Casilda Díaz, fundadora y directora general de Stone
Casilda Díaz, fundadora y directora general de Stone

Un viaje fue el ‘culpable’ de que Casilda Díaz fundara en 2014 Stone, una firma que une tradición y diseño, que cuenta con más de 40 puntos de venta en todo el mundo y cuya tienda online, donde se presentan las colecciones temporada tras temporada, es uno de sus pilares.

 

¿Cuántas personas conforman el equipo de Stone actualmente?

Somos cuatro personas en plantilla y contamos con varios freelances que nos ayudan con proyectos puntuales. Las fijas, por así decirlo, somos Nina, responsable del mercado online y que se encarga tanto de la tienda propia como de vender nuestros productos en retailers online y marketplaces; Clara, que se ha incorporado hace poco a la empresa y es la mano derecha de dirección; Gonzalo, socio de la empresa y asesor estratégico; y servidora, cuyo puesto defino como Dirección General. En concreto, me encargo de realizar las colecciones, del contacto con proveedores, del canal multimarca, de las colaboraciones y de las finanzas, además de dirigir y de dar apoyo al resto del equipo con sus proyectos. 

 

¿Qué valores conforman su cultura corporativa?

En Stone creemos en la comunicación honesta y perseguimos la excelencia a través de la mejora continua. Nos gusta tener una conducta ética responsable y creo que este valor hace que el sentimiento de pertenencia sea mayor. El respeto mutuo y la humildad son fundamentales para el trabajo en equipo. 

 

La sostenibilidad es uno de los elementos de su ADN. ¿Cómo hacen partícipes a sus empleados de esta variable?

Siempre que empezamos un nuevo proyecto o ponemos encima de la mesa una nueva idea nos hacemos las preguntas “¿es sostenible?” y “¿cómo podríamos hacerlo de forma más sostenible?”. Y así nos aseguramos que todo proyecto tenga su ingrediente de sostenibilidad, independientemente de quien lo lidere. 

 

La firma navega entre la innovación y la tradición. ¿Es así, también, en la gestión del día a día del equipo?

Sí, totalmente. No solo en la gestión diaria del equipo, que podemos estar trabajando a distancia durante una semana, como pasarnos dos días enteros en una misma mesa trabajando en equipo. También hacemos muchas tareas diversas que nos mantienen viviendo entre la innovación y la tradición. Por ejemplo, podemos estar toda una mañana analizando logaritmos y métricas online y pasarnos una tarde entera escribiendo notas a mano que nos piden nuestros clientes que compran regalos en la tienda online. Nos encanta este equilibrio entre innovación y tradición. 

 

¿Qué requisitos debe cumplir el candidato que desee sumarse al proyecto?

El candidato que quiera sumarse al proyecto debe ante todo creer en él. Me gusta contar con personas que tienen una visión a largo plazo y que quieran crecer profesionalmente a medida que crece la empresa. Me gustaría que las personas que empiecen en el proyecto se queden por mucho tiempo en la empresa y que dentro de 10 años miremos atrás y estemos todos orgullosos de lo que hemos construido juntos. En este aspecto soy muy romántica y pasional. Me gusta que las personas del equipo se impliquen al igual que yo quiero implicarme en su desarrollo profesional y personal. 

 

¿Qué opciones de desarrollo pone Stone al alcance de sus empleados, en ese sentido? 

Las opciones de desarrollo son infinitas. Estamos en una fase tan inicial que creo que las personas que forman parte del equipo tienen muchas posibilidades de desarrollar su carrera tanto como ellas quieran dentro de la empresa. Siempre suelo preguntar en las entrevistas: ¿qué se te da bien hacer y qué te divierte hacer? Creo que es importante que las personas disfruten al menos con el 80% de sus tareas y responsabilidades para que las hagan bien. Si las hacen bien, se sentirán satisfechos, la empresa funcionará bien y todos estaremos felices. Si estás feliz no tienes por qué querer cambiar. Por eso me gustaría crear una larga historia con las personas que se incorporan a la marca. 

 

¿Es la movilidad internacional una de esas opciones, sabiendo que cuentan con más de 40 puntos de venta repartidos en 12 países? 

¡Claro! El día que necesitemos contar con alguien en el extranjero lo primero que haré será preguntar al equipo si alguien quiere tomar el nuevo puesto. Creo que tanto para el empleado como para la empresa sería muy interesante. 

 

¿Qué otros elementos conforman la employee experience de la compañía? 

Creo que las experiencias que vivimos en Stone son muy variadas, divertidas y enriquecedoras. Todos estamos implicados al 100% y, como somos pocos, tenemos que acompañarnos mucho entre nosotros. Esto hace que un día estés en Paris presentando la colección, otro estés preparando un pop up store a pie de calle o que estés de viaje por Oriente en búsqueda de un nuevo tejido. ¡Es apasionante!

 

¿A qué retos cree que deberá enfrentarse en el corto plazo? 

Personalmente, me satisface enormemente que existan personas que hayan apostado por este proyecto y que hayan tomado la decisión de formar parte de él, se lo agradezco mucho. Por ello, mi reto a corto plazo es hacer que estas personas estén contentas, den lo mejor de sí mismas y puedan desarrollarse profesional y personalmente en Stone.