rocio-lopez-peugeot-880.jpg
Rocío López, directora de RRHH de PSA Peugeot Citroën España y Portugal
Rocío López es la responsable de la gestión de personas de PSA Peugeot Citroën para España y Portugal desde mayo de 2011. Ha desarrollado prácticamente toda su carrera profesional en el sector del automóvil, tras una breve incursión inicial en el de las telecomunicaciones.

¿Cómo llegó al mundo de los Recursos Humanos?

Cursé estudios de Derecho. Posteriormente, hice un máster en Recursos Humanos en el Instituto de Empresa y me dirigí desde el principio hacia ese mundo.
He tenido la suerte de dedicarme a la que ha sido mi vocación desde que finalicé los estudios. Desde un trabajo inicial en RETEVISIÓN, siempre he trabajado en este ámbito de la empresa.
¿Qué otras responsabilidades ha tenido en PSA?

Comencé mi carrera profesional en la fábrica que PSA Peugeot Citroën tiene en Madrid. Inicialmente, como asesora jurídico-laboral y, posteriormente, como responsable de Relaciones Laborales. Así que tengo 14 años de experiencia en un entorno puramente industrial, como es el de la fabricación de automóviles.
En 2003 me integré en el equipo de RRHH Corporativo que PSA tiene para España y Portugal, pasando a ocuparme de la Gestión de Recursos Humanos del Grupo en la Península y pilotando las Relaciones Sociales de los ámbitos comercial y financiero. Desde mayo de 2011 estoy al frente de este equipo de RRHH Corporativo para la Península Ibérica.
¿Tiene conocimientos sobre automoción? ¿Considera que un director de RRHH tiene que conocer bien los productos o servicios que su empresa ofrece?
Creo que todos los conocimientos que uno adquiera y, por supuesto, aquellos que se refieren a la empresa en la que uno trabaja, ayudan a mejorar la eficacia en el trabajo cotidiano.
Considero fundamental, más que un conocimiento técnico exhaustivo de los productos o servicios, tener claro cuáles son los principales procesos, quién hace qué en la empresa, qué valor añadido aporta cada puesto, qué competencias son esenciales para desempeñarlo con un alto nivel de rendimiento…
También me parece básico estar al corriente de las buenas prácticas y las innovaciones que otras empresas del mismo sector o de otros puedan están implantando en cada momento, ya que son una magnífica oportunidad para aprender y analizar posibles evoluciones a poner en marcha en el propio entorno.
PSA Peugeot Citroën es de matriz francesa. ¿Le impregna eso un determinado carácter?
Toda empresa tiene sus rasgos propios, podríamos decir que tiene su “personalidad” y en ella influyen muy diversos factores: su origen, su historia, los éxitos logrados, los fracasos y sus consecuencias, y, cómo no, también su nacionalidad. Sí creo que el hecho de ser una empresa europea, por ejemplo, le confiere unos rasgos diferentes a los que caracterizan a una multinacional americana o asiática.

Parte fundamental del núcleo duro cultural del Grupo es la preocupación por las personas y por aplicar una política social absolutamente responsable

