Evita el turnover

Tiempo de lectura: 5 minutos.

Que un trabajador decida dejar la empresa no suele ser una buena noticia: toca buscar a alguien competente que ocupe su puesto, darle un tiempo para que se adapte bien al empleo y confiar en que poco a poco se irá convirtiendo en una pieza eficaz del engranaje de la compañía. Sucede hasta en las mejores organizaciones, pero, si detectamos que se repite más a menudo de lo que debería, quizás sea momento de preocuparse y analizar porqué el talento abandona el barco.

¿Qué es el turnover?

Denominamos turnover a la tasa de rotación de personal en un negocio. Es un síntoma de la calidad de la gestión de la empresa, por lo que, cuando es algo más elevado de lo habitual, puede quitar el sueño a más de un gerente. Según La Organización Internacional del Trabajo, para calcularlo se ha de hacer lo siguiente:

  1. Sumar el número de trabajadores al inicio y al final del periodo elegido.
  2. Dividirlo por dos, así se obtiene el promedio.
  3. Dividir el número de personas que dejaron la empresa entre el promedio del paso anterior.
  4. Multiplicar el resultado por 100 para obtener el porcentaje.

El índice varía según el sector, pero, en líneas generales, si detectamos que está en el 0 % es negativo, porque se considera que la empresa está estancada, mientras que si es demasiado elevado -en España, la media de contratos por trabajador y año se situó en 2020 en 2,55 contratos- entonces habría que buscar soluciones. Veamos los diferentes tipos de turnover que podemos encontrar:

  • Voluntario: cuando el empleado decide dejar su puesto, ya sea porque ha decidido aceptar otra propuesta, quiere cambiar porque no está satisfecho, o por cualquier otro motivo. En este punto puede que:
    • No desempeñara su labor como la compañía esperaba de él, lo que supondría una buena oportunidad para encontrar a alguien más afín.
    • Fuese un buen empleado: en ese caso, es una pérdida dolorosa y un perjuicio para la empresa.
  • Involuntario: es cuando se produce un despido. Los motivos aquí pueden diferir, tal vez la persona hiciera bien su trabajo, pero no podían mantenerla por razones económicas o quizás, simplemente, no estaba dando lo esperado y prefirieron prescindir de sus servicios.

En el primer caso siempre es necesario analizar cuáles son los motivos que llevan al talento a salir de la compañía, especialmente si se repite en el tiempo y son trabajadores valiosos los que están dejando el proyecto: ¿hay quizás, un mal ambiente laboral? ¿tal vez no estás ofreciendo suficientes oportunidades de crecimiento? ¿o puede que el trabajo resulte demasiado estresante?

Estrategias para evitar el turnover en tu empresa

La buena noticia es que es posible revertir la situación y convertir tu organización en un objeto de deseo para los mejores.

  • ¿Has oído hablar del employer branding? Se trata de una técnica de captación que combina estrategias de Recursos Humanos y de marketing para potenciar el atractivo de la compañía. Es fundamental implementarlo para conseguir nuevo talento y, a la vez, fomentar el compromiso del que ya está. Si lo deseas, desde Randstad podemos ayudarte a mejorar este aspecto tan importante y tan ligado al éxito de un proyecto. Para ello, ponemos a tu disposición nuestro servicio de Consultoría de Employer Branding que analizará y potenciará el atractivo de tu marca.
  • Reconoce el esfuerzo de tu equipo: la motivación es fundamental para evitar que tus empleados busquen nuevos horizontes. Y no solo se limita al reconocimiento del buen trabajo -que también- sino también en procurar unas condiciones laborales que refuercen esa motivación. Y es que además de lo económico, que según el informe Employer Brand Research 2021 de Randstad, sigue siendo lo más valorado en un trabajo (70 %), hay otros factores que los trabajadores sopesan a la hora de permanecer o no en una empresa. Según este estudio esos aspectos incluyen:
    • Conciliación profesional y familiar (66 %): especialmente importante para quienes se encuentran en la franja de edad de entre 35 y 54 años.
    • Ambiente de trabajo agradable (64 %)
    • Seguridad laboral (62 %): en España, se aprecia más a las empresas si proporcionan un entorno seguro frente al COVID-19. En segunda posición se encuentra una buena reputación y, a continuación, una buena salud financiera.
    • Carrera profesional (57 %): sobre todo son los menores de 35 años los que más lo valoran, así como un buen salario.

Por su parte, el informe de SD Worx Pedaleo mejor, no más fuerte, en el que han participado 3.000 compañías europeas, destaca que el principal desafío en 2022 se centrará en mejorar el bienestar de los empleados. Este estudio indica que más del 60 % del talento a menudo o muy a menudo siente que su trabajo es estresante y agotador mentalmente, algo que, si no se soluciona, puede acabar en baja voluntaria.

  • Promoción interna: tal y como veíamos en el Employer Brand Research 2021, este punto es clave para que un trabajador decida permanecer en la empresa o buscar un proyecto en el que sienta que va a tener un futuro mejor, especialmente si es menor de 35 años. Si aspira a conseguir un puesto de mayor responsabilidad se sentirá mucho más motivado y comprometido si ve que la empresa tiene un plan de largo recorrido para sus empleados y no contrata talento externo para cubrir los cargos superiores. En caso contrario, probablemente decida buscar otro lugar en el que den cabida a sus aspiraciones.
  • Comunícate con tu equipo y descubre cuáles son sus intereses: la mejor manera de saber qué es lo que quiere el talento es preguntarle, sin dar nada por sentado. Por ejemplo, puede que la mayoría de la plantilla valore tener un sueldo mejor, pero tal vez haya alguien que prefiera cobrar algo menos y disfrutar de más tiempo libre. ¿Lo habías pensado? Si mantienes habitualmente una comunicación fluida con ellos y no solo puntual, es probable que se sientan más libres a la hora de expresar lo que necesitan y, por supuesto, te evitarás desagradables sorpresas inesperadas.

El turnover es todo un desafío al que se enfrentan las empresas, pero como ves, es posible mejorarlo aplicando las estrategias adecuadas. Si deseas que te ayudemos a reducirlo no dudes en contactarnos, desde Randstad estaremos encantados de ayudarte.