Es importante crear un ambiente de comunicación transparente que fluya en ambos sentidos.

Jens Axel Fyner, Manager del Business Service Center en Chemours Spain

La multinacional química estadounidense Chemours con más de 200 años de legado, cuenta con 37 centros de fabricación y da servicio a clientes de más de 120 países. En España, son 121 los empleados que se han instalado en su centro de negocios de Gijón, que da servicio a la empresa a nivel global.

A principios de febrero de 2018 se mudaron a una nueva ubicación en Gijón, ¿qué ha supuesto este cambio para la plantilla de la empresa?

Para todos ha supuesto una mejora sustancial en cuanto a instalaciones nuevas y mucho más modernas. Nuestras oficinas tienen un diseño de “espacio abierto” que permite a nuestros equipos interactuar de forma mucho más sencilla que anteriormente.  Contamos, asimismo, con áreas comunes de descanso, reuniones, cafetería y hasta tenemos en proyecto un gimnasio.

La cantidad de espacio disponible nos permite crecer como empresa a medida que lo hacen nuestras necesidades. Esto garantiza calidad y comodidad en los espacios de trabajo.

Por último, el transporte público llega hasta nuestras instalaciones tanto desde Gijón como desde Oviedo y Avilés, y permite a nuestros empleados poder elegir esta opción. Dada la cercanía al centro, algunos de nuestros empleados que residen allí también se desplazan en bicicleta, lo que nos ayuda a cuidar el medio ambiente.

¿Cuántos empleados tienen y cómo están organizados?

Contamos, actualmente, con 121 empleados divididos en las distintas áreas en las que trabajamos en el Centro de Negocios: Finanzas (con el mayor número de empleados), Compras, Recursos Humanos, Legal e IT.

¿Cuáles son los valores que rigen la cultura corporativa de Chemours Spain?

Los valores son los siguientes:

  • Centrado en el cliente: entender las necesidades del cliente y crear relaciones duraderas.
  • Mantenerlo simple: evitar lo complejo, invertir tiempo en lo que importa y obtener así resultados más rápidos.
  • Emprendimiento colectivo: actuar como si cada uno de nosotros fuéramos los dueños del negocio, a la vez que sentimos la importancia de formar parte de un equipo.
  • Obsesión por la seguridad: creemos firmemente que un lugar de trabajo seguro es un lugar de trabajo rentable.
  • Integridad inquebrantable: Hacer siempre lo correcto para nuestros colegas, comunidades y clientes.

En un sector tan específico como es el químico, ¿están teniendo dificultades para encontrar los perfiles profesionales que andan buscando?

A pesar de ser una empresa química, en Asturias lo que tenemos es un Centro de Negocios que da servicio a nuestra empresa a nivel global,  en áreas como Finanzas, Compras, Recursos Humanos y otros.

En Asturias tenemos gente estupendamente preparada en cada uno de estos campos. Si tengo que destacar alguna dificultad, mencionaría los idiomas, principalmente el inglés ya que se exige un nivel muy alto (no solo lo utilizamos externamente, sino que es el idioma oficial de comunicación interna dentro Chemours a nivel global).

Dejando a un lado la formación que se supone que han de tener los candidatos para un determinado puesto, ¿qué otras habilidades o características demandan en ellos?

Hay una serie de soft skills que consideramos importantes para cualquier persona que se incorpore a nuestra empresa. Es muy importante la capacidad de trabajar en equipo, la proactividad, facilidad de integración en un entorno multicultural y la adaptación a un medio en constante cambio.

Una vez en la compañía, ¿cómo hacen para fomentar el compromiso de los empleados con la empresa?

Uno de los valores de Chemours es el “Emprendimiento colectivo” (actuar como si el negocio nos perteneciera). Nuestros empleados conocen y se comprometen con nuestros principios desde el día mismo de su incorporación. Por otro lado, a lo largo del año se trabaja en objetivos, tanto a nivel individual como colectivo, relacionados con estos valores.

Para Chemours, el empleado es un activo indispensable en la empresa. Creemos que es muy importante crear un ambiente de comunicación transparente y abierta que fluya en ambos sentidos (del liderazgo a los empleados y viceversa). Lo consideramos fundamental para que el empleado tenga un sentido de pertenencia y fidelidad hacia Chemours. Esto es una carrera de fondo en la que estamos trabajando de forma continuada para mejorar cada vez más. Hoy por hoy puedo decir que estamos orgullosos del compromiso que nuestros empleados muestran  cada día.

¿Cómo entiende su compañía el concepto de liderazgo y cómo lo llevan a la práctica en el día a día?

Para nosotros un buen líder es aquel capaz de influenciar y motivar a la gente que tiene bajo su responsabilidad, para que contribuyan al éxito y a la efectividad del equipo al que pertenecen. Un líder orientará y conducirá a otros a la concreción de los objetivos establecidos.

Son muchas cosas las que un líder hace en su día a día en Chemours siguiendo este concepto. Como ejemplo del contacto constante con su equipo y orientación, a principios de año se establece una serie de objetivos a nivel individual para cada miembro del equipo, que contribuirá a los logros finales del mismo, y del que se irá haciendo seguimiento y apoyo a lo largo del año. Se establecen también reuniones semanales individuales donde el empleado puede intercambiar con su líder no solo información del día a día en el trabajo, sino cualquier preocupación, duda, idea… Esto ayuda también al líder a conocer más a sus empleados, saber cómo apoyarles y conocer los puntos fuertes de cada uno de ellos, y a tener a gente indicada en el sitio apropiado.

Recientemente han publicado su segundo informe anual sobre el Compromiso de Responsabilidad Corporativa. ¿Cuáles son sus ejes principales?

Hemos considerado 6 ejes principales y para cada uno de ellos actuaremos bajo 3 prismas: educar, idear y actuar.

Los ejes son: excelencia en seguridad, comunidades vibrantes, empleados empoderados, residuos, ofertas sostenibles y cadena de suministro sostenible.

Por último, ¿cuáles son los retos más importantes a los que se enfrenta actualmente su departamento?

Si echamos la vista atrás, considero que hemos sido capaces de desarrollarnos como centro de negocios de manera altamente efectiva desde nuestros inicios hasta ahora. Hemos centralizado en Asturias puestos de trabajo, que tradicionalmente nunca antes habían abandonado sus países de origen. Esto se debe al buen hacer de nuestros profesionales en Asturias. Dicho esto, considero que es crítico seguir creciendo profesionalmente como centro y no conformarnos con mantenernos, creando cada día un mejor servicio, haciendo un Centro de Negocios competitivo y de referencia para nuestra empresa a nivel mundial.