Incluso en los momentos más complejos, hay una verdadera obsesión por defender al máximo el empleo, buscando siempre alternativas (movilidades, reducciones de jornada, moderación salarial…) que eviten la toma de medidas drásticas. Creo que este es un rasgo esencial que forma parte del ADN del Grupo PSA Peugeot Citroën.
Son la primera empresa del sector automovilístico en firmar un convenio de sensibilización en violencia de género. ¿Cómo han implicado a los trabajadores en este proyecto?
Desde el primer momento los trabajadores, a través de sus representantes legales (comités de empresa y otros) han estado informados e implicados en la firma del convenio.
En el acto protocolario de firma con el ministerio estuvieron presentes, al igual que la dirección. Y también están implicados activamente en su aplicación.
Por ejemplo, el pasado 25 de noviembre todos los empleados portaron una chapa informativa de la campaña “Hay salida” y posaron, asimismo, en diferentes photo-calls instalados en los centros de trabajo para testimoniar nuestro compromiso contra la violencia de género.
La compañía también es firmante del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y en 2011 se convirtió en una de las seis únicas empresas en España y la primera del sector del automóvil europeo y nacional en obtener el distintivo europeo de igualdad.
¿Qué implica esto a nivel práctico en su plantilla?
Implica que, cada vez más, todas las personas, de cualquier nivel de la empresa, integren en sus comportamientos cotidianos gestos que nos consolidan como una empresa que trabaja en favor de la igualdad dentro y fuera de la compañía, desde la utilización de un lenguaje no sexista en la comunicación interna hasta el establecimiento de objetivos concretos y medibles como el número de vendedoras en cada punto de venta, la existencia de un responsable de igualdad en cada entidad al que todo el que se considere desigualmente tratado puede acudir para que se abra una investigación…
El conjunto de acciones de formación y sensibilización están dando como resultado que, en un sector tradicionalmente muy masculinizado como es el del automóvil, se rompan prejuicios y se esté avanzando rápidamente hacia la igualdad de género.
Tanto Citroën como Peugeot están potenciando sus vehículos eléctricos. ¿Cree que los esfuerzos en responsabilidad social son valorados por los empleados?
Creo que las personas que trabajan en una organización que se preocupa por crear un espacio de convivencia mejor, por contribuir a dejar un legado positivo a las futuras generaciones, etc. lo aprecian y mucho. Es un factor que origina un fuerte orgullo de pertenencia. En realidad, nos hace trascender también a nosotros como seres humanos.
Con nuestro trabajo no sólo conseguimos el dinero suficiente para nosotros y nuestras familias, sino que parte de nuestros esfuerzos revierten en una sociedad y un futuro mejor. Nuestros empleados valoran muy positivamente el nivel de compromiso del Grupo en ello y consideran que trabajan en una empresa socialmente responsable.
La última encuesta interna, de octubre de 2013, recogía que más del 75% de las personas que trabajan para PSA Peugeot Citroën en la Península Ibérica consideraba que el Grupo es altamente responsable. Es una cifra muy elevada que prueba que nuestra plantilla se ocupa y se preocupa por estar al día de los avances del Grupo en responsabilidad social corporativa.
¿Qué tipo de relación cree que tiene que establecer un responsable de RRHH con los trabajadores de su compañía?
El responsable de RRHH no es ni más ni menos que un trabajador más en la empresa. Para mí, no hay una distinción entre los directivos (ni de RRHH ni de ninguna otra actividad) y “los trabajadores”. Existe un equipo de personas que, desde cada puesto, intenta hacer lo mejor posible su trabajo para conseguir un éxito conjunto.
En ese sentido, me gusta relacionarme con mis compañeras y compañeros, compartir un refresco light, en mi caso, charlar sobre las vacaciones o el fin de semana, echarme unas risas con el último chiste o mote que circula por la oficina… y, por supuesto, lo hago habitualmente.
¿Es necesario contar con empleados comprometidos para garantizar el éxito de una empresa?
No sólo yo opino que sí, además hay numerosos estudios y expertos que así lo han probado. Por otra parte, es lo lógico. ¿No hacemos mejor las cosas y obtenemos mejores resultados en nuestra vida cuando nos entusiasmamos realizando una tarea y ponemos todo nuestro afán en hacerlo lo mejor posible?
La tarea puede ser desde pintar una habitación hasta preparar un cumpleaños para nuestro hijo. Pues, en el ámbito laboral no tiene porqué ser (y no es) diferente.
Y para contar con el compromiso de los empleados hay que…

Tienen que sumarse muchos factores, como el estilo de liderazgo y la ejemplaridad de los directivos, la transparencia y la honestidad en las relaciones internas, la capacidad de comunicar todo aquello que se hace bien en la empresa, la equidad en la toma de decisiones, la existencia de políticas sólidas de responsabilidad social corporativa y de un entorno de trabajo que favorezca la puesta en marcha de iniciativas, la asunción de riesgos, la posibilidad de plantear objeciones sin temor a represalias…
Realmente, como en el caso de las relaciones amorosas, el compromiso de las personas exige un cuidado permanente y constante para que no se transforme en frustración o en pasotismo. En esto también hay una delgada frontera que separa un sentimiento del otro. En mi opinión, cuanto mayor es el grado de compromiso de la persona con la organización, mayor puede ser su nivel de frustración si considera que la empresa “no ha respetado” su parte del contrato. Por eso, es extremadamente importante cuidar y acompañar a las personas que han demostrado un alto grado de compromiso con la organización.
¿Qué virtud cree que tienen que potenciar los trabajadores de PSA y del sector de la automoción, en general, en el futuro próximo para garantizar un brillante futuro para el sector?
Creo que, como en la mayoría de los sectores, hay dos elementos clave para que una empresa y un sector triunfen: el aprendizaje continuo de los profesionales y la capacidad para escuchar y adaptarse muy rápidamente a un mercado y a unos clientes cuyas necesidades fluctúan enormemente y que no están dispuestos a esperar.
Sin aprendizaje, escucha a nuestros clientes y adaptación rápida a sus nuevas demandas podríamos llegar a estar, como los dinosaurios, en vías de extinción.

​​