Tiempo de lectura: 5 minutos

Los avances tecnológicos han permitido que dispongamos de todos los recursos necesarios para que cada vez importen menos el dónde y el cuándo. Gracias a ello, han surgido diversas e interesantes formas de trabajo y perfiles, como es el caso de los knowmads.

Se trata de trabajadores digitales, independientes, sin fronteras, con una actitud muy abierta y sin miedo al cambio ni al fracaso. Han llegado para quedarse y tendrán mucho que decir en el mercado laboral durante la próxima era.

¿Qué entendemos por knowmads? Su encaje en la digitalización

El término knowmad es un neologismo anglosajón que agrupa las palabras know (saber) y nomad (nómada), un concepto que se traduce como nómada del conocimiento. Se trata de un tipo de profesional que se caracteriza por la movilidad en la búsqueda constante del conocimiento como valor añadido.

El desarrollo tecnológico hace que las tareas simples sean cada vez más automatizables y, al mismo tiempo, los perfiles profesionales y las formas de trabajo se diversifiquen y permanezcan en una constante evolución. Frente a este contexto, los profesionales que sepan adaptarse, formarse, diferenciarse y aportar valor tienen mucho ganado. En estas cualidades encaja el knowmad, que busca anticiparse a los cambios, se intriga por lo desconocido y es tremendamente versátil.

Sus 4 rasgos principales

Si quieres convertirte en un nómada del conocimiento, primero es necesario que conozcas las principales características que definen a este tipo de profesional. De esta manera, podrás trabajar en ellas, desarrollarlas y estar más cerca de conseguirlo.

  • Agente del cambio: un knowmad no teme a la incertidumbre provocada por las innovaciones tecnológicas, sino que se interesa por esos cambios y se hace partícipe de ellos. Este tipo de profesional está totalmente digitalizado y trabaja constantemente en una marca personal potente, generando y compartiendo contenido de valor.
  • Movilidad: el auge del trabajo en remoto a raíz de la crisis sanitaria ha favorecido aún más que los nómadas del conocimiento no esperen a que los recursos les lleguen, sino que vayan a buscarlos. Se trata de una evolución del perfil freelance que, además de ser ágil, creativo y con facilidad de adaptación, es sociable y trabaja en red.
  • Aprendizaje continuo: la búsqueda constante de conocimiento es fundamental para que un knowmad pueda estar al día de los cambios que acontecen y sacar lo mejor de ellos. Aprovecha las herramientas tecnológicas para ser autodidacta y, a la vez, comparte conocimientos con otras personas.
  • Multiproyecto: los nómadas del conocimiento no suelen estar ligados a una sola empresa, sino que se mueven por proyectos y objetivos, al más puro estilo de la gig economy, lo que les permite elegir los que consideran más atractivos. Esto provoca que ganen en agilidad y se sientan más identificados con el trabajo que realizan.

¿Cómo convertirte en knowmad?

Ya sabes los principales rasgos de un knowmad, ¿qué necesitas para incorporarlos a tu perfil profesional? Te damos seis claves fundamentales:

  • Cultiva tus ideas: impulsa la creatividad que te permita encontrar soluciones más originales e innovadoras para los problemas. Te ayudará a obtener ideas valiosas que puedas aprovechar. ¡Serás un profesional con muchos recursos!
  • Olvida las fronteras: el mundo está cada vez más conectado y conocer otras realidades es más sencillo que nunca. Aprovecha esta oportunidad, viaja y establece relaciones con personas de otros países que te ayudarán a ampliar tu espectro y salir de tu zona de confort. En los tiempos que vivimos y con la crisis sanitaria aún vigente, también puedes aprovechar los canales digitales para interactuar con personas de cualquier lugar del mundo.
  • Prueba y fracasa: de nada sirve que tengas una buena idea si no te arriesgas por ella, los errores te ayudarán a aprender. Si cambias el miedo al fracaso por las ganas de crecer a partir de él y ser mejor día a día, habrás dado un paso de gigante.
  • Conoce y utiliza las tecnologías: la digitalización global es un proceso rápido, por lo que debes adaptarte a gran velocidad a las innovaciones y saber extraer una ventaja competitiva a partir de ellas.
  • Comparte conocimientos: lo que saben otros profesionales puede ser muy valioso para ti, y viceversa. Apuesta por el networking, ampliando tu red de contactos e intercambiando ideas y experiencias para que ganéis todos. Esto no se reduce al ámbito online, también es interesante acudir a eventos de interés y así conocer de primera mano a profesionales brillantes.
  • Trabaja con autonomía: busca los proyectos que te interesen y el ritmo de trabajo que te permita ser productivo para lograr tus objetivos. Establece tus propios contactos y especialízate para diferenciarte del resto.

La globalización y la digitalización, marcada por la inteligencia artificial y otras tecnologías, están revolucionando el mundo y, con él, el mercado laboral. La adaptabilidad a los cambios y la movilidad son dos elementos cada vez más valorados en los profesionales, ya que les hace versátiles ante los diferentes escenarios que se puedan plantear. ¡Atrévete a convertirte en un nómada del conocimiento y aprovecha las oportunidades que se te abrirán!