como establecer el trabajo a distancia

Tiempo de lectura: 5 minutos.

El trabajo a distancia ha aumentado drásticamente en respuesta a la pandemia y, según algunas predicciones, se verá como parte de la "nueva normalidad" después del COVID-19. Global Workplace Analytics ha previsto que, para finales de 2021, hasta el 30% de la población activa podría trabajar desde casa varios días a la semana. Esto significa que puede ser necesario que las empresas ofrezcan opciones de trabajo a distancia para atraer y retener a los empleados.

Según nuestro informe Workmonitor, la mayoría de los empleados de todo el mundo preferirían tener o bien un horario híbrido que incluya algunos días en la oficina y otros en casa, o bien un horario de trabajo flexible para poder compaginar mejor la vida familiar y la vida profesional. Según el mismo estudio, solo el 14% de los empleados querría trabajar siempre desde casa.

A lo largo de la pandemia, tanto los empleados como los directivos han aprendido nuevas tecnologías y formas de trabajo que les han permitido trabajar con éxito desde casa. Los estilos de gestión se han adaptado y los empleados están aprendiendo a realizar innumerables tareas sin interacción directa. De hecho, cada vez más empresas empiezan a reconocer las ventajas de integrar un modelo de trabajo a distancia más permanente en su estrategia de personal, ya que reduce los costes inmobiliarios y aumenta la flexibilidad de los empleados. Sin embargo, también tiene su lado negativo para algunos, ya que más de la mitad de los empleados dicen sentirse más solos cuando han trabajado desde casa durante la pandemia.

Pasos para establecer un modelo de trabajo a distancia

  • Analice qué puestos son más adecuados para trabajar a distancia

Con la ayuda de los jefes de departamento y de RR. HH., invierta tiempo en conocer de verdad los puestos y las responsabilidades de cada empleado para determinar qué empleos se adaptan bien al trabajo a distancia y cuáles no una vez que el trabajo a distancia deje de ser una necesidad.

  • Aclare las expectativas

Establezca objetivos mensurables para los empleados a distancia, ya que la comunicación puede ser más difícil y hay cosas que pueden quedarse por el camino. La claridad es muy importante a la hora de hablar de los deberes y responsabilidades de los empleados.

  • Compruebe a menudo cómo va todo y sea proactivo

Para evitar que los trabajadores se sientan aislados, los directores que coordinan equipos que trabajan en remoto deben estar disponibles y comprobar cómo van los empleados para ayudarles a superar los retos del trabajo a distancia.

  • Utilice la tecnología adecuada para su empresa

Asegúrese de invertir en la tecnología, los equipos y los servicios adecuados para permitir una ejecución sin problemas. También es una buena idea contar con una herramienta de comunicación en grupo para que los trabajadores en remoto puedan conectarse al instante con sus compañeros y hacer un seguimiento de los proyectos.

  • Abogue por las videollamadas y fomente el intercambio de conocimientos

El trabajo a distancia elimina la posibilidad de ir a la oficina de un compañero para una charla rápida. Para conservar esas conexiones sólidas, las videollamadas son imprescindibles y una forma de garantizar que los compañeros compartan información importante tal y como lo harían si estuvieran cara a cara.

En Randstad, analizamos constantemente la situación del mundo laboral y sus principales cambios para poder adelantarnos a las necesidades de nuestros clientes. Somos conscientes de que contar con el mejor talento, con las habilidades y competencias precisas, resulta fundamental para marcar la diferencia en la actual recuperación.

Si necesitas más información, ¡no dudes en contactar con nosotros!