estrategia movilidad interna

Tiempo de lectura: 7 minutos.

El talento marca la diferencia y en estos tiempos la competencia para conseguir a los mejores profesionales es cada vez mayor, por lo que muchas organizaciones perciben un déficit y tratan de solucionarlo gastando gran cantidad de recursos en el reclutamiento de profesionales externos.

Esta solución no tiene por qué ser más efectiva, y en muchas ocasiones supone más inconvenientes que ventajas. Sin embargo, hay otra forma de solucionar la escasez de talento: mirar hacia dentro y apostar por el potencial de tus empleados a través de una buena estrategia de movilidad interna que cubra las necesidades de tu compañía, y al mismo tiempo sirva para desarrollar las carreras profesionales de tus empleados. Te explicamos cómo conseguirlo.

Invierte en talento interno e impulsa la igualdad, equidad y diversidad de tu empresa

Hoy en día no hay ninguna duda del impacto positivo que genera en las empresas el hecho de contar con una plantilla diversa que aporte un mayor abanico de ideas, conocimientos y perspectivas. En los procesos de selección externos, se suelen buscar características específicas para un puesto. Sin embargo, en un plan de movilidad interna, es posible que nadie cumpla exactamente con esos requisitos, con lo cual, las personas interesadas se formarán para ajustarse a ellos, aportando además el valor añadido de las competencias que ya tienen.

Además, los procesos internos tienden a ser más transparentes, lo que permite que tenga conocimiento de ellos un mayor número de personas. Esto hace que tus profesionales tengan la oportunidad de asumir nuevos retos y desarrollar su carrera, lo que aumenta su satisfacción y contribuye a reducir la tasa de rotación de tu compañía, con los beneficios a nivel de employer branding que ello implica.

Impulsa al talento mediante la tecnología y el coaching profesional

La tecnología te permite mejorar tus procesos para encontrar a la persona de tu organización más adecuada para cada puesto que necesitas cubrir. Sin embargo, aún más importante que una buena selección, es conseguir que los candidatos lleguen a ella con la mejor preparación y en eso también puedes ayudarlos.

Una buena fórmula para lograrlo es ofrecerles coaching profesional, que les permitirá no solamente desarrollar sus competencias, sino también otros aspectos como softskills, currículum, preparación de entrevistas u otras herramientas. Todo ello, sumado a su experiencia en la empresa y su conocimiento de la cultura corporativa, les permitirá estar listos para dar ese salto profesional.

Elabora una estrategia de movilidad exitosa

Si ya tienes claro que quieres implementar un programa de movilidad interna en tu organización, es el momento de planificarlo para que te permita realizar los cambios que quieres de la forma más efectiva.

En primer lugar, debes tener en cuenta que este programa debe ser atractivo y motivador para tus equipos, para lograr así una alta participación que les beneficie a ellos y a la compañía. En este sentido, debes analizar previamente sus demandas para así poder ofrecerles aquellos aspectos laborales que más valoran. Si quieres que este proceso tenga éxito, pon atención a estos seis consejos:

  1. Asegúrate de que la movilidad interna sea inclusiva y enfócate en el potencial de los empleados: como hemos comentado, la diversidad enriquece y si la incentivas en tus procesos construirás equipos más versátiles e innovadores. Además, es muy importante que identifiques las capacidades de tus profesionales, para así tener más claro si podrán ofrecer un valor diferencial en su próximo puesto.
  2. Incorpora la movilidad interna en tu cultura: la movilidad interna no debe ser una acción puntual, es preciso que se vaya asentando gradualmente para que tus equipos se familiaricen con ella y forme parte de la identidad de tu empresa.
  3. Mejora y recicla la formación de los empleados: impulsa programas de aprendizaje y desarrollo para mejorar sus competencias para sumarlas a su experiencia y conocimiento de la cultura corporativa.
  4. Desarrolla trayectorias profesionales ascendentes: es fundamental que la movilidad interna sea claramente ascendente para que tus equipos sientan que están dando un gran paso en su carrera.  Ayúdalos a superar esos retos a través del coaching y el desarrollo profesional.
  5. Sé transparente sobre el proceso: comunica a tus empleados las vacantes profesionales disponibles y los requisitos de cualificación de los puestos, animándolos a participar en el programa.
  6. Ofrece programas de reubicación para los talentos desvinculados: una desvinculación no debe ser el adiós definitivo de un profesional de tu empresa. Si puedes ofrecerle un puesto diferente dentro de tu organización o al menos darle prioridad en los siguientes procesos de selección estarás contribuyendo a mejorar tu employer branding.

Con Randstad RiseSmart te ofrecemos soluciones profesionalizadas y personalizadas de movilidad interna para que optimices los recursos humanos de tu compañía y consigas la flexibilidad y resiliencia que necesitas en tu plantilla para afrontar los cambios con seguridad y garantía. Además, conseguirás mejorar la satisfacción y compromiso de tus empleados ofreciéndoles oportunidades de desarrollo profesional.

La movilidad interna es una solución que puede ayudarte ante diferentes contextos a conseguir que las personas que forman parte de tu organización demuestren todo su potencial, consiguiendo que la empresa sea más sólida y competitiva.

¿Quieres más información? Descárgate nuestra guía de movilidad interna.