciones más eficientes en el campo de la salud.

¿Necesitas analistas de datos para hacer frente a todos estos retos? En Randstad, ¡te ayudamos!