Tiempo de lectura: 8 minutos.

Uno de los talentos más valiosos que puede poseer cualquier líder es la capacidad de ponerse en pie y dar ejemplo a los demás en momentos de adversidad.

Las crisis inesperadas, de las cuales el caso del COVID-19 es un claro ejemplo, ponen de manifiesto la importancia de que los propietarios y directivos de las empresas sean capaces de demostrar un liderazgo sólido y de ayudar a sus empleados a afrontar la presión y la incertidumbre. Cuando tu empresa pasa por un momento de prueba y sale intacta de él, las habilidades que has aprendido y fomentado durante ese periodo te servirán para tener éxito en el futuro. Al fin y al cabo, siempre aparecerán nuevas oportunidades que aprovechar y retos nuevos que tu organización deberá superar.

Entonces, ¿qué deberías hacer para orientar a tu plantilla y hacer que tu gente esté bien informada y sea productiva incluso en los momentos más difíciles?

ser honesto y transparente 

Es probable que tu empresa se enfrente a muchas pruebas a lo largo de los años. Algunas afectarán a la industria en general e incluso a toda la economía mundial, mientras que otras serán específicas para tu empresa.

Sean cuales sean los obstáculos que se presenten, siempre es mejor ser completamente honesto y transparente con tus empleados sobre la situación en la que se encuentra la empresa y sobre el papel esencial que cada uno debe desempeñar para salir adelante.

Por ejemplo, no pasa nada por admitir que hay cosas que no se saben, y es fundamental dar siempre una imagen precisa de cómo va la empresa. El hecho de que los directivos sean abiertos y directos con sus empleados ayuda a generar confianza, lo que resulta crucial para el rendimiento cuando uno se enfrenta a la adversidad.

Una forma de respaldar los esfuerzos por apostar por la honestidad y la transparencia es un plan de comunicación diseñado especialmente para los periodos difíciles. Hay quien afirma que, cuando una organización y su personal están sometidos a una presión extrema, no existe el exceso de comunicación. Al proporcionar a las personas toda la información posible sobre el estado de la empresa y las circunstancias en las que se encuentra, conseguirás que todo el mundo esté alineado y darás unas pautas los trabajadores sobre cómo puede cada uno de ellos ayudar a la empresa a superar el bache.

predicar con el ejemplo

Los empleados esperan que sus jefes les orienten sobre cómo deben comportarse y hacer su trabajo, por lo que es fundamental dar un ejemplo positivo no solo con palabras, sino también con acciones.

Los líderes más sólidos encarnan los valores que quieren ver en aquellos que los admiran. En resumen, hay que predicar con el ejemplo.

En tiempos de incertidumbre empresarial, una de las maneras más útiles de aplicar este consejo es irradiar un sentimiento de calma. Para ello, puedes seguir estas pautas:

  • Utiliza un lenguaje claro y comedido para transmitir los mensajes adecuados a los trabajadores y para tranquilizar a los que estén preocupados.
  • Adopta rituales y hábitos que proporcionen una sensación de estructura y fomenten el bienestar mental y emocional.
  • Evita etiquetar ciertas prácticas o a ciertas personas como «equivocadas», ya que esto puede conducir a sentimientos de victimización y ansiedad.

hacer uso de la tecnología

En los últimos años, la transformación digital ha sido un tema importante en la gestión de la plantilla y de RR.HH., y ha dado a las empresas modernas más oportunidades para convertir la tecnología en una ventaja cuando atraviesan periodos de incertidumbre.

La innovación tecnológica puede ayudarle a mejorar como líder. ¿Cómo? Uno de los ejemplos más claros es que permite mantener el contacto de manera regular con los empleados, incluso cuando estos se encuentran en diferentes lugares o trabajan a distancia.

Ahora más que nunca, las herramientas de videoconferencia y mensajería instantánea facilitan el contacto entre las personas, lo que es vital si se da mucha importancia a la colaboración y al intercambio de conocimientos y buenas prácticas. Unas conexiones sólidas entre los compañeros y los directivos de todos los niveles de la empresa podrían ser la clave del éxito en los momentos más difíciles.

mantener un estilo de liderazgo flexible

Existen varios estilos de liderazgo. Cada uno ofrece una serie de beneficios y posibles resultados positivos para la plantilla y la empresa. Algunos ejemplos son:

  • El liderazgo afiliativo: Se basa en la confianza y la armonía, lo que puede contribuir a que las personas se sientan reconocidas e incluidas en tiempos de incertidumbre.
  • El coaching: Marca a las personas objetivos significativos y relevantes para proporcionarles una motivación y para avivar su compromiso y su productividad.
  • El liderazgo visionario: Proporciona una sensación de dirección y unión al identificar un objetivo a largo plazo por el que toda la empresa puede trabajar en conjunto.

Cuando tu empresa se enfrenta a la incertidumbre y tus empleados esperan un liderazgo sólido, resulta vital la capacidad de cambiar de estilo y de encontrar el enfoque adecuado para cada momento.

Contar con esta flexibilidad te permitirá dar el ejemplo adecuado a tu plantilla y ayudar a tus empleados a aumentar su rendimiento en un momento crucial para la empresa.

incorporar la resiliencia a la estrategia

Una de las cosas más importantes que puede hacer cualquier empresario para prepararse para los periodos de incertidumbre es hacer de la resiliencia una parte fundamental de su estrategia empresarial. Siempre es posible que surjan circunstancias difíciles, tanto previstas como imprevistas, que supongan un riesgo importante para la organización, por lo que es prudente tener un plan lo más completo posible para hacer frente a la adversidad.

Sé proactivo al planificar la resiliencia y determina cómo te enfrentarías a una serie de situaciones hipotéticas. De este modo, estarás mejor preparado para responder a diversos retos con rapidez y eficacia en lugar de apresurarte para intentar seguirle el ritmo a una situación que cambia rápidamente.

Incorporar la resiliencia a tu estrategia también te ayudará a proteger tus principales fuentes de ingresos y a mantener la comunicación de la marca en tiempos de crisis. 

Si quieres saber más sobre cómo puedes mejorar tu estrategia empresarial en momentos de crisis, ponte en contacto con nuestra división de Human Capital Consulting.

Contacta con nosotros,