Tiempo de lectura: 5 minutos 

El bienestar y la satisfacción de tus empleados tienen una repercusión directa sobre la productividad y los resultados de la organización, pero también sobre la imagen que proyecta tu marca. Lo que tus profesionales transmiten de forma espontánea puede ser tu mejor publicidad de cara a la competencia, a los clientes, a los potenciales candidatos y, en definitiva, al conjunto de la sociedad. Hablamos del employee branding, cuando los empleados se convierten en embajadores de marca, algo que tiene cada vez más potencial gracias a las redes sociales.

Employer branding vs Employee branding: ¿cuál es la diferencia?

En Tendencias360 te hemos contado muchas cosas sobre employer branding, cuya traducción es “marca empleadora”. Es la estrategia que marca las pautas para mejorar la satisfacción del talento y, en definitiva, lograr su máximo bienestar y fidelización con la empresa. El employee branding da un paso más allá e incentiva a los propios empleados a dar voz a ese bienestar y convertirse en embajadores de la marca.

Sí, también es una estrategia corporativa que puede nacer de la iniciativa de la propia organización, pero, sin duda, cuando más efectiva y potente resulta, es cuando nace de la propia voluntad de los empleados. Un empleado satisfecho, que transmite entre sus círculos más cercanos su bienestar en su trabajo, su sentido de pertenencia y el valor de sus productos o servicios, está contribuyendo a construir una imagen de marca más sólida y enormemente positiva. Si además lo hace a través de un altavoz como son las redes sociales, el mensaje llegará más lejos y calará mucho más a fondo.

¿Cómo convertir a tus empleados en embajadores de marca?

No puede existir un employee branding sin una sólida estrategia de employer branding. Una empresa se preocupa por garantizar siempre las mejores condiciones, especialmente en los momentos difíciles, logrará una mayor predisposición de sus empleados para hablar positivamente sobre ella. Pero… ¿Qué puedes hacer para impulsar esa iniciativa? Presta atención a estas cuestiones:

  • Valores: tu sello de identidad

Los valores deben ser el epicentro de la gestión corporativa e impregnar cada acto, decisión y proceso en la empresa. Lograr que los profesionales se identifiquen con los valores de la organización es un pilar clave para remar juntos en la misma dirección, y para el talento siempre es un gran aliciente que la organización en la que trabajan haga gala de unos valores sólidos. Las iniciativas de carácter social promovidas por la organización son muy buen motivo para difundir.

  • Imprescindible contar con el mejor talento

La satisfacción en la empresa debe ser recíproca, ir en una doble dirección: de los empleados respecto a la empresa, y de la organización respecto a sus profesionales, y para lograrla es necesario contar con los mejores. Personas comprometidas, capacitadas y proactivas. ¿Cómo conseguirlas? En Randstad podemos ayudarte.

  • Estimula su sentido de pertenencia

Que los profesionales se empapen de la marca y se sientan parte de ella es el requisito fundamental para poder convertirse en embajadores. Para ello, es necesario que interioricen la cultura corporativa, hacerles partícipes de ella, con una especial dedicación cuando se encuentren trabajando en remoto, para que siempre puedan sentirse parte de un todo.

  • Incentiva el espíritu de equipo

Al hilo de ese sentido de pertenencia hacia la empresa y su cultura corporativa, también es necesario que ese sentimiento sea común a todo el equipo. La imagen que transmite un embajador de marca adquiere una forma mucho más definida cuando la comparten todas las personas que forman parte del mismo proyecto. Los profesionales se sentirán mucho más proclives a hablar de los logros de la marca si son fruto de una verdadera cooperación, si sienten que han aportado algo. Cuando el sentir no es común y existen voces disidentes, o consideran que su contribución no está siendo relevante, algo está fallando.

  • Involúcralos

Resultará mucho más natural que los profesionales se sientan integrados y valorados si les tienes siempre en cuenta. Métodos y filosofías como el Employee Centricity o Agile, defienden la postura de que las personas son el centro de la organización y cada una de ellas tiene voz y aporta algo al proceso. Practicar el empowerment y hacer partícipes a los profesionales de la toma de decisiones, promover su participación en eventos y, en definitiva, contar con ellos, es clave para que nazca esa reciprocidad que se pretende en el employee branding.

  • Traspasa tus fronteras

Si quieres que tus profesionales se hagan eco de las virtudes de tu marca, ¡toma la iniciativa! Visibilízala a través de redes sociales, difunde sus novedades, iniciativas y logros. Crea una estrategia corporativa en redes sociales para que la marca tenga su propia presencia y, como líder o manager, únete personalmente a esa difusión, sé el primer promotor de tu estrategia employee branding. Anima a tus profesionales a conversar, compartir y expresarse en redes sociales como empleados vinculados a la marca.

Construir una marca empleadora sólida es el primer paso para lograr que tus profesionales se sientan implicados, comprometidos y tan satisfechos como para transmitir su bienestar en la empresa y compartir los éxitos y virtudes de sus productos y servicios.

Desde Randstad Human Capital Consulting podemos ayudarte en la gestión estratégica de tus recursos humanos, a mejorar tu employer branding y cuidar de cada una de las partes que componen el ciclo de vida profesional de tus equipos. ¿Quieres saber más?