La competitividad en las empresas requiere un análisis constante del funcionamiento de las diferentes parcelas que las componen. Esta situación lleva a que muchas compañías busquen reestructurarse con el objetivo de ser más flexibles y ahorrar costes. Una práctica que, en realidad, no es ajena al área de recursos humanos, desde dónde deben estar preparados y adaptarse a los cambios.

¿Qué es Recruitment Process Outsourcing (RPO)?

Responder a estos retos con la estructura de reclutamiento adecuada no es una tarea sencilla. Esto provoca que, en muchas ocasiones, tenga sentido la externalización de estos procesos, conocida también como Recruitment Process Outsourcing (RPO). En este sentido, Randstad cuenta con un servicio integral que consiste en aportar soluciones específicas en los procesos de captación de talento, ajustadas a las necesidades de cada compañía.

Como parte de nuestro servicio, Randstad se ocupa de asumir las tareas propias del departamento de atracción y selección , ya sea de manera parcial (RPO funcional) o total (RPO End to End). Además, ofrece un servicio específico de RPO por proyecto, enfocado a situaciones puntuales de alta demanda de selección en los que se necesitan contrataciones extra de manera rápida y efectiva.

Diferencias con el proceso de selección tradicional

El método de reclutamiento RPO dispone de una serie de peculiaridades que lo distinguen del sistema estándar de captación de talento de una empresa. Gracias a este servicio, la gestión de los procesos se hace más eficiente, consiguiendo un ahorro de tiempo a la vez que aumenta la satisfacción de cliente interno y candidato. 

Además, la fórmula RPO libera de carga a la empresa empleadora, la cual no debe preocuparse de optimizar el proceso. Randstad se encarga, en este caso, de elaborar el plan de captación de talento y de seleccionar a las personas más adecuadas para el puesto.

El reclutamiento tradicional acostumbra a centrarse en cubrir puestos concretos con un enfoque táctico, buscando soluciones más específicas e inmediatas orientadas a las demandas de cada vacante. Sin embargo, con el sistema RPO de Randstad, se elabora una estrategia completa con proyección a medio y largo plazo. Esto permite una gestión más global sobre el proceso de selección al completo.

Otro elemento diferencial dentro del RPO de Randstad es su estrategia de employer branding. Este servicio incluye una investigación sobre la marca de empleador inicial y una estrategia para mejorarla que incluye el desarrollo de indicadores para asegurar un ROI positivo. Gracias a ello, la empresa contratadora se beneficia de un sistema que le permite optimizar la captación y retención de talento.

El seguimiento de la eficacia de las nuevas estrategias se consigue mediante la monitorización de los procesos y el posterior análisis de los datos que desprenden. Esta vía resulta más completa que el reclutamiento tradicional, en el que cada procedimiento permanece más aislado al no estar alineado con una estrategia global efectiva.

Consultores dedicados en exclusiva

Otro de los servicios inherentes al modo de reclutamiento Randstad RPO es el de consultoría. Varios profesionales especializados en el sector se dedican exclusivamente a llevar a cabo los procesos contratados. Estos especialistas cuentan con gran conocimiento del mercado y sus tendencias, que ponen al servicio de tu compañía.

Los consultores pueden ofrecer sus servicios desde sus propias oficinas (off site), de manera remota, o bien directamente dentro de la compañía cliente (on site o inplant). 

Sistema completo de reporting

El servicio Randstad RPO incluye un seguimiento profundo del funcionamiento de los procesos de selección con el fin de hacerlos más efectivos. Para lograrlo, se definen una serie de indicadores (KPIs) que sirven como termómetro para medir el grado de éxito de las estrategias implementadas. En base a ellos, Randstad elabora informes estratégicos para hacer consciente a la empresa de la situación y orientar las medidas de mejora a los resultados. Estos son algunos de los puntos clave:

  • Tiempo de presentación de candidatos, cobertura y contratación: se trata de medir y monitorizar todas las fases del periodo que transcurre desde que surge la necesidad de cubrir una vacante hasta el momento en el que queda ocupada por un empleado.
  • Ratio de candidatos presentados: parte de la eficacia de un proceso de selección se puede medir a través de la relación entre el número de candidatos presentados y las entrevistas totales que realizan los clientes internos.
  • Índice de aceptación de las ofertas: este indicador mide la tasa de éxito que tienen las ofertas de empleo entre los candidatos.
  • Índice de satisfacción de los stakeholders: medición de la satisfacción de HR, cliente interno y candidato durante el proceso de selección.

Contar con un applicant tracking system ayuda a generar una gran fuente de datos que resultan muy valiosos para evaluar la función de selección. En su apuesta por la tecnología Randstad evoluciona su ATS y lo conecta con las diferentes tools que utiliza en sus procesos.

La captación de talento es una de las tareas más importantes y decisivas a la hora del desarrollo de la actividad empresarial en cualquier compañía. Por ello, muchas empresas recurren a la externalización de este tipo de servicios, en los que Randstad se sitúa a la cabeza del mercado con su solución RPO.

Randstad RPO ofrece un servicio de reclutamiento completo (o parcial) que permite controlar los costes y unificar la estrategia empresarial, lo que facilita la eficacia de los procesos, su trazabilidad y, además, contribuye a mejorar considerablemente el employer branding de la compañía.

¡Conoce Randstad RPO y déjate asesorar por los mejores profesionales en recursos humanos!