Tiempo de lectura: 6 minutos 

La crisis sanitaria del COVID-19 ha provocado una transformación en el mercado laboral, vinculada a la aceleración de la digitalización y la aparición de nuevas necesidades. La demanda de habilidades específicas está cambiando para lograr hacer frente a los retos de este nuevo escenario.

La capacidad de adaptación es lo que, en la actualidad, define a una empresa exitosa y marca la diferencia frente a su competencia. Disponer de un equipo sólido y capacitado, que cuente con las competencias necesarias para dar respuesta a las nuevas necesidades, es la clave del éxito.

La nueva normalidad también ha llegado a los procesos de reclutamiento y de selección de talento, el mercado laboral está comenzando a recuperarse y ahora es el momento de aprovechar esta oportunidad de cambio. Apostar por el mejor talento es el camino para impulsar tu actividad, y te damos las claves para conseguirlo. ¡Sigue leyendo!

Cómo ha cambiado la búsqueda de talento

La nueva normalidad ha cambiado las reglas del juego. Empresas y trabajadores han tenido que aprender a adaptarse a las necesidades del mercado, han tenido que reinventar su manera de trabajar y, en ocasiones, dar un giro en su negocio y en los productos o servicios que ofrecían.

Muchas empresas han empezado a ser realmente conscientes del potencial que tiene el talento con capacidades digitales de llevar a cabo su trabajo de forma remota y autónoma, un terreno que en España todavía tiene mucho por avanzar. Esta tendencia tiene un mayor impacto en sectores que operan en espacios como grandes oficinas, empresas tecnológicas, BPO o Call Centers.

Ha sido a raíz de esta crisis cuando muchas empresas han tomado conciencia de la necesidad de tener a un equipo formado en competencias digitales, capaz de adaptarse a entornos cambiantes de manera rápida y eficaz, o afrontar nuevos retos de manera autónoma.

Puede que, hasta la fecha, muchos empleadores hayan pasado por alto algunas de las capacidades y aptitudes de los candidatos que tal vez no eran prioritarias a la hora de desempeñar su tarea. Pero la realidad actual es totalmente diferente.

Las habilidades imprescindibles para afrontar nuevos escenarios

La clave para conseguir el mejor talento para tu organización reside en conseguir a los profesionales mejor capacitados, y en esa búsqueda debes ser consciente de qué es lo que necesitas realmente. Antes de embarcarte en el proceso de selección, ten la certeza de qué cualidades deben reunir tus profesionales para convertirse en el motor que impulse tu organización. ¿Sabes cuáles son las habilidades imprescindibles en este nuevo contexto? Según nuestro último informe Talent Trends 2020, los perfiles con capacidad de adaptación y habilidades digitales serán los más demandados.

- Hard skills: competencias digitales

Las competencias digitales se han afianzado como una de las hard skills más importantes e imprescindibles en las empresas. Este tipo de habilidades técnicas o ‘duras’ son el conjunto de conocimientos y experiencia que los empleados necesitan para poder desarrollar su actividad o complementarla.

Contar con profesionales especializados que tuvieran este tipo de competencias siempre ha supuesto una diferenciación de la competencia, pero es ahora, y tras la crisis del COVID-19, cuando se ha empezado a valorar de verdad el potencial de este talento en empresas de todos los sectores. El informe Talent Trends 2020 refleja que el 45 % de las empresas se sienten preocupadas por no poder seguir el ritmo de la cada vez más rápida transformación digital, y por ello es clave contar con un equipo capacitado.

Ahora son más necesarios que nunca los profesionales que sean capaces de modernizar la arquitectura de tu organización para digitalizar los procesos y posibilitar modelos de teletrabajo, además de aquellos que desarrollen sus funciones con soltura desde un entorno digital.

En tu equipo no pueden faltar especialistas en:

  • Ciberseguridad y gestión de la información.
  • Programación, desarrollo y arquitectura de sistemas.
  • Gestión e-commerce.
  • Atención al cliente online y experiencia de usuario.
  • Marketing digital y publicidad online.

- Soft skills: adaptabilidad y capacidad de aprendizaje

Al igual que las competencias digitales, las soft skills también se han visto muy valoradas durante estos últimos meses. Los trabajadores han tenido que adaptarse con gran rapidez a los cambios ocurridos y a las medidas que han tenido que tomar las empresas.

Este tipo de competencias vinculadas a la actitud personal han desempeñado un papel crucial también en el éxito del teletrabajo, y para incrementar la confianza de las empresas en esta herramienta como complementaria, e incluso sustitutiva en muchos casos, de la actividad presencial.

En este sentido, a la hora de reclutar talento es necesario tener en cuenta y favorecer a los profesionales que cuenten con aquellas soft skills que garantizarán el mejor desempeño en un escenario incierto y cambiante. Estas son las más importantes:

  • Flexibilidad, capacidad de adaptación y de aprendizaje.
  • Empatía y capacidad de comunicación.
  • Compromiso y trabajo en equipo.
  • Innovación y desarrollo de nuevas ideas.
  • Pensamiento crítico y analítico.
  • Gestión del estrés y la presión.
  • Identificación de oportunidades, resolución de problemas y orientación al logro.

La importancia del reskilling: consigue los equipos más competitivos

Tal y como expresaba nuestro CEO, Jacques van den Broek, en este artículo, el mercado laboral siempre ha incentivado el reskilling o reciclaje de las competencias del talento como medio para crecer profesionalmente, pero, tras la pandemia, se ha convertido en una necesidad de supervivencia, tanto para los profesionales como para las empresas.

Contar con equipos que se adapten a las necesidades del mercado y a los nuevos entornos virtuales es vital para no quedarte atrás. Todos los cambios acarreados por el COVID-19 tendrán un efecto en la incorporación, en la capacitación y en la preparación de los empleados.

Miles de empleos se vieron paralizados de la noche a la mañana, y, a pesar de que en determinados sectores la demanda de trabajadores y producción aumentó de manera significativa, el impacto de la crisis fue global. Ahora que esos meses ya han pasado, y el mercado laboral avanza hacia la recuperación, debes aprovechar para preparar a tus equipos frente a cualquier futura circunstancia. Que tus profesionales cuenten con una base sólida de competencias no basta. Debes apostar por fortalecerlas, proporcionarles las herramientas para seguir creciendo, y, así, ir construyendo un equipo más sólido, comprometido y experto. Esto es posible a través de la formación, y en Randstad podemos ayudarte a través de diferentes soluciones de formación.

Contar con un equipo de trabajo formado por profesionales competitivos y multidisciplinares te proporcionará una mayor perspectiva sobre los procesos productivos y sobre el mercado, un mayor rendimiento y un ritmo de trabajo mucho más eficiente. Sólo así es posible hacer frente a los retos del día a día, y a los grandes obstáculos que se puedan presentar de forma imprevista.

La pandemia ha sido una situación sin precedentes para la que no era posible estar preparado, pero ahora que la actividad comienza a recuperarse, es necesario aprovechar las enseñanzas que nos ha dejado para afrontar con éxito la “nueva normalidad” y el futuro que venga después.

¿Necesitas el mejor talento para impulsar tu actividad? En Randstad, ¡te ayudamos!