Tiempo de lectura: 3 minutos 

No es ningún secreto que las tendencias de consumo han cambiado sustancialmente en este 2020. Si la apuesta por el canal digital estaba creciendo exponencialmente antes de la irrupción de la pandemia, la actual situación ha confirmado unos hábitos para los que ya no hay vuelta atrás. El marketing juega un papel imprescindible en este escenario, ya que el consumidor es cada día más exigente y demanda una experiencia de compra única. Ignorar este nuevo panorama es exponerse a perder oportunidades.

El mundo digital es el gran protagonista de nuestra era. Nuestros hábitos de ocio y consumo gravitan ya alrededor de las herramientas tecnológicas. En especial del smartphone, que se ha integrado de manera absoluta en nuestro día a día. Según eMarketer, a finales de 2020 los adultos pasarán más de cuatro horas enganchados al teléfono móvil, de las que tres horas y 35 minutos será con aplicaciones móviles. Una tendencia que seguirá incrementando y a la que el sector del marketing ha de adaptarse si no quiere quedarse atrás. Ya no vale diseñar las estrategias sin dar a este canal un peso preferente o sin integrarlo en una apuesta omnicanal. Los profesionales están obligados a ser conscientes de las peculiaridades de estas herramientas y explotarlas adecuadamente.

La experiencia del cliente y la tecnología marcarán la diferencia

Existe otra tendencia a la que el sector ha de adaptarse si quiere ser competitivo: la experiencia de cliente. Ya se trate de una estrategia de B2B o B2C, el cliente quiere sentirse único, tener la sensación de que la campaña está dirigida exclusivamente a él. Este comportamiento del cliente es lógico en un mercado saturado y globalizado, en el que echa de menos la personalización y el trato del canal físico.

Para que esta experiencia de cliente sea única, entran en juego determinadas herramientas tecnológicas muy potentes, destinadas a agilizar los procesos, como las de análisis de datos y las relacionadas con la inteligencia artificial. Dos estrategias que van a ser fundamentales en el nuevo escenario del marketing, según el reciente estudio Marketing Hot Trends 2020, publicado por la Asociación de Marketing de España. Este informe señala que el 60% de los responsables de marketing encuestados dedicarán más recursos en 2021 a mejorar la experiencia de cliente, mientras que el 53% aumentarán los esfuerzos en implementar la automatización del marketing.

Otro estudio, esta vez llevado a cabo por Brandz, destaca que en el futuro del sector será muy importante dar pasos con un buen conocimiento del consumidor, tener agilidad para saber aprovechar las oportunidades que se van a ir produciendo y generar ventajas diferenciales.

Desde Randstad Professionals, consideramos que en el nuevo paradigma del sector del marketing, el talento va a ser una pieza fundamental para las empresas que quieran permanecer en la vanguardia. Como acabamos de ver, el uso de las herramientas más disruptivas y la capacidad de adaptación a las necesidades de consumidores y mercados van a marcar la diferencia. Somos conscientes de la importancia de dar respuesta a esas necesidades y saber aprovechar las oportunidades en un sector tan dinámico. Por eso, conseguimos el talento con las capacidades y habilidades necesarias para impulsar la adaptación de las empresas a la nueva situación.

¿Necesitas ayuda?