el valor de los idiomas para el éxito profesional | 880

En las últimas décadas, la importancia de aprender nuevas lenguas se ha convertido en un requisito indispensable para las empresas. Las titulaciones influyen en la búsqueda de empleo, pero es en las pruebas de idiomas que realizan las propias empresas en los procesos de selección donde se marca la diferencia. Esta tendencia es la respuesta al nuevo entorno globalizado en el que las fronteras se disipan, permitiendo que las empresas tengan una proyección internacional.  En España, siete de cada diez ofertas de empleo para cubrir perfiles directivos y puestos de responsabilidad exigen el dominio de otros idiomas, según indica un informe de Randstad.


Distintas titulaciones para distintos ámbitos
Elegir el título en idiomas que más se ajuste a tus necesidades puede parecer una tarea compleja, ya que existe una gran variedad de empresas acreditadoras y niveles de dificultad. Estas son algunas opciones a tener en cuenta en función de los objetivos marcados:

– Obtener un título reconocido a nivel internacional: el TOEFL, (Test de inglés como estudiante extranjero) de origen estadounidense, se especializa en la rama americana del inglés. Para su realización, disponen de centros en todo el mundo que permiten hacer el examen vía telemática y recibir los resultados con gran rapidez. El IELTS (Sistema internacional de evaluación de inglés) es su equivalente británico. La principal diferencia con el TOEFL es que tiene un apartado de evaluación oral que debe ser realizado presencialmente con un profesor.

– Incorporarse a una compañía global: el TOEIC es una variante del TOEFL cuyo enfoque se centra en el ámbito laboral (Evaluación de Inglés para comunicación internacional). Este examen es mundialmente reconocido por las empresas y es la herramienta más utilizada para medir el nivel de inglés del equipo, con más de 14000 corporaciones a nivel mundial que lo utilizan.

– Abrir tu propia empresa: para un contexto en el que es necesario hacer exposiciones, negociaciones o escribir comunicados utilizando un lenguaje formal específico del entorno empresarial, Cambridge cuenta con una serie de tres exámenes de alto nivel denominados BEC (Certificación de inglés empresarial): BEC preliminar, BEC aventajado y BEC superior.

– Conseguir una certificación para la carrera pública: se imparte formación reglada en centros oficiales (EOI) dependientes de cada comunidad autónoma. Los alumnos pueden elegir entre modalidad presencial, que requiere la asistencia regular a clases y donde se realiza una evaluación continua; o a distancia, preparándose la materia por su cuenta. En cualquiera de los casos, al final del curso, los estudiantes se someten a un examen para evaluar las diferentes competencias.

 

¿Qué dice el Marco Común Europeo de Referencia?
Para mayor concreción, a la hora de evaluar los conocimientos sobre un idioma, el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER) dispone de una escala de seis grados que relaciona qué situaciones de la vida cotidiana se pueden afrontar con el nivel de idiomas adquirido. Estos estándares son los más utilizados en los CVs:

– Nivel A (Usuario Básico):
– A1 (Acceso): responde a la capacidad de comprender y utilizar expresiones relacionadas con ámbitos de uso frecuente que permiten satisfacer necesidades inmediatas. Este nivel asegura que el hablante es capaz de comunicar información básica sobre sí mismo o su entorno próximo.

– A2 (Plataforma): afianza la habilidad de comprender y utilizar expresiones cotidianas. Garantiza una comunicación básica sobre temasonocidos y permite describir aspectos del pasado haciendo uso de terminología sencilla.

 

– Nivel B (Usuario Independiente):
– B1 (Intermedio): permite comprender los puntos principales de textos claros y en lengua estándar sobre temas conocidos y en mayor variedad de contextos. Las personas que disponen de este nivel se desenvuelven bien en la mayoría de situaciones. Por último, capacita para redactar textos coherentes y sencillos.

– B2 (Intermedio Alto): llegados a este nivel, las personas entienden las ideas principales en los textos de cierta complejidad y sobre temas variados, ya sean concretos o abstractos. La comunicación con personas nativas es natural y la interacción se desarrolla sin esfuerzo.

 

– Nivel C (Usuario Competente):
– C1 (Nivel operativo eficaz): se dispone de capacidad suficiente para omprender y elaborar textos de cierto grado de complejidad sobre una gran variedad temática. Permite comunicarse de forma fluida y espontánea sin aparente esfuerzo para encontrar las expresiones más precisas.

– C2 (Maestría): corresponde a personas cuyo conocimiento del conocimiento del idioma le permite entender prácticamente todo lo que oye o lee. Se puede expresar de manera inmediata y con gran fluidez, haciendo uso de una precisión que le permite matizar el significado de expresiones de gran dificultad.

 

La importancia de los idiomas en la búsqueda de empleo
Actualmente, la búsqueda de empleo – ya sea dentro o fuera del país -, sitúa al conocimiento de idiomas en el punto de mira de los profesionales de recursos humanos. s uno de los principales requisitos durante el proceso de selección y cada vez es más común encontrar pruebas de idiomas en las entrevistas de trabajo, por lo que los candidatos deben ser completamente honestos a la hora de hablar sobre su conocimiento del idioma.

Según un análisis de Randstad sobre la importancia de los idiomas en el mundo laboral el conocimiento de una segunda lengua puede aumentar las posibilidades de acceder a un empleo en un 37 %, ya que más del 26 % de ofertas de trabajo así lo requieren. De cara a ocupar un cargo directivo, estos casos aumentan hasta el 70 %.

La creciente orientación del sector laboral hacia una visión más internacional hace que la competencia por el talento ya no se circunscriba únicamente a las empresas de la misma ciudad o del mismo país, sino que ahora se compite con organizaciones de todo el mundo. Ante esta situación, dicho análisis destaca que, para acceder a un empleo cualificado en el extranjero, dominar un tercer idioma es un requisito básico.

 

Los idiomas con mejor proyección laboral
Además del inglés, en Europa, el protagonismo de Alemania como principal potencia económica del continente ha convertido a su lengua n una de las más demandadas por las empresas.

El francés es otro de los idiomas europeos aener en cuenta, ya que, junto al inglés, son las dos únicas lenguas que se enseñan en todos los países del mundo. Su importancia turística, hace que este idioma sea una buena opción para guías, directores de hotel y otros trabajadores del sector.

Los idiomas nórdicos, en especial el sueco y el danés, también ofrecen oportunidades laborales gracias al boom de la literatura negra. La demanda de personas que conozcan alguno de estos idiomas es muy alta y el sector de la traducción literaria es el que más se beneficia de ello.

Rusia y China son dos países con grandes inversiones en España en los últimos años. Además, su influencia sobre el turismo de nuestro país es cada vez más importante, convirtiendo a sus idiomas oficiales en algunos de los más elegidos por aquellos que desean aprender una lengua con gran proyección laboral.

Hoy en día, en una sociedad donde la relación con personas de otros países es algo cotidiano, aprender idiomas es una necesidad fundamental para desarrollarse social y profesionalmente. Es una inversión de futuro que garantiza un valor diferenciador de cara al mundo laboral.

 

Y tú, ¿qué idiomas dominas?