5 retos recuperación sector automóvil

Tiempo de lectura: 6 minutos.

La pandemia y sus consecuencias económicas han impactado de lleno en muchos sectores durante estos casi dos años que dura. Ahora que la economía parece tomar rumbo hacia la recuperación, surge la duda de si uno de los motores de nuestra economía y una de las industrias más innovadoras y de mayor valor añadido, la del automóvil, podrá volver a cifras previas a la pandemia de una manera más o menos dinámica.

A la industria del automóvil no solo le ha perjudicado la pandemia, también se está viendo afectada por la escasez de microchips que ha puesto en jaque a muchas empresas e industrias durante el 2021 y que, de no resolverse, podrá ser un lastre también durante el año 2022.

Este sector se enfrenta a retos de cara al año que viene, el que ya se ha denominado como el de “la recuperación económica”. Pero, aunque algunos de estos retos ya venían de más atrás, hay otros que se han ido incorporando tras la irrupción de una pandemia que ha obligado al mundo entero a parar. ¿Cuáles son estos retos? Te los explicamos.

1.- Sostenibilidad

Ha sido, y sigue siendo, uno de los principales retos para la industria. No solo porque tiene la responsabilidad de contribuir a una economía más eficiente y responsable como el resto de los sectores, sino también por las estrictas normativas que el sector debe cumplir, tanto españolas como comunitarias.

La búsqueda de la movilidad automovilística libre de emisiones es un constante reto. De hecho, todos los países están diseñando este futuro libre de emisiones, por tanto, el sector automovilístico debe prepararse cuanto antes para este escenario y no esperar a que las normativas hagan lo suyo.

2.- Tendencias de consumo

Como bien se ha visto, con la pandemia, el comportamiento de los consumidores ha cambiado. Y esto no solo afecta a la hostelería o el retail, también a la industria del automóvil. La sociedad es cada vez más exigente y tiene más información, por lo que ya no se conforman con cualquier producto, buscan el más sostenible y eficiente. Además, y en base al primer reto, hay que tener en cuenta que existe una mayor conciencia con respecto al medio ambiente, por lo que apuestan por una movilidad con el menor impacto posible, por lo que la industria debe ser capaz de ofrecer este tipo de alternativas si no quieren seguir sufriendo pérdidas en 2022.

3.- Nuevas tecnologías

Como no podía ser de otra manera, toda mejora actual va a tener como protagonista a la tecnología, y en esto la industria del automóvil no puede quedarse atrás. En primer lugar, ya Randstad avisaba de la importancia de la automatización y la robotización, tendencia bastante consolidada en el sector. Por otra parte, la innovación en los vehículos sigue creciendo en los últimos años y, por tanto, aquellas compañías que no estén al día en las novedades pierden oportunidades. Respecto al cliente, siempre va a ser necesario atraer y fidelizar consumidores, empleando herramientas digitales y aportando aquella seguridad y novedad que desean.

4.- Renovación del parque automovilístico

Tras una caída del 33% en las matriculaciones en 2020, el año de la pandemia, que obligó a muchas personas a quedarse en casa y, por tanto, afectó a la compra de automóviles, en 2021 no se ha visto una gran mejora. Si bien los datos, a fecha de octubre, se encontraban 8 puntos porcentuales por encima de los datos de la pandemia, todavía no han sido capaces de alcanzar las cifras de antes del coronavirus.

Por esto, ya se pedía en su momento una renovación del parque automovilístico, abandonando el antiguo modelo y cambiándolo a uno más sostenible y eficiente. Una iniciativa necesaria, ya que la reciente Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España, aspira a la plena descarbonización de la economía antes de 2050.

Además, desde la Patronal de Concesionarios Facauto se pide que el impuesto de matriculación, que ha sido reducido hasta final de año para, más o menos, el 70% de los coches, se mantenga todavía en enero, porque las ventas de nuevos vehículos siguen cayendo.

5.- Empleo

Evidentemente, sin trabajadores no hay nada de lo expuesto anteriormente. Esta industria siempre ha destacado por la necesidad de mano de obra cualificada y con un talento especializado en el sector. Actualmente, también se suman las habilidades y competencias en las nuevas tecnologías.

En Randstad somos conscientes de las necesidades de la industria automovilística en esta situación tan compleja, por lo que somos capaces de ofrecer el mejor talento, con los conocimientos necesarios y con total disponibilidad para que las empresas puedan marcar la diferencia y aprovechar las oportunidades que les ofrece la recuperación.