entrevista Carlos Calleja | Eurotaller
Carlos Calleja, director de EuroTaller

 

Los EuroTalleres aportan actualmente más de 4.000 empleados, a los que se unen 32 coordinadores de red regionales; un departamento técnico, que da soporte y formación a la red y que son 26 personas más, y las personas de dirección y servicios centrales, otros siete colaboradores más.

 

¿Qué tipo de perfiles profesionales podemos encontrar en la empresa?
En los talleres, tenemos perfiles más técnicos, como mecánicos especializados en electromecánica, chapa, pintura, neumáticos, etc. y perfiles más gerenciales o administrativos en las áreas de recepción y oficina. Los coordinadores tienen un perfil técnico-comercial. Asimismo, en nuestro departamento técnico, disponemos de técnicos de alto nivel de cualificación, y en servicios centrales, los perfiles son más diversos, en función de las áreas de las que nos ocupemos.

 

Pese a funcionar como micropymes, los talleres de la red comparten una filosofía empresarial y unos valores. ¿Qué valores son esos?
Tenemos todos muy claros esos valores: calidad, cercanía e innovación son las marcas de la casa.

 

¿A través de qué herramientas logran alinear a los empleados con esos valores?
Tenemos varias herramientas para intentar alinear criterios y tener una comunicación fluida y uniforme con toda la Red. La principal es nuestra plataforma online interna, GNM. A través de ella estamos conectados a diario con los talleres, con todas las gestiones, comunicaciones e iniciativas que llevamos a cabo y donde están integradas distintas aplicaciones, como la de auditorías, donde monitorizamos más de 300 parámetros en cada uno de nuestros asociados. Con esta herramienta GNM impartimos también videoformación tutorizada en tiempo real.

También tenemos reuniones, tanto regionales como nacionales, para compartir impresiones y eventos, como el concurso Europremium, donde, además del resultado de las auditorías, nuestros proveedores de recambios y la prensa del sector valoran y votan a los diez mejores talleres cada año, premiando el compromiso con los valores de la Red.

 

Uno de los elementos que se evalúan es cuán implicados están los empleados en materia de prevención de riesgos laborales. ¿Qué papel juega la salud y seguridad laboral dentro de la compañía?
En nuestros talleres, como en cualquier otra empresa, la prevención de riesgos laborales tiene un papel muy importante, al tratarse además de empresas en las que se está realizando una actividad que puede conllevar riesgos físicos al manipular un elemento tan potencialmente peligroso como es un vehículo.

 

¿Qué valor le dan, por otro lado, a las acciones sociales, teniendo en cuenta que se encuentran en un sector con una notable incidencia en el medio ambiente?
Es algo con lo que también estamos muy concienciados y somos firmes defensores desde hace tiempo de la labor social del taller. Al final somos los responsables de que los vehículos que circulan estén correctamente mantenidos y de reducir así el número de accidentes, que afectan nada más y nada menos que a la vida de las personas. Muchas veces, cuando valoramos a un taller, no tenemos en cuenta esta labor social que desempeñan ni la responsabilidad profesional que se adquiere.

 

Una de las iniciativas de RSE que han capitaneado este 2016 es la de “Kilómetros por sonrisas”, junto a Fundación Theodora. ¿Cómo surgió la idea?
Surgió de la manera más natural. Dentro del plan de posicionamiento de imagen de la marca EuroTaller hace un par de años, teníamos clarísimo que queríamos asociarla a valores distintos a los del ámbito estrictamente laboral como la solidaridad y el deporte. Como un grupo de los responsables de la Red éramos corredores y conocíamos la magnífica labor que la Fundación Theodora hace con los “peques, nos dijimos “¿y por qué no intentar juntarlo y promover estos dos valores con una misma iniciativa?” y, como las mejores cosas en la vida, surgió sin quererlo una de las mejores iniciativas que hemos tenido en nuestros 18 años de recorrido.

Iniciativas posteriores, como la Jornada de Voluntariado, que llevamos a cabo en diciembre, trabajando directamente con los niños en el hospital, han dado una dimensión más allá al proyecto y la experiencia por parte de los talleres que han participado en ella ha sido absolutamente memorable y nos anima a seguir creciendo en esta línea.

 

Finalmente se sumaron a la iniciativa 60 talleres de la red. ¿Qué balance hacen?
Extremadamente positivo. Ha superado nuestras expectativas y los talleres se están involucrando con una pasión que emociona, ¡y esto no ha hecho más que empezar! Además, estamos siendo capaces de mover y motivar a distintos colectivos fuera de nuestro ámbito profesional, lo que hace que nos sintamos mucho más orgullosos aun de la labor de concienciación y ayuda que estamos llevando a cabo.

 

¿Cree que esta acción ha revalorizado a sus empleados como profesionales?
Los ha revalorizado como personas, que es lo que perseguíamos con esta iniciativa. Si tu empresa contribuye a que te involucres con una labor social, el beneficio personal que eso conlleva, lo que te llena, lo que te reconcilia contigo y los demás, lo que te dan las sonrisas de esos niños… no se puede medir con nada.

 

¿De qué otras palancas se valen a la hora de cuidar del compromiso y motivación de sus empleados?
Aparte de todas las ya expuestas y un plan de formación técnica exhaustivo y del más alto nivel del sector, trabajamos mucho un plan de formación en todas las áreas no técnicas del taller: gestión, comercial, atención al cliente, gestión del equipo… Y sobre todo, trabajamos mucho en no parar de innovar para dotar a todos los talleres de nuevos servicios que ofrecer al mercado, de manera que estén orgullosos, motivados y comprometidos con EuroTaller porque tengan el convencimiento de que aquí forman parte de un gran equipo que trabaja todos los días para ofrecer lo mejor y más innovador a sus clientes.