Cinco retos del sector retail

Tiempo de lectura: 5 minutos.

El sector del retail ha sido uno de los grandes afectados por una pandemia que todavía se alarga en el tiempo, por lo que está obligado a evolucionar a otros estilos de trabajo. Pero, ¿cuáles son los principales retos que tiene por delante?

Restricciones sanitarias

La pandemia va a perdurar en la memoria de toda la sociedad por muchos motivos, uno de ellos, las restricciones sanitarias que, semana tras semana, fueron variando e hicieron temblar cada lunes a los distintos establecimientos y negocios que podrían verse afectados por dichas medidas. Por tanto, y teniendo en cuenta que la pandemia puede alargarse pese a la buena respuesta de la población en materia de vacunación, uno de los principales retos de los ‘retailers’ será adaptarse y estar precavidos para las restricciones sanitarias que puedan aparecer en determinados momentos, siempre definidos por la evolución de la pandemia.

De esta forma, lo que va a mantener a estos comercios a un nivel de ventas estable, sin grandes pérdidas, será la tecnología y generar seguridad en los establecimientos, para que así la población se sienta segura a la hora de acudir al negocio y poder comprar con tranquilidad y sin riesgo.

Innovación

Uno de los retos más visibles para el sector es el de la tecnología. Los meses de confinamiento obligaron al consumidor a adaptarse a una forma de comprar distinta a la que realizaban antes, por lo que los negocios minoristas deben adaptarse a las características del contexto post pandémico, que se ha convertido en más competitivo. En este sentido, una de las acciones clave será poder intervenir estratégicamente en las distintas etapas que el consumidor recorre hasta la decisión final de compra del producto. Ya no se trata solo de poseer herramientas digitales que puedan acercar el producto al consumidor, sino que es necesario innovar en tecnología con tal de conseguir más consumidores además de los que ya se tenía, pues los consumidores actuales cada vez más consultan diversas fuentes con información sobre lo que quieren adquirir y, de esta forma, pueden verse influenciados o no por distintos comercios.

E-commerce

Las cifras de comercio digital han subido durante 2021 y todo apunta a que seguirán haciéndolo en 2022. Según un estudio de IAB Spain, hasta 25,8 millones de españoles, el 76% de los internautas, ya son compradores online. Unos usuarios de ecommerce que compran 3,8 veces por mes, tres décimas más que en 2020 y un punto por encima de las cifras prepandemia en 2019. Para mantener estas cifras, e incluso aumentarlas, las empresas deberán poner de su parte. La seguridad y protección de los datos personales es uno de los aspectos más importantes para los compradores online. Hasta un 62% asegura que les gustaría contar con más herramientas de control de su información personal y un 71% de los compradores online hablan de la necesidad de contar con pagos simplificados y una forma de pagar los productos de manera rápida y cómoda, ya sea con tarjetas de crédito, Bizum o PayPal, entre otras.

Personalización

El retail físico no está muerto, ni, aunque la tecnología se abra paso y las ventas online puedan superar las físicas. Pero, para mantener estos negocios que, gran parte de la población sigue prefiriendo (los clientes prefieren poder ver los productos en persona a comprar a ciegas), las tiendas físicas necesitan transformarse. Es necesario trabajar en la fidelización de aquellos clientes que siguen priorizando la compra física, en torno a una experiencia diferencial. Así, cada vez se ve más que el consumidor tenga un dependiente que le guie y ayude en torno a sus compras para hacer la experiencia lo más gratificante posible.

Empleo

Gracias a que, tras la pandemia, el ecommerce ha cobrado realmente importancia en el sector retail, las empresas se están viendo en la necesidad de aumentar las plantillas para hacer frente al aumento de demanda que se está generando, sobre todo, en la compra online. En esta línea, la IEBS Business School ha publicado los puestos de trabajo, generalmente del ecommerce, que tendrán más éxito en 2022: analistas de negocios, expertos en pago por clic, el tradicional representante de servicio al cliente, desarrolladores web, gestor de pedidos, gerente de proyectos, especialista en marketing, asistente virtual, ecommerce producto manager, y redactor de contenido SEO.

Todos estos perfiles y más tienen su hueco en Randstad, la empresa de Recursos Humanos número uno en España, que acerca empresas y empleados en base a las necesidades de unos y otros.