entrevista Alfredo Castaño Nissan Iberia | 880
Alfredo Castaño, Director de Recursos Humanos de Nissan Iberia

Nissan Iberia, la empresa comercializadora y distribuidora de vehículos (no la parte industrial) en España,  cuenta con 168 empleados. 146  trabajan en nuestro país -15 en Madrid y el resto en las oficinas centrales de Barcelona-. En Portugal también dispone de una delegación donde trabajan 22 personas.

 

¿Qué valores caracterizan su cultura corporativa?
Nissan es una empresa global, multicultural y en la que se trabaja en un entorno dinámico con infinitas oportunidades para crecer profesionalmente. Nuestra apuesta es la innovación, ponemos el foco en el cliente y en la calidad tanto de nuestros productos como de nuestros servicios y tenemos muy presente el crecimiento sostenible.

 

¿Cómo se transmiten estos valores entre sus colaboradores?
Estamos muy alineados en la organización, de manera que compartimos la visión y la misión, así como los planes a medio y largo plazo. Para asegurar la trasmisión de valores, todos los empleados conocen los valores corporativos que nosotros llamamos Nissan Way. En todas las evaluaciones anuales al desempeño se revisan estos valores y comportamientos por parte del empleado.

 

¿A través de qué canales busca el talento Nissan?
En cuanto a redes sociales, estamos presentes en LinkedIn y en nuestra página web, www.nissan.es, pueden encontrarse todas las oportunidades de empleo tanto en nuestra empresa, Nissan Iberia, como en cualquier empresa del grupo en cualquier país y región del mundo.
Nos gusta tener en cuenta a nuestros becarios cuando se trata de incorporar nuevos empleados. A través del programa CITIUS de la UAB incorporamos becarios que pasan un año formándose con nosotros y, si se da la oportunidad y se cumplen los requisitos, pasan a ser empleados de la marca.


¿Qué elementos conforman el Employer Branding de la empresa?
Somos una empresa que desafía a sus trabajadores en un entorno de trabajo exigente pero estimulante y enriquecedor. Nissan Iberia tiene un interés real en ser una gran empresa en la que trabajar: entre los beneficios que cuentan sus empleados hay un buen paquete retributivo, con salarios atractivos y beneficios en especie. Además, poseemos políticas de flexibilidad como horario flexible y trabajo desde casa.

Estamos orgullosos de los resultados que obtenemos en la Encuesta Global de empleados, en la que ellos afirman sentirse parte de una familia. Hay una excelente relación entre las personas que trabajamos en Nissan, sin importar jerarquías, con un management cercano que tiene un interés real por las personas. Todo lo anterior hace que se sientan motivados y comprometidos a pesar de ser una empresa altamente competitiva.

 

¿Qué papel juegan tanto la formación como el desarrollo en esa propuesta como empleador?
Disponemos de programas de formación y desarrollo tanto regionales como locales, identificando las áreas de mejora y puntos fuertes de cada empleado y tratando que trabajen en posiciones donde puedan usar al máximo sus capacidades. Recientemente hemos lanzado Nissan Evolve, un ambicioso programa de formación paneuropeo en el que cada empleado puede marcar su ritmo de desarrollo, así como sus intereses y áreas a desarrollar.

Periódicamente realizamos comités de carrera en los que se identifica el talento interno y las áreas a desarrollar, se definen planes de sucesión y estrategias para hacer crecer el talento dentro de la organización. Esas estrategias comprenden desde planes de rotación a la exposición de las personas a proyectos europeos, estancias en otras entidades Nissan…

 

Las automovilísticas se caracterizan por unas categorías profesionales muy explícitas. ¿Se intenta revertir esta jerarquización de algún modo?
Estamos orgullosos de poder decir que, aunque en Nissan Iberia la jerarquía existe, la relación entre las personas y el énfasis que ponemos en la transversalidad hacen que en el día a día  no haya barreras. Es común ver en nuestra cantina que los directivos comen con sus equipos.

Desde RRHH y Comunicación interna se organizan actividades de team building, que aumentan el sentimiento de pertenencia a la marca y el orgullo de trabajar en Nissan y de nuestros productos. Por ejemplo, hacemos una celebración de la consecución de los resultados anuales, un día especial por Navidad, reconocimiento a la antigüedad, reuniones periódicas de cada área donde se revisan y actualizan los planes de acción de mejora interna, pruebas dinámicas de nuestros vehículos, etc.

 

Hace unos años, el sector también vivió una profunda crisis a raíz del “Dieselgate”.  ¿Cómo se gestionó ese momento en términos de RRHH?
Afortunadamente, Nissan Iberia no se vio afectada por el Dieselgate, por lo que nuestra actividad fue la habitual, sin hacer un esfuerzo especial al respecto. De hecho, en estos últimos cinco años hemos conseguido prácticamente doblar nuestras ventas y resultados financieros y consecuentemente, hemos incrementado nuestra plantilla.

 

¿A qué retos cree que deberá enfrentarse como responsable del capital humano en el corto plazo?
Al cambio en el proceso de ventas y a la actitud del cliente, que cada vez más opta por la compra digital. Personal especializado en vehículo eléctrico y energías renovables, y la incorporación y adaptación de las nuevas generaciones al mercado laboral