Tiempo de lectura: 2 minutos

El sector ha generado empleo durante la crisis

Sin duda, la industria de la alimentación y el sector de la distribución están sabiendo dar la talla en esta situación tan dramática. Desde el estallido de la crisis se han esforzado para garantizar el abastecimiento a la población de los productos de primera necesidad, cumpliendo con las exigentes medidas y protocolos de seguridad para cumplir con una labor más que esencial para la sociedad. Muchos negocios se han sabido reinventar y adaptarse con más o menos agilidad para continuar ofreciendo sus servicios con la mayor normalidad posible a pesar de los rigores del estado de alarma. Mamparas, geles hidroalcohólicos, guantes…. toda una inversión que ha tenido un retorno en forma de confianza de los clientes.

De hecho, es gracias a esta labor lo que ha permitido a gran parte de los ciudadanos continuar con su consumo habitual, lo cual ha tenido un impacto positivo en las cuentas de nuestra maltrecha economía. Es lo que confirman datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre hábitos y tendencias de consumo, que aseguran que el 67,4% de los españoles han continuado comprando en supermercados y el 86,4% no modificaron la lista de la compra habitual durante esta situación.

Además, en esta situación está aumentando sustancialmente el canal online del sector de la distribución, lo que no solo es positivo para que no se pierda el consumo del propio sector, sino también para el logístico, otro de los que han visto aumentar su actividad en esta situación. Según un reciente informe de Kantar, desde las primeras semanas del confinamiento, el canal online aumentó un 2%, lo que asevera que es una tendencia que sin duda ha llegado para quedarse.

Perspectivas positivas de cara al futuro

Durante esta situación, en Randstad hemos detectado un aumento significativo de la demanda de profesionales para empleos relacionados con el sector de la distribución en todo el país. Perfiles como cajero, reponedor, limpieza o todos aquellos relacionados con la preparación de pedidos, especialidades de venta al público o almacén, han sido de los más demandados. Una generación de empleo que tiene visos de seguir creciendo, ya que la demanda va a aumentar durante la desescalada.

Según un reciente estudio de Randstad Research, la recuperación total de las actividades que influyen en el sector de la distribución no tardará en llegar. Es el caso, por ejemplo, de la industria de la alimentación, que se espera que vuelva a cifras previas al coronavirus antes de mediados del próximo año. El transporte y la logística, por su parte, se recuperarán al completo al principio del próximo año. La vuelta de la actividad económica en términos de normalidad supondrá asimismo la recuperación del mercado laboral en este sector.

¿Necesitas ayuda para reactivar tu negocio?