Tiempo de lectura: 5 minutos 

La situación actual en la que nos encontramos, derivada del impacto del Covid-19, ha hecho que el 61,6% de las compañías de nuestro país hayan optado por implementar el teletrabajo para continuar con su actividad, según un reciente informe de Randstad Research

Lo cierto es, que en los últimos años, muchas empresas ya habían decidido optar por esta vía como nueva forma de trabajo, mientras que otras, han tenido que adaptarse rápidamente en cuestión de días. ¿Cambiará esta situación nuestra forma de trabajar? 

El pasado martes 21 de abril reflexionamos sobre ello en la sesión online “Cómo gestionar equipos Agile deslocalizados”, en la que participaron diferentes líderes del área IT de numerosas empresas y sectores, y además, contamos con la intervención de Rubén Berrocal, director nacional de Randstad Technologies; Marta Vilanova, IT Business Manager; y Natividad Vilela, Agile Delivery Manager en proyectos de desarrollo bajo scrum. 

Ante la situación actual, en Randstad Technologies creíamos necesario compartir experiencias sobre esta realidad a la que nos enfrentamos. En el encuentro participaron empresas de diferentes sectores, pero lo cierto es, que independientemente del sector, todos nos enfrentamos a un mismo reto común, y como afirmó Rubén Berrocal “el reto de la gestión de equipos en remoto ha venido para quedarse”. 

Ahora bien, ¿cómo están gestionando las empresas esta situación? Y en concreto, ¿cómo están gestionando los equipos de desarrollo en remoto? 

Para nosotros, trabajar en desarrollo es trabajar con una filosofía Agile, y Agile es flexibilidad y adaptación al cambio y esto nos ha ayudado mucho a la hora de enfrentarnos a esta nueva situación.

Natividad Vilela, Agile Delivery Manager en Randstad Technologies

“Lo cierto es que, en estas semanas, hemos pasado de una deslocalización light a una hard. Antes trabajábamos ya deslocalizados, con scrum, con equipos mixtos, con herramientas colaborativas, daily presenciales, reuniones de scrum agendadas y comunicación presencial. Teníamos teletrabajo un día a la semana. Ahora, de la noche a la mañana, hemos tenido que empezar a trabajar de otra manera, pero lo cierto es que nuestro delivery no se ha modificado y la gente sigue comprometida”, afirmó Nati Vilela. 

¿Cuáles han sido las lecciones aprendidas para Randstad Technologies? 

  • Tecnología: Fue muy fácil cambiar por tener los cimientos tecnológicos apropiados. 
  • Eventos claros y planificados: las sesiones, las reuniones, el seguimiento de los proyectos, todo estaba muy coordinado gracias a la utilización del framework de scrum. 
  • Misma productividad: Se cumplen kpi’s. 
  • Compromiso: Los equipos están comprometidos con los proyectos. 

Trabajar con equipos deslocalizados, ¿qué aspectos positivos encontramos? ¿a qué nuevos retos nos enfrentamos? 

En el lado positivo, nos encontramos: 

  • Mayor productividad: “Puedes empezar a trabajar a la hora que quieras, por ejemplo, empezar a las 5:00h es muy productivo”, comentó uno de los asistentes. 
  • Disminución de las interrupciones en el trabajo
  • Flexibilidad: “De horario, de conciliación..., la otra cara es, que como tenemos más flexibilidad, a veces es más difícil coordinarse”, apuntó otro de los participantes.  
  • Conciliación. “Aunque quizás esto de conciliar en casa tiene también sus retos intrínsecos”, comentó Nati Vilela. 
  • Ahorro de tiempo en desplazamientos y de instalaciones. 
  • Capacidad de entrega: “Sobre todo, en aquellos equipos con un alto grado de madurez en su modelo”, afirmaron. 

Ahora bien, en cuanto a los retos, ¿a qué nos enfrentamos? Las respuestas fueron muy diversas, aunque durante el encuentro se reflexionó en gran medida sobre la falta de contacto humano. 

