Habilidades directivas

Tiempo de lectura: 6 minutos.

¿Qué son las habilidades directivas?

Las habilidades directivas son aquellas capacidades y competencias que todo buen directivo debe poseer para poder desempeñar correctamente cualquier actividad relacionada con la gestión y liderazgo en una compañía. Contar con estos conocimientos es necesario para poder alcanzar los objetivos y metas tanto personales como empresariales de forma exitosa.

Actualmente, la presencia de directivos cualificados en las empresas se cotiza al alza.

Un buen jefe/líder de equipos debe tener claro sus objetivos vitales; solo de esta manera sabrá dónde quiere llevar a la empresa y a sus miembros. Tener una visión dinámica del mercado y el dominio de técnicas de captación de información también son cualidades imprescindibles.

Importancia de las habilidades de dirección

Las habilidades directivas son muy importantes para lograr el correcto funcionamiento y desarrollo de la empresa. Como directivo trabajar la adquisición y mejora de estas capacidades te permitirán y ayudará no solo a afrontar los problemas de la forma más eficiente, sino a ser un buen líder para tu equipo de trabajo.

Cuántas habilidades directivas hay cuáles son  las más importantes

Actualmente existen un gran número de habilidades directivas y liderazgo que los directivos o gerentes deben tener en cuenta para su desarrollo y crecimiento profesional hacia la promoción o adquisición de mejores puestos. No obstante, existen algunas habilidades directivas que conviene resaltar ya que son esenciales e imprescindibles como por ejemplo: la organización y productividad, toma de decisiones, o la resolución de conflictos, entre otras.

Por supuesto, no se puede dejar de lado la importancia de la comunicación, saber transmitir de forma constante el rumbo de la empresa y dominar técnicas de presentación eficaces definirá a un buen directivo, así como sus habilidades negociadoras.

Otras características importantes a valorar son la inteligencia emocional​ y social y la capacidad para gestionar crisis y los cambios del entorno.

Como se observa, la labor de un buen directivo no es sencilla y repercute directamente en el ambiente en el trabajo. El manejo social del que hacen uso éstos, su comportamiento con los trabajadores y la interacción entre ambos con la empresa determinará la calidad del clima laboral.

Cómo desarrollar habilidades directivas

Como ya hemos comentado, las habilidades que una empresa y equipo de trabajo esperan de un directivo son numerosas. Sin embargo, puede ocurrir que algunas de las habilidades directivas más importantes no formen parte de forma intrínseca de la personalidad del directivo, por lo que este requerirá de formación y dedicación para adquirirlas.

Existen diferentes alternativas como cursos y formaciones exclusivamente sobre habilidades directivas donde no solo se aprenden nuevas habilidades sino que también se refuerzan y mejoran aquellas que ya se poseen. Como directivo o futuro directivo es imprescindible que estas sean una prioridad para ti.

También puedes poner en práctica algunas técnicas como trabajar el autoconocimiento para poder responder de la mejor forma ante situaciones inesperadas, mejorar las relaciones con el equipo e incluso tomar decisiones más acertadas. Mejorar la gestión del tiempo también es un aspecto importante en el desarrollo de habilidades directivas pues se trata de una posición que en ocasiones se ejecuta bajo presión y deadlines límites. Otras actividades interesantes podrían ser trabajar la adaptabilidad y la comunicación o la formación continua para estar siempre al día y poder aportar valor.

Beneficios de desarrollar habilidades directivas

Al igual que existen numerosas habilidades directivas, también son numerosos los beneficios que estas aportan tanto a la empresa como al directivo y trabajadores en aspectos como mejora de la calidad de trabajo, mayor motivación en los equipos de trabajo, capacidad de detectar oportunidades, habilidad para delegar responsabilidades con absoluta confianza…

Esto a su vez influye directamente sobre la satisfacción de los trabajadores y, por tanto, sobre su productividad y los beneficios de la compañía.

De esta forma, es importante tener en cuenta que al igual que un clima agradable supone una orientación efectiva hacia los objetivos de la empresa, uno tenso propiciará situaciones de conflicto, malestar y generará un bajo rendimiento.

Ejemplos de habilidades directivas en el trabajo

Ser un buen líder-directivo es necesario para la consecución del éxito empresarial. Planificar, delegar, comunicar eficazmente, motivar al equipo, mostrar empatía, gestionar el tiempo y organizar reuniones eficaces.. son algunos ejemplos de habilidades directivas en el trabajo.

Dado que el renombre de las empresas depende, en gran medida, de la comunicación, la compenetración de todas las partes y el compromiso que pueda existir entre jefes y empleados, ser un buen líder/directivo es necesario para la consecución del éxito empresarial.

¿Estás preparado para ser el jefe de un equipo? ¿Ser líder es una cualidad innata o hay que cultivarla continuamente?

Randstad te ayuda al desarrollo de habilidades para la dirección de personas. Un curso orientado en capacitar a los líderes en las habilidades necesarias para mejorar su rendimiento, el de cada persona de su equipo y el del propio equipo de trabajo.