cómo potenciar el desarrollo creativo en el equipo

Cuando una empresa se enfrenta a un problema, es fundamental saber reaccionar de forma adecuada y encontrar la mejor solución posible. El desarrollo creativo proporciona, entre otras cosas, la capacidad de poder producir una respuesta original ante cualquier dificultad.

 

La creatividad como clave de la innovación empresarial
Ingenio, inventiva o pensamiento original son algunos de los conceptos que forman parte de la creatividad y, si se analizan detenidamente, todos tienen en común el mismo patrón: la imaginación. Por otro lado, enfocado al entorno empresarial, la innovación se concibe como la introducción de nuevas ideas o la creación de un enfoque distinto para algo ya existente.

Ambos conceptos, aunque distintos, van de la mano en el ámbito laboral. Sin creatividad, la innovación resulta inviable, es decir, son habilidades que cobran fuerza y se potencian con el trabajo en equipo. Además, las organizaciones que consiguen alcanzar el liderazgo en sus respectivos sectores destacan por tener una perspectiva claramente diferenciada a la del resto, su afán de mejora y visión de futuro. El conocimiento, el trabajo y la constancia aportan, indudablemente, resultado, pero la capacidad de crear y aportar nuevas soluciones, son las que marcan realmente la diferencia.

 

¿Por qué es importante fomentar la creatividad en tu equipo de trabajo?
Fomentar la creatividad en un equipo de trabajo impulsa la productividad y la eficiencia. Además, estimula a los profesionales para adquirir nuevas competencias ayudándoles a redefinir y solucionar problemas. Solo las empresas innovadoras consiguen diferenciarse y adquirir distintas formas de trabajar y pensar, con el fin de alcanzar la excelencia profesional.

En una empresa, la creatividad promueve estímulos positivos en los trabajadores, genera un mayor rendimiento y motivación, y contribuye a un modelo de trabajo más participativo, comprometido e interactivo. De este modo, se consigue la conversión de ideas creativas a resultados de valor, beneficiando a la empresa con el aumento de su nivel de competitividad respecto al mercado y mejorando su eficacia.

 

Consejos para impulsar el desarrollo creativo
Con el tiempo, las personas pierden la capacidad de crear e inventar, pero estas capacidades pueden entrenarse, estimulándolas de la manera adecuada. Aquí tienes algunas pautas que te ayudarán a impulsar el desarrollo creativo en tu equipo.

 

  1. Un ambiente de trabajo adecuado. En primer lugar, es imprescindible disponer de un clima laboral que estimule la creatividad. Se aconseja contar con un espacio abierto, en el que los equipos puedan trabajar de forma conjunta, tomar nota de todas las ideas y además, poder visualizarlas. También es recomendable que el ambiente sea relajado, permanezca en armonía, que los participantes se sientan cómodos y exista una buena relación entre el equipo.

 

  1. Uso de mapas mentales. Una técnica que se utiliza para potenciar la creatividad intelectual es la realización de mapas mentales. Consiste en escribir o dibujar en un papel el reto planteado como punto de partida. Posteriormente, se añaden ideas y temas relacionados alrededor del punto de arranque planteado, como la estructura de un árbol. El objetivo de esta herramienta es comprender de forma clara y ordenada la situación, despejar la mente de distracciones y centrarse en el foco de la dificultad.

 

  1. Brainstorming como estrategia. La lluvia de ideas despierta la imaginación y consigue grandes propuestas. Se trata de que el equipo en conjunto aporte todas sus ideas, cualquiera puede ser el origen de la clave innovadora que consiga derribar el obstáculo. Además, favorece el team building, estrechando los lazos entre los profesionales dentro de la empresa.

 

  1. Usar analogías. Este método puede ayudar a resolver un problema mediante la comparación. Asociar conceptos que a primera vista no tienen relación contribuye a liberarse de la obstrucción, por lo que permite dar otro enfoque o incluso impulsar la creación de una idea nueva. Cuando el equipo de trabajo se encuentra ante un bloqueo colectivo, esta técnica refuerza el rendimiento creativo.

 

  1. La Técnica de Grupo Nominal (TGN). Por último, esta es otra herramienta efectiva en la que todos los participantes, de manera individual, buscan la alternativa a un impedimento o inconveniente. El funcionamiento consiste en la exposición de ideas de cada de miembro del equipo al resto de compañeros, el debate en base a dichas ideas y por último, un sistema de votación del que resulten aquellas que vayan a implementarse.

 

Aunque las ideas llegan sin previo aviso, también es cierto que determinadas situaciones y contextos propician la aparición del pensamiento creativo. Cuestionar, observar, escribir, leer y socializar son algunos ejercicios que, además de los ya comentados, pueden potenciar la creatividad, tanto a nivel personal como grupal.

 

Y tú, ¿cómo trabajas para fomentar el desarrollo de la creatividad en tu equipo?