msd.jpg
MSD Animal Health tiene una planta de producción en Salamanca que cuenta con 254 empleados y se dedica a la producción de vacunas para salud animal, fabricando más de 90 referencias para aves, rumiantes, peces y cerdos, y exportando productos a 50 países.

Su Departamento de RRHH está compuesto por el director de RRHH de la Planta y un servicio de outsourcing de soporte en las labores transaccionales. Esta estructura tiene el apoyo de la central de RRHH sita en Madrid.
En la Planta, RRHH se encarga de la implantación de las políticas de la compañía, la gestión de las herramientas que ésta tiene en materia de RRHH, asesoramiento en materia salarial y también se encarga de realizar y coordinar actividades de coaching hacia los managers, además de las relaciones sindicales con todo lo que implica en cuanto a negociaciones, acuerdos, información, etc.

“Escuchar a nuestros clientes internos, es decir todos los trabajadores, y estar enfocados a proporcionarles las mejores condiciones de trabajo que podamos ofrecer”​

Dada la propia idiosincrasia de la Planta, la comunicación con todos los empleados que trabajan en la misma es una de las prioridades de RRHH para poder hacerles llegar todas las informaciones que pueden ser de interés tanto para el desarrollo de su trabajo diario como para dar a conocer la cultura corporativa y los planes de la compañía.
Tal y como asegura Federico Tresierra, Associated Director, HR Business Partner de la Planta, su política de gestión de personas se basa en: “Escuchar a nuestros clientes internos, es decir todos los trabajadores, y estar enfocados a proporcionarles las mejores condiciones de trabajo que podamos ofrecer”.

“El resultado que hemos conseguido es dotar de transparencia la gestión de la Planta, así como lograr unos altos niveles de implicación y, por lo tanto, de motivación de todos los trabajadores”​

Fruto de esta filosofía de trabajo es el sistema de comunicación establecido en la Planta. “Tenemos reuniones diarias a todos los niveles de la plantilla, reuniones en las que se escalan los problemas hasta que llegan a la Dirección y, paralelamente, cada dos meses reunimos a toda la plantilla para hacer una reunión general y que las personas puedan expresar sus dudas o cuestiones que tengan importancia para ellas”, explica Tresierra.

“En estas reuniones explicamos todos los datos numéricos de la planta, así como proyectos e incidencias más importantes”, resalta; y afirma que: “El resultado que hemos conseguido es dotar de transparencia la gestión de la Planta, así como lograr unos altos niveles de implicación y, por lo tanto, de motivación de todos los trabajadores”.
En este sentido, destaca que: “Todos los años la compañía realiza una encuesta llamada ‘La voz del empleado’ y las valoraciones obtenidas por los trabajadores de la Planta de Salamanca han sido muy positivas este año, con lo cual en la Planta estamos muy contentos con el camino emprendido y en nivel de motivación alcanzado por nuestros empleados”.​

​​​​