Las claves de una empresa unicornio

Este tipo de compañías resultan muy atractivas para los inversores por centrarse en nichos de negocio sin explotar o con poca competencia.

22 Ago 2016

 

empresas unicornio | 880

¿Alguna vez has oído hablar de las empresas unicornio? El concepto unicornio, aplicado en la jerga empresarial, hace referencia a aquellas compañías que consiguen un valor superior a los 1.000 millones de dólares en su etapa inicial.

Precisamente por sus connotaciones mitológicas, esta palabra explica que, por fantástico que parezca –solo el 10% de las startups alcanzan los 3 años de vida-, algunas empresas han logrado conseguir este objetivo gracias al impulso de las tecnologías y el auge de las redes sociales.
Aunque alcancen un gran valor en el mercado, este tipo de compañías -que ya superan la centena en todo el mundo- no tienen por qué obtener beneficios, ya que suelen contar con un cash flow (diferencia entre los cobros y los pagos durante un periodo determinado) negativo. Sin embargo, resultan muy atractivas para los inversores al ocupar grandes nichos de negocio que se encuentran aún sin explotar o con poca competencia. 
No obstante, lo que para muchos entra dentro de la normalidad, teniendo en cuenta las enormes magnitudes que maneja el mercado actualmente, para otros supone una amenaza fundamentada en las dudas que generan sobre su viabilidad, lo que podría acabar con el estallido de una burbuja tecnológica.
Pero… ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Dónde están los límites entre lo onírico y la realidad?  A continuación, te contamos qué elementos caracterizan, principalmente, una empresa unicornio.
Las claves de una empresa unicornio
Aileen Lee, especialista en capital de riesgo, fue quien utilizó la palabra unicornio por primera vez para referirse a este tipo de compañías a finales de 2013. Desde entonces, el mundo efervescente de las startups parece haber cambiado por completo.
En cualquier caso, ¿qué características debe cumplir una empresa para denominarse unicornio? Con el tiempo, este concepto se ha ido enriqueciendo, lo que ha ayudado a obtener una definición mucho más concreta asentada sobre una serie de pilares:
  • 1. Contar con financiación privada y no cotizar en Bolsa: Deben constituirse con capital 100% privado, atraer talento y dinero a un determinado territorio. Facebook, por ejemplo, era uno de los referentes en empresas unicornio hasta que decidió hacer efectiva su salida a Bolsa.
  • 2. Inicio de la actividad desde hace menos de 10 años: Este concepto corresponde a empresas jóvenes que aún se encuentran dando sus primeros pasos y son capaces de crear nuevas necesidades.
  • 3. Estar muy vinculada a las redes sociales: Dado al momento en el que aparecieron, han sabido impulsarse aprovechando el auge de las nuevas tecnologías y las redes sociales.
  • 4. Formada por equipos jóvenes: La media de edad de las personas que trabajan en este tipo de empresas es baja: ronda los 34 años.
  • 5. Tener una valorización de más de 1.000 millones de dólares sin haber sido comprada por otra compañía: Esta es, quizá, la característica más representativa. Cuando Aileen Lee acuñó el término “unicornio” para hacer referencia a estas empresas, contabilizó tan solo unas 40 sociedades valoradas en más de 1.000 millones de dólares. En este tiempo, el número de empresas unicornio ha crecido un 3.000%.
  • 6. Experimentar un acelerado crecimiento de su valor financiero: Se trata de startups que consiguen una gran acogida por parte de los usuarios y generan un gran valor en muy poco tiempo.
  • 7. Otro punto a tener en cuenta es el de que sea una empresa disruptiva.


Uber y Airbnb son dos ejemplos de liderazgo en sus respectivos nichos, aún sin contar con activos tangibles
: han conseguido cambiar el mundo de los transportes y el sector hotelero sin ser dueños de vehículos ni alojamientos, respectivamente.

Es España, ambas empresas han planteado un serio conflicto dada la coyuntura económica y la legislación vigente. Uber se ha erigido como el gran enemigo de los taxistas debido a su política de precios, hasta un 40% más bajos que los de los taxis. Aunque hace meses tuvo que retirarse del mercado español de forma temporal, recientemente ha regresado a Madrid adaptándose a la legalidad. ¿Cómo? Prestando el servicio exclusivamente con profesionales que cuenten con licencia VTC (Vehículo de Transporte con Conductor).
En el caso de Airbnb, hasta el año 2013, pocas eran las restricciones que impedían en nuestro país alquilar viviendas a turistas a través de este tipo de plataformas. Siempre y cuando, eso sí, se tributara por los ingresos. Desde entonces, han cambiado las leyes y ahora es cada comunidad autónoma la que marca los límites en estos asuntos, por lo que se ha generado confusión al respecto.
Según la revista Forbes, se espera que tanto Uber (valorada en 62 billones de dólares) como Airbnb (valorada en 25,5 billones de dólares) sigan los pasos de Facebook en un futuro inmediato y debuten como compañías que cotizan en Bolsa.
Xiaomi, Snapchat, Pinterest y Spotify, a la cabeza de las empresas unicornio
Desde hace dos años, y dado el auge de este tipo de compañías en todo el mundo, la revista Fortune publica un ranking con las empresas unicornio mejor valoradas de todo el mundo.
Además de las ya citadas, compañías como la china Xiaomi, con una valoración de 45 billones de dólares, Snapchat (16 billones de dólares), Pinterest (11 billones de dólares), Dropbox (10 billones de dólares) y Spotify (8,5 billones de dólares) se colocan a la cabeza de esta lista, que también completan conocidas compañías como la app Tango (1,5 billones de dólares), Evernote (1,2 billones de dólares) o Hootsuite (1 billón de dólares).
Hasta ahora, Estados Unidos -con foco el Silicon Valley- ha mantenido la supremacía en el número de creación de unicornios. Sin embargo, países como China o India aspiran a convertirse en grandes generadores de empresas de estas características, tal y como indican los registros de los últimos meses.
Mientras en Europa destacan algunos ejemplos como el de BlaBlaCar (Francia), SkyScanner (Escocia) o Delivery Hero (Alemania), en España aún no se encuentran casos de este tipo. ¿Cómo se explica esto?
Por un lado, los expertos señalan que se debe a cuestiones legales y de rentabilidad. Por otro lado, apuntan a la influencia directa de mecanismos que disminuyen el riesgo de las operaciones en el mercado americano, facilitando que allí sí puedan constituirse empresas unicornio.
Y, es que, aunque España es una gran fuente de grandes ideas y talento, el mercado no parece haber alcanzado la madurez suficiente como para contar -por el momento- con este tipo de startups tecnológicas.
¿Es posible que se sigan creando empresas unicornio en todo el mundo? ¿Se trata únicamente de una moda pasajera? Según las previsiones de los expertos, el número de estas compañías continuará en ascenso durante los próximos años, a la espera de conocer cómo evolucionarán en el mercado las que primero surgieron.