e-health tecnologia y salud | 880

La tecnología aplicada al entorno sanitario recibe el nombre de e-health, es decir, un conjunto de herramientas técnicas que se emplean en materia de prevención, diagnóstico, tratamiento, seguimiento, así como en la gestión de la salud, ahorrando costes al sistema sanitario y mejorando la eficacia de este.

Según la Asociación de Investigadores de eSalud (AIES), el e-health engloba diferentes productos y servicios para la salud, como aplicaciones móviles, la telemedicina, los dispositivos wearables (para la monitorización que se integran en ropa y accesorios), el Big Data, los sistemas de apoyo a la decisión clínica, el Internet de las cosas o los videojuegos de salud, entre otros. Además, los avances tecnológicos contribuyen a aumentar la seguridad de los medicamentos.

 

Tecnología farmacéutica
A finales de 2017, la Agencia Europea del Medicamento lanzó una nueva versión mejorada del sistema EudraVigilance, el sistema de información comunitario de sospechas de reacciones adversas a medicamentos autorizados. Este sistema facilita que los titulares de autorizaciones de comercialización y los patrocinadores de ensayos clínicos informen de las sospechas sobre posibles reacciones adversas. Así, la información está fácilmente al alcance en beneficio de la seguridad del paciente.

Este ejemplo muestra como el blockchain se está introduciendo en todos los ámbitos del sector de la salud con el beneplácito de las más altas instituciones, ya que brinda la oportunidad de procesar grandes cantidades de datos en tiempo real. El principal beneficio gira en torno a la detección de situaciones de riesgo y a reaccionar antes ellos de forma rápida y eficaz.

Con todos los datos al alcance, el siguiente paso lógico es avanzar hacia la farmacogenética, la parte del estudio genético que se dedica a investigar los efectos de los medicamentos en el organismo individual. Cada persona reacciona de manera distinta ante la efectividad de las medicinas. Conforme a los resultados de un estudio de The New England Journal of Medicine, los medicamentos que se consumen tienen un rango de efectividad que varía entre un 25 y un 60%.

 

El móvil puede salvar vidas
Los diagnósticos en casa es otra de las modalidades e-health. Para ello, el uso de una herramienta tan extendida como el móvil y las app de salud ofrecen un abanico de posibilidades dependiendo del público o el fin a las que van destinadas:

– Pacientes. Desde pedir citas online, localizar centros y cuadros médicos, hasta realizar un correcto seguimiento de la enfermedad. Las posibilidades de las APP permiten una monitorización clínica a tiempo real.

– Profesionales de la salud. Gracias a la facilidad en la obtención de información, los médicos pueden consultar el estado de los pacientes, la agenda médica o las actividades programadas en el centro, e incluso recibir alertas relevantes.

Sin embargo, el móvil no es la única vía tecnológica de la que se ve beneficiada el sector. Los dispositivos wearables son cada vez más comunes entre las personas:

– Relojes. Sobre todo utilizados para prevenir y controlar enfermedades cardiovasculares a través del control de la frecuencia cardíaca.

– Gafas. Una de las novedades más esperadas son las adaptadas para invidentes, unas gafas de sol con dos microcámaras y unos auriculares, que proporcionan una imagen acústica del espacio.

– Pulseras. Según la dolencia, se pueden encontrar brazaletes que controlan el estado de salud, por ejemplo, llevar un control de las convulsiones epilépticas y predecir el futuro ataque.

 

Los beneficios del e-health
El auge de la tecnología e internet ha facilitado la incorporación a la vida cotidiana de grandes innovaciones. El sector farmacéútico también se beneficia de estos avances y las ventajas de e-health son múltiples:

– Se crea una línea más corta entre médico-paciente. El contacto es más directo, tanto si se establece hora de visita presencial como si se contacta a través de otras vías de comunicación digitales.

– Se potencia la detección precoz de enfermedades. El historial de cada paciente está a la mano, gracias al Big Data.

– El control de la enfermedad es diario. La calidad del cuidado del paciente aumenta gracias al seguimiento continuo.

– Se crean nuevos puestos de trabajo. En 2014, la Comisión Europea y 180 empresas y organizaciones de investigación pusieron en marcha el programa civil más grande del mundo en innovación e investigación robótica que generará nuevos puestos de trabajo.

– Se fomenta la sanidad equitativa y universal. El e-healt ayuda a acercar la salud a más gente, sobre todo a enfermos en riesgo de exclusión pueden acceder a los cuidados sin estar tan expuestos.

En definitiva, el uso de herramientas tecnológicas en el sector farmacéutico en particular y el de la salud, en general, mejora la calidad de vida de las personas sanas y enfermas, además de facilitar el trabajo a los profesionales médicos e investigadores.