Uno de los retos planteados fue la dificultad de trabajar con equipamiento físico: “A la hora de realizar pruebas con equipos, nos supone una dificultad realizarlo desde casa, porque todos los equipos están en la oficina”, afirmó uno de los participantes. Otro reto al que se enfrentan es a la responsabilidad por parte de los equipos. “Hay ciertos casos donde existe incertidumbre de si las personas realizan menos horas de trabajo de las que le corresponden”, comentó uno de los asistentes. Otro, continuó “En nuestro caso tenemos un gestor de proyectos y cada empleado tiene que iniciar un control de tiempo por proyecto, aunque le damos muy poca importancia a las horas que dedica la gente a trabajar, es más importante el valor que entregan. Debemos medir el valor que se entrega antes que horas trabajadas”, concluyó. 

El bombardeo de mensajes y la diversidad de aplicaciones fue otro de los inconvenientes con los que se encuentran. “La gente contacta por varios sitios para la misma cosa, y por ejemplo los correos se han multiplicado por 10. Además, la diversidad de aplicaciones más que ventaja se ha convertido en una trampa” afirmó uno de los participantes. En este sentido, otro añadió que “es fundamental instalar un procedimiento de gestión de la demanda, y mantener los mismos canales de comunicación”. Pero en general, todos coincidieron, en que el principal inconveniente es la pérdida de contacto humano, ya que perdemos el contacto y las relaciones con las personas. Relacionado con esto, se hizo hincapié también en la dificultad actual para captar el estado anímico de los equipos, que es fundamental para el sentimiento de pertenencia de equipo y para que se sientan acompañados. “En base al estado anímico planteamos una reunión mensual en la que trabajamos ese happiness index” comentó uno de los asistentes. “En Randstad Technologies, dentro de las retros hay un apartado en el que celebramos o damos las gracias, a veces solo dar las gracias hace que los vínculos entre las personas se hagan más fuertes”, afirmó Nati Vilela. 

Ante todo esto… ¿qué retos deben afrontar las empresas en esta nueva manera de trabajar? 

“El reto parte del trabajo colaborativo, de no perder ese sentimiento de equipo, pero no existe una fórmula única, se trata de que la gente se sienta acompañada, ya que detrás del desarrollo de software (u otras cosas) hay personas. Lo que es cierto es que la forma de trabajar va a cambiar” comentó uno de los participantes. 

Diversas empresas que no practicaban el teletrabajo han visto que siguen cumpliendo objetivos, manteniendo la productividad y que los equipos siguen a pleno rendimiento, por ello otra de las reflexiones lanzadas fue, ¿cuál es la diferencia entre teletrabajar y trabajar en la oficina para equipos scrum de desarrollo? “La única diferencia es la parte humana, el contacto, pero dejando eso de lado, ¿qué diferencia hay?”, afirmó uno de los asistentes. 

En general, la percepción general fue, que tanto para los que ya trabajaban con equipos deslocalizados, como para los que no, habrá que adaptarse a esta nueva situación, coger lo mejor de cada una de las cosas y por supuesto, mantener el teletrabajo. “Me quedo con la gran capacidad adaptativa de aquellas compañías que no lo venían haciendo, pero que lo han hecho y han abordado”, comentó Rubén. 

Por último se compartieron best practices para desarrollo donde se requiere el feedback de usuarios, ¿cómo interactúan con ellos? En general, todos coincidieron en que han mantenido las herramientas que tenían implementadas hasta ahora, porque si hubiera una multitud de canales sería algo ingestionable. 

Hoy, debemos cuidar el talento más que nunca.

Rubén Berrocal, director nacional de Randstad Technologies

“Todos los retos de los que hemos hablado no han sido cuestiones logísticas o tecnológicas, sino que la concentración de retos está en el factor humano y al final es donde tenemos que poner el foco. No sabemos cuál será la luz al final del túnel, pero el foco lo vamos a tener que poner en personas y adaptar modelos de trabajo flexible, por lo que debemos cuidar el talento más que nunca. Los retos los vamos a afrontar gracias al equipo que nos rodea, y ahora, más que nunca, estamos en un momento de colaboración”, concluyó Rubén Berrocal. 

Con un equipo de más de 300 profesionales en el ámbito de la tecnología, en Randstad Technologies desarrollamos proyectos siguiendo la filosofía Agile. Somos expertos en el desarrollo de software bajo metodología scrum combinando un equipo eficiente y multidisciplinar con un modelo de niveles de servicio (SLA) asociados a la productividad. ¿Necesitas ayuda?