Tiempo de lectura: 7 minutos

En los últimos meses hemos sido testigos de cómo la pandemia originada por el COVID-19, además de cambiar nuestros hábitos y forma de relacionarnos, ha impactado sin precedentes en la economía y las empresas españolas sin excepción. 

Como consecuencia, las organizaciones han tenido que tomar medidas como reducir su actividad o incluso paralizarla de manera temporal. Algunas han logrado mantener su fuerza habitual llevando a cabo algunas medidas de reestructuración, y otras, se han visto en la peor situación posible, cerrando definitivamente.

Por ello, la crisis económica que se ha generado ha tenido un impacto en el empleo importante, tal y como reflejan los datos de la Encuesta de Población Activa correspondiente al segundo trimestre de 2020, en el que se concentró el grueso de la crisis sanitaria. Muchas empresas españolas, durante estos últimos meses, han tomado como medida el teletrabajo, adaptándose a la situación para así poder continuar su actividad con el menor impacto posible. Otras, sin embargo, han optado por el ERTE y por medidas de reducción de la actividad empresarial.

Por esta razón, se ha generado una situación de incertidumbre que ha obligado a las empresas a enfrentar retos excepcionales que no tenían previstos.

Durante los próximos meses, con el objetivo de hacer frente a la crisis y recuperar la normalidad lo antes posible, las empresas tendrán que hacer lo posible para mantenerse operativas, gestionar los ERTEs, facilitar el teletrabajo cuando sea posible y evitar pérdidas financieras, entre otros muchos otros retos.

Impacto del COVID-19 ¿Cuáles han sido los sectores más afectados?

La crisis sanitaria originada por el COVID-19 ha provocado un impacto sin igual en la economía, sin embargo, algunos sectores se han visto más afectados que otros.

  • Turismo: la cancelación de viajes y hoteles, la caída de las reservas y, por lo tanto, de la demanda, el parón que han sufrido las aerolíneas y la suspensión de eventos como, por ejemplo, los de Semana Santa, han sido factores que han “penalizado” a la gran mayoría de actividades relacionadas con el turismo.
  • Comercio al por menor no alimentario: con el cierre de los establecimientos durante la cuarentena, los proveedores de comercio al por menor de sectores diferentes al de alimentación, así como los de bienes de consumo como textil y calzado, electrónica o muebles, se han visto en una situación muy complicada, agravada por el clima de la economía y por el aumento del paro.
  • Automoción: la parada temporal de las plantas de producción, el déficit de materias primas que provienen del exterior, así como la acusada bajada en las ventas que se está viviendo desde los primeros meses del año acentuándose durante los últimos meses, han hecho que este sector haya sido uno de los grandes afectados.
  • Construcción: Este sector, al igual que el de la automoción, comenzó a mostrar signos de declive de la actividad a principios de 2020 que se fueron agudizando según han ido avanzando los meses.

El sector financiero, el de las actividades de ocio y culturales, el sector transportes y otros como aquellos que tienen que ver con la manufactura de productos, también han registrado un impacto significativo, aunque menor que los anteriores.

En Randstad Research puedes encontrar el análisis completo del impacto del COVID-19 y el horizonte de recuperación de todos los sectores del mercado laboral en España.

Claves principales para la recuperación de tu sector 

Según un informe publicado por Randstad Research, se prevé que el sector sanitario y la industria farmacéutica tengan una recuperación más rápida, alcanzando la actividad anterior a la crisis durante el primer trimestre de 2021.

Sectores como logística, telecomunicaciones, agricultura y ganadería tendrán, sin embargo, una recuperación más lenta, alcanzando la totalidad de su actividad anterior a la crisis antes de 2022.

Las perspectivas del mercado laboral prevén una recuperación progresiva en la mayoría de los sectores pese a que la tasa de paro al cerrar el año se estima que esté por encima del 20%. El grueso de la recuperación se podrá observar durante 2021 con el crecimiento económico y de empleo, aunque la recuperación total se podrá ver a partir de 2022.

Se espera que los primeros sectores en recuperarse sean contabilidad y servicios jurídicos, seguros, comercio al por mayor, logística, telecomunicaciones y agricultura ganadería.

Los últimos en recuperarse, sin embargo, se pronostica que sean construcción, comercio al por menor, automoción, transporte aéreo, hostelería y gran parte de la industria.

Según el análisis sectorial realizado por Randstad Research, las principales amenazas y preocupaciones que perciben las empresas en un futuro inmediato son:

  • La incertidumbre económica del país y por consiguiente del sector al que pertenece la empresa en cuestión.
  • La pérdida de facturación o de ventas
  • La incertidumbre política.
  • La bajada de rentabilidad del negocio.
  • Los costes salariales.

Las medidas que podrían ayudar a las empresas a paliar la crisis, en general, son las ayudas fiscales (deducciones IS, IRPF…), la ayuda directa del Estado a las empresas y la flexibilidad laboral, según la muestra realizada a más de 16.000 empresas de los distintos sectores sobre la situación tras la crisis y las previsiones de recuperación económica y laboral en España.

Otras medidas que se valoran son el aplazamiento de las cargas fiscales y cotizaciones, el aplazamiento de los pagos de las facturas, préstamos o avales por parte del Estado o la modificación de la IT para que el coste del trabajador lo asuma el Estado.

Puedes consultar cuáles de estas medidas son las más valoradas en tu sector así como cuando se prevé la activación empresarial y la previsión de la recuperación total de este en el siguiente enlace, seleccionando tu sector en concreto.

Te ayudamos en la recuperación de tu actividad con los mejores candidatos en menos de una hora

Para llevar a cabo una recuperación de la actividad empresarial es necesario contar con el mejor talento.

Desde Randstad te ayudamos combinando la tecnología de reclutamiento más avanzada con la experiencia de nuestros consultores especializados para que puedas disponer de los candidatos que necesitas cuanto antes. ¡En menos de una hora!

Todos los procesos de selección están realizados con una potente prueba de evaluación de competencias de mercado, huella digital, actitud, motivación y disponibilidad del talento.

En el caso de que necesites talento para un momento concreto de tu actividad, te ofrecemos un servicio integral especialmente rápido de gestión para la selección y contratación de los trabajadores temporales que puedas necesitar para cubrir tus necesidades estacionales o picos en la producción.

De igual manera, si lo que necesitas son perfiles cualificados o mandos altos e intermedios, contamos con una metodología propia conocida como True Fit, con la que conseguiremos el mejor talento para tu negocio gracias al análisis de las dimensiones de la persona y su grado de ajuste con la empresa.

¡No esperes más! La recuperación de la actividad es un hecho que ya ha comenzado en la gran mayoría de empresas, no te quedes atrás y apuesta por tener siempre a los mejores profesionales entre tu plantilla. ¡Te ayudamos!