hosteleria-sandra-880x450

Actualmente, el número de locales Lizarran a nivel global supera los 270. En España cuenta con 250 locales y, a nivel internacional, la enseña dispone de locales abiertos en cuatro continentes, abiertos todos ellos en régimen de master franquicia.

¿A través de qué canales buscan talento?
Lizarran cuenta con canales digitales propios en la webwww.lizarran.es, en continua actualización y mejora, que nos permiten generar nuestra bolsa de empleo. Además, utilizamos herramientas y plataformas de búsqueda de candidatos especializadas en nuestro sector que nos dan rapidez de respuesta y cercanía geográfica con el candidato.
Además, nuestra propia red de franquiciados es un canal importante y muy vivo de captación de talento, que se acerca a los locales interesados por los valores de la marca.
Y después, ¿qué elementos conforman el Employer Branding de Lizarran?
Los elementos que conforman la estrategia de Lizarran para apoyar la fidelización en nuestra marca son el team building, la seguridad y la conciliación, que engloban y reúnen desarrollo, crecimiento personal, éxito, capacitaciones y formación, buen ambiente laboral, compromiso social, programas profesionales y empowerment.
¿En qué aspectos hace especial hincapié esta capacitación y formación de sus empleados? ¿Hay posibilidades reales de promocionar en la empresa?
En Lizarran la formación desempeña un papel fundamentalpara acercar el talento y las capacidades de cada empleado a las líneas de actuación de la marca y de cada franquiciado.
La formación permite a los empleados acceder a los atributos funcionales de los puestos de trabajo que conforman el Grupo Comess y beneficiarse, en consecuencia, de aspectos económicos y personales. Estos aspectos involucran al empleado en las acciones y promociones de la marca.
En Lizarran prestamos especial atención a la formación y evolución profesional de los empleados y enfocamos lapromoción interna como parte de nuestra cultura organizativa: es una iniciativa que incentiva al trabajador a reinventarse y asumir otros retos dentro de la organización.
¿Observan si este tipo de iniciativas luego tienen un retorno real en forma de compromiso y orgullo de pertenencia? 
Efectivamente, todas las acciones llevadas a cabo como herramientas de conciliación, desarrollo y promoción consiguen que el empleado se sienta valorado y, lógicamente, comprometido con el proyecto. El sector de la hostelería, cuya pequeña y tan importante particularidad es y ha sido la disponibilidad, dedicación y desgate durante el horario comercial, nos ha llevado a mejorar las condiciones de contratación e interactuar con los empleados para reforzar el compromiso y fomentar el desarrollo profesional.
Su Bar-Escuela juega un papel clave en su política de RSE. Allí forman en Hostelería, junto a Coca-Cola y Fundación Solventia, a personas en riesgo de exclusión social que después acceden a la bolsa de empleo de la enseña. ¿Qué objetivo persigue esta acción que llevan a cabo desde 2013? 
Es una iniciativa de la cual estamos particularmente orgullosos. El objetivo de la misma es dar un medio de vida, formando en una profesión como la de cocinero o camarero a personas muy jóvenes que, por sus circunstancias personales, están prácticamente excluidos de la sociedad.
Se les da apoyo en todos los sentidos y se monitoriza su evolución, dándoles una profesión y un futuro. Tener un empleo es el primer paso para que el resto de facetas de su vida se normalicen. Además, una vez transcurrida con éxito la formación establecida, estos pasan a formar parte de nuestra bolsa de empleo y, por lo tanto, a disposición de nuestros franquiciados, quienes agradecen enormemente esta mano de obra formada en la marca y con un altísimo grado de motivación y vinculación con Lizarran.
Trabajar con personas en riesgo de exclusión social hace que sus compañeros se sensibilicen con otras realidades sociales y fomenta la solidaridad y compañerismo durante toda la formación, además de suponer una gran satisfacción para todos los responsables y empleados de la compañía.
Sus establecimientos se encuentran repartidos en 15 países. ¿Qué retos comporta gestionar una plantilla tan dispersa geográficamente? 
El reto reside en conseguir transmitir los valores de la marca y que todas las personas del equipo los sientan como suyos. La gran ventaja de esta dispersión es el enriquecimiento constante de la cultura de la organización gracias a la mezcla de diversidad de culturas y perfiles humanos, de modo que incentivamos la movilidad geográfica como medio de enriquecimiento personal y profesional de nuestros equipos.
¿A qué otros retos se enfrenta actualmente el director de RRHH del sector hostelería?
Al de mejorar el nivel de motivación y satisfacción de nuestros empleados, manteniendo las líneas originarias de la empresa, que confía en la formación y el apoyo de nuestro equipo. Seguiremos un modelo de gestión de recursos que garantice la competitividad, el crecimiento y la aportación de valor y actuaremos comprometidos con las necesidades sociales y empresariales.
En definitiva, trataremos de alinear los valores de los empleados con los de la empresa y la cultura corporativa.