empresas Family-Friendly | 880

Cada vez son más las empresas que motivan que sus empleados se sientan comprometidos con la marca, pero, ¿cómo lo hacen? En esto tienen mucho que ver las medidas de conciliación familiar, haciendo posible la armonía entre la vida dentro y fuera del trabajo.

A este tipo de compañías ya se las conoce como Family-friendly o, como su nombre indica en castellano, empresas familiarmente responsables. Entre sus objetivos están promover el bienestar de los trabajadores y sus familias con iniciativas diseñadas especialmente para ello.

La imagen que los empleados tienen de las empresas es cada vez más importante. Uno de los aspectos más valorados por los españoles actualmente es la existencia de un equilibrio entre su vida laboral y personal, según el estudio presentado en los Randstad Award 2016.

 

Características de las empresas Family-friendly
En primer lugar, una empresa Family-friendly debe fomentar la flexibilidad laboral. Adaptar los horarios de los empleados a sus necesidades personales o la concesión de bajas por maternidad y paternidad son algunas de las distintas políticas que pueden contribuir a ello.

En segundo lugar, existen otras medidas sociales que implementan este tipo de empresas como ayudas al deporte, ayudas escolares, tickets guardería o, incluso, guarderías en las propias empresas, seguros médicos, planes de pensiones o ayudas orientadas a familiares con algún tipo de discapacidad, entre otras.

 

¿Qué se puede aprender de otros sistemas?
Son distintas las condiciones que implementan las empresas dependiendo de cada país y las facilidades que ofrece cada sistema legislativo. En cuanto a bajas por maternidad, en España las profesionales disponen de 16 semanas de permiso por ley. En el caso de la baja de paternidad, los padres disponen de 4 semanas a las que se le pueden sumar una parte o la totalidad de los días de la madre.

En cambio, en Suecia, ambos cuentan con 69 semanas (incluidas 8 para compartir entre los dos). Siguiendo el ranking de países con permisos de paternidad/maternidad más amplio, nos encontraos con otro país nórdico,  Noruega, con una media de 46 a 56 semanas para las mujeres y 10 para los hombres. En Finlandia disponen de 15 en el caso de la madre y 2 semanas y media para el padre, más 23 para compartir.

En contraprestacióin, en la mayoría de estos países europeos, el salario desciende al 80%, al contrario de lo que ocurre en España y en Noruega donde se conserva el 100% del salario durante estos periodos.

En cuanto a leyes laborales, solo Suecia consigue la igualdad en este aspecto con respecto al permiso de paternidad, en el que ambos tienen el mismo número de días.

En Dinamarca, por ejemplo, los empleados tienen derecho a asistencia doméstica subvencionada con el fin de desocupar trabajo y tiempo en el ámbito familiar. Además de esta medida, también sugieren propuestas como el derecho universal a la ausencia laboral por enfermedad del hijo, o el “fondo flexible”, con el que los empleados pueden elegir permanecer un periodo de tiempo sin actividad laboral cuando los hijos son pequeños a cambio de posponer su jubilación.

En Reino Unido, el gobierno facilita numerosas ayudas y subvenciones como el subsidio de maternidad, una ayuda económica para mujeres embarazadas autónomas, o el crédito fiscal de trabajo, para poder volver a trabajar después de haber tenido un hijo. También poseen asistencia para madres solteras con benefits, y no solo para madres, el beneficio infantil, o el crédito fiscal infantil son ayudas que ofrece el gobierno para familias con hijos menores de 16 años.

En cuanto a ayudas sociales, Alemania se posiciona como la primera de Europa con 184 euros mensuales para hijos de hasta 18 años con todo tipo de educación gratuita, desde la guardería hasta la universidad.

Además de estas medidas, existe una tendencia, nacida en Estados Unidos y cada vez más extendida, que promueve la flexibilidad total de las vacaciones en las empresas. Esto quiere decir que el empleado tiene total libertad a la hora de gestionar sus días libres, facilitándole una cantidad ilimitada siempre y cuando cumpla con las tareas asignadas. Esta práctica laboral favorece que los trabajadores puedan organizar mejor sus vacaciones y adaptarlas a las de sus familiares.

Otra manera de conciliar la vida laboral con la personal es el teletrabajo. En la Unión Europea, el 17% de los empleados pueden trabajar fuera de la oficina (desde casa o cualquier otro lugar), siendo mayor este porcentaje en los países escandinavos y menor en países como Alemania, Hungría, Italia y España.

 

Grandes ejemplos empresariales: ventajas y resultados
En España, la Asociación Española de Normalización y Certificación AENOR, acredita que las compañías cumplen con los requisitos necesarios para convertirse en empresa Family-friendly a través del certificado “efr”. Este sello les facilita, además, la obtención de futuras subvenciones y ciertos beneficios fiscales. Algunas de ellas son:

CHL: La compañía madrileña de hidrocarburos, dispone de una intranet donde los empleados pueden solicitar cualquiera de las 50 medidas de conciliación que ofrece. En esta lista destacan iniciativas como ayudas escolares y al deporte para los hijos de empleados.

Deloitte: La empresa consiguió el premio “Top Employers” en 2016 gracias a su “Programa de Transición de Padres Trabajadores”, con el que facilitan tanto el apoyo de la baja maternal y paternal, como la futura reincorporación de sus empleados. Una de las medidas de conciliación más importantes que ha incluido Deloitte en su programa es la semana laboral comprimida, que consiste en trabajar sólo cuatro días a la semana.

KPMG: La empresa holandesa, además de ser reconocida con numerosas distinciones en este ámbito, es conocida por facilitar horarios flexibles, guías para padres y, además, cuenta con su propio Instituto de Liderazgo de la Mujer, a través del que impulsan el talento femenino en sus empresas. Este compromiso por la igualdad de género y la diversidad laboral ha sido reconocido en 2011 con el premio CEO Leadership por la agencia Diversity Best Practices.

Gracias a las medidas de las empresas familiarmente responsables, los profesionales pueden beneficiarse de interesantes incentivos. A su vez, esto permite mejorar el ambiente laboral, facilitar la compatibilidad entre trabajo y la vida personal, además de mejorar el compromiso y capacidad de innovación. Las empresas, por su parte, consiguen crear políticas de atracción y retención del talento, reducir las rotaciones de personal y reforzar su imagen y reputación.

La clave para lograr la verdadera conciliación laboral se basa en el respeto y confianza por parte de la empresa y sus profesionales. Estos elementos darán lugar tanto a fomentar la flexibilidad como a una mejor comunicación bidireccional. Las compañías que adoptan esta filosofía están comprometidas con las personas y conciben a sus empleados como sus principales activos.

 

Y tú, ¿cuál crees que es la mejor solución para la conciliación?