MBA el rey de los masters | toma nota febrero 2018

Las solicitudes de ingreso a programas MBA a nivel mundial ha aumentado un 57%, según el último estudio publicado por el Graduate Management Admission Council. Además, también indica que el motivo de su crecimiento es consecuencia de la formación integral que ofrecen estos programas de posgrado en Dirección y Administración de Empresas.

Una de las principales razones que también puede explicar este auge tan significativo es debido a la crisis económica, ya que un MBA es una excelente manera curricular para destacar entre los candidatos que luchan por una misma oferta de empleo.

Pero, ¿qué es exactamente un MBA? Se podría definir como un programa de postgrado universitario dirigido a todos los que quieran desarrollar su futuro profesional en el ámbito de la gestión de empresas. Conseguir el título otorga un mayor reconocimiento a nivel profesional.

 

Visión hacia Recursos Humanos
Un Postgrado de MBA y una Especialidad en Recursos Humanos ofrece una visión global del negocio con respecto a los distintos departamentos que lo componen, como por ejemplo Dirección General, marketing, sección comercial, legal, finanzas…Además de aprender a gestionar el talento en todos sus ámbitos: cómo atraerlo, fidelizarlo, desarrollarlo y formarlo.

De esta forma, los conocimientos del MBA ayudan a aumentar el valor de la empresa a través de una gestión eficaz del personal, ya que muchas compañías demandan directivos con capacidades para extraer lo mejor de los trabajadores y, para ello, ha de conocer cómo funcionan los entresijos del departamento de Recursos Humanos y saber manejar un equipo de expertos en selección, estrategias de desarrollo, retribución o planes de sucesión.

 

Objetivos que se espera adquirir con un MBA
Además de la visión y capacidades transversales que ofrece un MBA, otras finalidades destacadas que se busca obtener al cursar esta especialización son:

– Promover el pensamiento crítico

– Dar las claves para dirigir el departamento de Recursos Humanos

– Aplicar correctamente las técnicas de selección y evaluación

– Establecer las estrategias corporativas para fomentar el engagement

– Analizar la importancia de la formación de la plantilla

– Adaptar la cultura corporativa de la empresa a los cambios culturales de la sociedad

– Desarrollar habilidades de liderazgo

– Implementar nuevas políticas de RSC

– Conocer la estrategia de comunicación de la organización

– Saber gestionar los elementos financieros

 

¿Y los MBA online?
Un estudio presentado por la consultora de mercados Hamilton Global Intelligence establece que un 93% de los alumnos que cursa un MBA online consigue un trabajo. Los datos han sido extraídos de un análisis realizado en 120 centros de España, Latinoamérica y EEUU.

Según el estudio, la flexibilidad que ofrece el medio digital, la empleabilidad y la capacidad de renovarse para ser más atractivos en el mercado laboral o mejorar su posición dentro de la empresa son las tres razones principales que llevan a un profesional a decantarse por esta opción formativa.

Otro de los datos significativos que extrae este análisis es que los profesionales que acceden a un empleo consiguen, de media, un 20% más de salario.

Asimismo, para muchos profesionales del talento, la formación online está intrínsecamente ligada a ciertas competencias en el perfil del candidato, como por ejemplo, la autodisciplina, la responsabilidad, la constancia y la capacidad organizativa.

 

Escoger la mejor opción
Un MBA online requiere un compromiso responsable a lo largo del tiempo que dure la formación. Antes de precipitarse en la elección, es muy útil tener en cuenta los objetivos profesionales que se persiguen y haber buscado información al respecto teniendo en cuenta ciertos aspectos:

– El prestigio de la titulación

– La forma en qué puede complementar el nuevo conocimiento a tu background

– La calidad de los docentes y de la plataforma

– El contenido de los módulos

– La atención personalizada del profesorado

En definitiva, un MBA, presencial o digital, se presenta como la opción de máster preferida debido a que ofrece una profesionalización de las capacidades curriculares de los alumnos que quieren formarse y especializarse en la organización integral de una compañía. Igualmente, supone un salto cualitativo y reputacional que ayuda a optar a puestos jerárquicamente establecidos en el rango de Dirección.