actualidad-vision-global-revista-tendencias-22-880.jpg
En el conjunto de Europa, el 22% de las empresas aseguran tener problemas para encontrar trabajadores con los perfiles que necesitan y el 60% cree que los estudiantes que están a punto de incorporarse al mercado laboral tampoco cubrirán sus expectativas, según un estudio de la consultora McKinsey presentado en la II Cumbre de Empleabilidad Juvenil de la Universidad Europea.

En lo referente a España, el estudio “Education to employment: getting Europe’s youth into work” también muestra un desajuste entre la oferta y la demanda que puede ser consecuencia “del cambio grande y repentino en el perfil económico del país desde la crisis financiera”.
Por ejemplo, el número de personas empleadas en el sector de la construcción ha caído 62% desde 2005, pero el número de estudiantes que se gradúan en Arquitectura ha aumentado un 174% en el mismo periodo.
El estudio denuncia que “los proveedores de educación han sido lentos en adaptarse a las realidades posteriores a las crisis económicas” y que un tercio de los empleadores (el 33% frente al 22% de media europea) reportan que la falta de habilidades está causando problemas significativos para sus negocios.
El informe también responsabiliza de este desajuste a las propias empresas, ya que solo la mitad de los empleadores encuestados se comunica con los proveedores de educación para informarles de las habilidades que demanda el mercado de manera anual.
Alemania recibe una cifra récord de inmigrantes en 2013
La cifra total de extranjeros que llegaron a Alemania el pasado año es de 1,2 millones de personas. De estos, cerca de medio millón llegaron al país en busca de trabajo, en concreto, 437.000, cifra récord en los últimos 20 años.
España es el sexto país de procedencia de inmigrantes, con un total de 44.119 personas (españoles y ciudadanos de otras nacionalidades que residían en territorio español). El mayor flujo de personas llegó de Polonia, seguido de Rumanía, Italia, Bulgaria y Hungría.
La llegada de inmigración a Alemania suscita polémica. Por un lado, el informe “Migración internacional Panorama 2013” publicado por la OCDE asegura que los inmigrantes llegados a Alemania tienen mejor capacitación profesional que los llegados en los años anteriores y están contribuyendo a la solidez de la economía germana, la más saludable de la Eurozona.
Por otro, el Gobierno alemán está preparando una ley para facilitar la expulsión de los ciudadanos comunitarios desempleados residentes en el país que “abusen de sus servicios sociales”.
En la actualidad, en el país germano ya hay más gente que abandona el mercado laboral que la que se incorpora. Se calcula que en 2025 harán falta 5,4 millones de trabajadores cualificados más de los que el país tiene ahora. Según las previsiones, la inmigración puede paliar en parte este déficit, pero no totalmente.