retos del empleo en la era digital

¿Sabías que el mercado laboral de los próximos 5 años será completamente diferente a como lo conoces hoy en día? Anticiparse, no solo garantiza optar a mayores oportunidades laborales, sino que permite desarrollar una serie de habilidades y competencias específicas que se convertirán en imprescindibles para entonces.

Tal y como recoge el informe anual sobre flexibilidad laboral y empleo “La digitalización: ¿crea o destruye empleo?” elaborado por Randstad Research, “se generarán 1.250.000 puestos de trabajo  durante los próximos cinco años gracias a la digitalización”. Una afirmación que rompe con los esquemas que aseguran que la automatización de tareas perjudicará a la creación de empleo en el futuro. 

digitalización | empleos vinculados

 

El descenso del empleo en el sector industrial
Dicho análisis explica que, actualmente, todos los países desarrollados están viendo cómo profesiones de remuneración media (operadores de maquinaria y ensambladores, empleados de oficinas y de atención al cliente), están desapareciendo o se reconfiguran como consecuencia de la robotización y el outsourcing.

El sector industrial es uno de los protagonistas en este sentido. El desarrollo de nuevas tecnologías y los importantes avances informáticos, además de la polarización laboral han contribuido a elevar los índices de desindustrialización.

En el citado informe se detalla la gran complementariedad existente entre perfiles tecnológicos y los que no lo son, de hecho, se detaca que, por cada puesto de empleo de alta tecnología generado, se prevé que se creen 2’2 empleos extra.

España, por su parte, se encuentra en una posición rezagada respecto al resto de países en Europa. En concreto, es Madrid la región donde se registra el mayor índice -entre el 13,5% y el 20,4% de los empleos se enmarcan dentro de esta categoría-. Seguidamente se encuentra el País Vasco, con un porcentaje que comprende entre el 9% y el 11%. Suiza, Finlandia, Alemania y Francia, en cambio, son algunos de los países europeos que se encuentran a la cabeza.

 

 

 

empleos de alta tecnología
                         Porcentaje de empleos de alta tecnología. Fuente: www.research.randstad.es

 

Mayores posibilidades para los perfiles STEM
Los trabajos relacionados con ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas (STEM) ofrecen mayores niveles de crecimiento de la productividad por la introducción de nuevas tecnologías e innovaciones.

En la actualidad, el 50% de las empresas ya encuentran problemas a la hora de cubrir vacantes STEM. Esto es debido, en gran parte, a que el interés de los estudiantes en este tipo de carreras desciende cada año. Un hecho que, de seguir así durante los próximos años, desembocará en un grave problema de futuro para satisfacer la gran demanda de estos profesionales que se prevé por parte de las compañías.

Estos puestos repercuten directamente sobre la industria y los servicios. Directores empresariales, ingenieros, profesionales de física o expertos en ventas en comercios serán algunos de los perfiles más demandados en los próximos años. Pero… ¿qué categorías profesionales ofrecerán mayores oportunidades según se desprende del informe de Randstad Research?

  • Knowledge workers (38%): personas cualificadas, con capacidades difícilmente duplicables.
  • Líderes (35%): disponen de múltiples habilidades. Liderarán cambios en la organización, desarrollo e innovación.
  • Técnicos (18%): con formación especializada para desarrollar funciones muy específicas y concretas.
  • Operarios (5%): no requieren de habilidades o conocimientos específicos y desempeñan actividades poco cualificadas.
  • Especialistas en oficios (3%): cuentan con conocimientos específicos para realizar ciertos oficios o profesiones.
  • Especialistas de tareas (2%): hacen uso de la información, pero no generan ideas o conocimiento. Desarrollan tareas repetitivas.

Además, estar capacitado para solventar problemas complejos, disponer de un pensamiento crítico, ser creativo, aprovechar el potencial de la inteligencia emocional o tener capacidad de negociación ya están entre las habilidades mejor valoradas por las empresas.

 

 

Los titulados en estudios STEM disminuyen cada año
Tal y como señala Valentín Bote, director de Randstad Research, “sorprende que, ante la enorme demanda de estos perfiles por las empresas españolas, la preferencia de los profesionales o estudiantes por este tipo de estudios disminuya a un ritmo anual del 3,3%”.
De hecho, para 2020 se prevé en todo el mundo un gran déficit talento. España –a pesar de contar con un alto índice de desempleo-, junto a Estados Unidos, Canadá, Italia o Japón, es uno de los países más amenazados por este fenómeno de cara a la próxima década.

digitalizacion3
                                            Tendencia de déficit de talento. Fuente: www.research.randstad.es

 

Gran concentración de estudiantes STEM en las grandes ciudades
Entre las personas que sí se decantan por estudiar carreras STEM en nuestro país, se ha detectado una clara preferencia por las facultades situadas en grandes ciudades y que cuentan con mayor índice de empleabilidad. A la hora de cursar estudios de este tipo, destacan la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad Carlos III, la Universidad Autónoma Barcelona y la Universidad Politécnica de Valencia, entre otras.

Salvo en estas universidades, en las que la nota de corte para acceder a estudios de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas son superiores a diez puntos -sobre catorce-; en el resto de centros se requiere mucha menos nota (en algunos casos, incluso, de cinco puntos, el mínimo exigido para aprobar) debido a la gran cantidad de plazas que quedan vacantes.

 

Una de las principales problemáticas a la que España se enfrenta en el futuro, es la insuficiente oferta de perfiles científico-tecnológicos para abastecer las demandas del mercado laboral. Ya en 2017, el 50% de las compañías reconoce tener dificultades a la hora de encontrar talento de este tipo. Una situación que, de no recurrir a nuevas fórmulas, se prevé que continúe agravándose durante los próximos años.

El informe “La digitalización: ¿crea o destruye empleo?” plantea algunas medidas para poner solución a esta situación. En primer lugar, “alejarse de la distinción tradicional entre empleo industrial y no industrial”. Y, en segundo lugar, apostar por una mayor y mejor inversión en materia de educación, ya que “hay pruebas” de que existe una relación positiva con esto y “el porcentaje de empleo STEM”.

 

Y tú, ¿estás preparado para afrontar los retos de la digitalización?