Asepeyo, mutua de accidentes de trabajo colaboradora con la Seguridad Social, cuenta con más de 3.300 empleados.

Entre los perfiles profesionales que aglutina Asepeyo destacan sanitarios y personal médico, de enfermería y fisioterapia, así como personal de administración y de prevención. Cuentan asimismo con el personal de hospitales y en la sede central se encuentran los perfiles más minoritarios, desde abogados a informáticos.

¿Cómo definiría la cultura corporativa de la compañía?

Para Asepeyo los valores corporativos son la clave para identificar y retener talento. Son principios con vocación de permanencia que constituyen el marco de referencia de actuación diaria de todos y son la vocación de servicio, orientación a las personas, eficiencia en la gestión, contribución social positiva, integridad y legalidad, innovación y trabajo en equipo.

Intentamos transmitir esos valores en las políticas de recursos humanos. De hecho, hemos empezado diseñando un nuevo modelo de capacidades alineado con los valores corporativos simple, sencillo, ágil, digital y transversal a todos los puestos, que responde a los nuevos retos que Asepeyo afronta en relación a la gestión del cambio referido a las personas y sus conductas. Para promocionar el nuevo modelo hemos realizado una campaña de comunicación interna. Actualmente hemos empezado por transmitir nuestros valores a nivel de Employer Branding, reclutamiento, entrevistas de desarrollo y formación y, paulatinamente, iremos integrando dicho modelo al resto de políticas de recursos humanos.

 

¿Realizan acciones específicas en sus planes de onboarding, en ese sentido?

Nuestras políticas de recursos humanos están orientadas a mejorar la experiencia del empleado y en este sentido desde la fase de reclutamiento intentamos ser coherentes con el mensaje que transmitimos a lo largo del ciclo de vida del empleado. Para nosotros el momento de incorporación del candidato es un momento clave para integrarlo, que se sienta acompañado, seguro y preparado para empezar a trabajar en su puesto de trabajo.

El proceso de onboarding lo hemos diseñado en 21 momentos clave partiendo de lo que vive y siente la persona en cada momento para acercarnos a lo que el empleado desea vivir en su relación con nosotros. Nuestro employee journey Asepeyo empieza con el preonboarding, antes de la incorporación del candidato, tratado con detalle para transmitir la cultura y valores de la empresa. Durante el  proceso de onboarding los empleados tienen una formación específica con unos planes de inmersión formativos específicos por puesto de trabajo. En este sentido, el onboarding no lo limitamos a un rápido recorrido por la empresa; tratamos con profesionales que necesitan tiempo para entender la organización, con un acompañamiento que va de los 30 a los 90 días. La relación con el manager y recursos humanos está muy presente en este último para poder detectar mejoras e ir perfeccionando el proceso en base a la información proporcionada por el nuevo empleado.

¿Cómo se acercan a ese talento?

Uno de los principales canales para relacionarnos con los candidatos es nuestro espacio de empleo en la web corporativa. Es nuestro escaparate, donde vendemos nuestro proyecto de empresa y profesional. Para mejorar esta primera impresión, hemos rediseñado nuestro site de empleo de la web corporativa, integrando los valores corporativos y crear esa conexión inicial entre candidato y empresa. Para este nuevo enfoque hemos incluido nuevas secciones, como los testimonios de empleados o la creación de dos vídeos corporativos: uno de empresa para potenciar la imagen de marca y otro para explicar nuestro valor diferencial al colectivo de puestos sanitarios.

¿Cómo intentan fidelizarlo, después?

Una vez incorporados están sujetos a un amplio catálogo de formación y programas formativos y de desarrollo desplegados desde la Universidad Corporativa. También mantenemos la escucha activa de nuestros colaboradores a través del estudio de opinión, que nos ayuda a tomar la temperatura a nuestra organización, así como con las conversaciones de desarrollo. Desde ambas se derivan acciones concretas que ayudan a poner en valor la voz y el desarrollo de nuestros profesionales.

A su vez, también disponen de Asepeyo Benefits, que es un portal que aglutina todos los elementos que componen nuestra política activa en materia de beneficios sociales, lo que nos permite avanzar hacia el equilibrio entre la vida familiar, personal y laboral.


¿Qué perfiles optan a formarse en su Universidad Corporativa?

Desde la Universidad Corporativa se da cobertura al 94% de la formación de la plantilla, la cual es mayoritariamente técnica, dado que nuestros perfiles profesionales mayoritarios son los sanitarios. Tampoco descuidamos la parte competencial centrada en habilidades, en temáticas muy demandadas como por ejemplo el Mindfulness. Los colaboradores son agentes activos en su autodesarrollo profesional en todo momento y deciden en qué momento acceden a la formación, todo ello complementado con acciones de desarrollo con diferentes metodologías: rapid learning, serious games, elearning, etc.

¿Cómo influye asimismo trabajar en un entorno colaborativo, así como seguro y saludable?

El papel del bienestar es crucial en nuestra organización, como elemento clave de una gestión eficiente y sostenible en la empresa, en la que todos sus integrantes deben involucrarse con el objetivo de lograr un entorno de trabajo seguro y saludable para todos. Por ello, desde la Dirección se ha asumido tal compromiso y se ha implantado y velamos por mantener un sistema de gestión de la seguridad y salud conforme a la ISO 45001 y el modelo de Empresa Saludable con alcance a todas las actividades y personas de la empresa, independientemente de sus responsabilidades, dependencia o cargo dentro de la mutua, a su entorno y a la comunidad.

Actualmente buscan a los mejores profesionales para liderar la transformación digital sanitaria. ¿Qué retos supone en términos de gestión de Personas?

Implica un sobreesfuerzo a nivel reclutamiento y desarrollo de nuestros profesionales, así como en el despliegue y formación de nuestros especialistas, ya que van a tener que adoptar nuevas capacidades que les permitan trabajar en nuevos entornos, como por ejemplo la telemedicina, que va a formar parte de nuestra red asistencial.

¿A qué otros retos prevé enfrentarse próximamente?

La Dirección de Recursos Humanos tiene un reto para los dos próximos años: “Asepeyo Works”. Bajo este título se engloban distintos proyectos que, gradualmente, se irán implementando en la organización para mejorar la experiencia del empleado. De entre ellos estamos trabajando nuevas formas de reconocimiento, promover el trabajo colaborativo y potenciar una cultura digital, entre otras.