Expectativas salariales

Tiempo de lectura: 5 minutos.

La situación es la siguiente: te encuentras frente a tu entrevistador, charlando amablemente sobre el puesto al que aspiras, en esa empresa en la que tantas ganas tienes de trabajar, pero tu interlocutor no parece que vaya a mencionar el espinoso asunto del sueldo. Seamos honestos, estás deseando formar parte del equipo, pero tampoco vas a aceptar cualquier propuesta, lo cierto es que llevas mucha experiencia y formación a tus espaldas como para darles un sí quiero incondicional… Y de repente sucede, pero no exactamente como lo habías imaginado. Se detiene un instante, te observa en silencio y te lanza la pregunta: ¿cuáles son tus expectativas económicas? Y si no te lo esperabas, sin duda, te sentirás como en un callejón sin salida.

Ante todo, relájate y no te preocupes, vamos a ayudarte a responder a esa peliaguda cuestión sin que corras el peligro de perder tu oportunidad por pedir demasiado ni de que acabes aceptando un sueldo por debajo de tu perfil.

Qué responder a la pregunta sobre expectativas salariales

Lo cierto es que las entrevistas de trabajo no suelen ser un camino de rosas, a menudo nos encontramos con preguntas difíciles como la que nos ocupa. Y es que si las empresas mencionaran siempre el salario en la propia oferta laboral no habría necesidad de trazar toda una estrategia al respecto: los candidatos sabrían a qué atenerse desde el principio, pero muchas veces esto no es posible porque la oferta se define a raíz de la experiencia y valía del propio candidato. Ante esto, al aspirante no le queda otra opción que investigar antes de acudir a la entrevista. A continuación, te mostramos varias respuestas que podrían ser aceptables:

  • Dar una horquilla salarial: explicar el rango en el que te mueves puede ser una buena opción, de esta manera no te cierras a una única cifra y podrías encontrar un punto común con la empresa. Esto, además, demuestra que conoces los sueldos de tu sector y que te valoras como profesional.
  • Darle la vuelta a la pregunta: o lo que es lo mismo, obligar a que sea el propio entrevistador el que facilite una cifra. Por ejemplo: “Interesante pregunta, sería útil si me pudiera comentar cuál es el rango que ha pensado para este puesto”.
  • Retrasar la respuesta: este punto puede ser útil cuando aún necesitas profundizar sobre las obligaciones y responsabilidades que conllevaría el cargo. Por ejemplo, podrías responder algo como: “El sueldo es importante, pero me interesan más otros aspectos como que sea un puesto estable. Estoy seguro de que una empresa como la suya ofrecerá un salario competitivo”.

Igualmente, también hay réplicas que deberías evitar si tienes algún interés en que finalmente te elijan para cubrir esa vacante. Cómo no responder:

  • Elegir una cifra excesivamente alta para el perfil: eso descartaría automáticamente tu candidatura.
  • Ofrecer una cifra demasiado baja también puede jugar en tu contra, ya que parecerá que no te valoras, incluso podrán pensar que no estás lo bastante cualificado.
  • Contestar ofensivamente: no es deseable cerrarse puertas de forma innecesaria. Si la cifra que te ofrecen no te parece razonable, simplemente recházala con educación. Es posible que sea negociable.

Descubre qué salario corresponde a tu perfil

Como ya habrás imaginado, conocer el rango salarial de tu perfil es fundamental para esgrimir tus argumentos cuando te hagan la incómoda pregunta y ofrece, además, una información valiosa para no aceptar menos de lo que el puesto requiere. Para ello te recomendamos que utilices nuestra práctica calculadora salarial, con la que podrás filtrar de manera gratuita por comunidad autónoma (los sueldos varían de una a otra), sector y especialidad. Estamos seguros de que te resultará de lo más útil.

Los perfiles mejor pagados

Randstad ha elaborado recientemente el Informe de tendencias salariales 2022, que ofrece información de las bandas salariales por áreas profesionales. Es interesante comprobar cómo los empleos han evolucionado de forma diferente a raíz de la crisis de la covid. En la mayoría de sectores, han alcanzado niveles previos a la pandemia -lo que no ha ocurrido con la cifra de negocio, que con carácter general se espera que se recupere en 2022 o incluso 2023- las contrataciones se han relanzado y se ha incrementado la dimensión en términos de tamaño de las plantillas. Sin embargo, determinadas ramas de actividad han mostrado menor fortaleza y dinamismo que otras, con más dificultades para crecer y crear empleo.

El informe revela, además, cuáles son los puestos mejor pagados por sectores, experiencia y comunidades, así, nos encontramos:

  • En retail el empleo con una mayor remuneración es el de director de compras, que con la máxima experiencia puede alcanzar los 100.000 euros anuales en Madrid (esta comunidad es donde encontramos los sueldos más elevados, seguida de Barcelona).
  • En logística y transporte, el mejor pagado es el director comercial, con 125.000 €.
  • En banca, seguros y consultoría, el analista financiero (85.000 €).
  • En tax y legal, el director de asesoría jurídica (100.000 €).
  • En digital y ecommerce, el director comercial (100.000 €).
  • En educación, el decano (80.000 €).
  • En salud, el director de hospital (120.000 €).
  • En life sciences, el director médico (120.000 €).
  • En ingeniería, el director comercial (85.000 €).
  • IT y telecom, el CIO (100.000 €)
  • En sales y marketing, el director de marketing (90.000 €).
  • En finanzas, el director financiero (120.000 €).
  • En HR, el director de recursos humanos (120.000 €).

Desde Randstad confiamos en poder haberte ayudado para tus futuras entrevistas. Recuerda que si estás a la búsqueda de un nuevo empleo puedes encontrarlo en Randstad. ¡Mucha suerte!