El sector de la ingeniería es uno de los que están sufriendo una mayor transformación a raíz de la digitalización. Esta situación genera un déficit de talento especializado, provocando que algunos perfiles asociados, como aquellos relacionados con el análisis de datos o el desarrollo de plataformas conversacionales, estén entre los más demandados por las empresas en 2019 según Randstad Technologies.

Este escenario obliga a las compañías a esforzarse con el fin de encontrar los profesionales que mejor se adapten a sus necesidades. La solución pasa por adaptar las estrategias de captación y fidelización de talento a las demandas de los ingenieros, apostando por la formación y el empoderamiento de los equipos.

La escasez de talento especializado

La gran diferencia entre oferta y demanda de profesionales en el sector tecnológico, al que pertenecen la mayor parte de los ingenieros, supone un importante reto para las empresas. Un informe de Randstad Research revela que en 2018 el 55 % de las compañías mostraba su dificultad para encontrar talento. Esto se debe principalmente a la falta de talento disponible con las competencias adecuadas, algo que reconoce un 70 % de las organizaciones según el citado informe.

Los puestos de ingeniería están entre los que más vacantes generan y las compañías los sitúan en los primeros lugares en cuanto a la dificultad para cubrirlos. Esta circunstancia se produce a causa de la aparición constante de nuevos perfiles, que suponen un alto nivel de especialización en los equipos. Ante ello, en ocasiones las empresas consumen una gran cantidad de tiempo hasta encontrar el talento adecuado u optan por  reclutar profesionales que no cumplen con las características idóneas.

Demandas tecnológicas y nuevos perfiles en ingeniería

Las necesidades del mercado requieren profesionales que sean expertos en cada una de las ramas emergentes en el ámbito de la ingeniería, así como de las tendencias del sector. En este sentido, se pueden señalar algunos de los perfiles más solicitados con vistas al presente y al futuro:

  • Experto en Smart cities: la población está cada vez más concentrada en las ciudades, las cuales vienen evolucionando velozmente hacia aspectos clave como: la movilidad sostenible, la planificación urbana eficiente y la optimización de recursos. Esto hace necesario el trabajo de ingenieros especializados con conocimientos en open data y desarrollo de aplicaciones y sistemas, que puedan crear tecnologías enfocadas a esos objetivos.
  • Ingeniero de eficiencia energética: el sector energético español se enfrenta a retos complejos. El desarrollo de energías renovables, como la eólica y la solar, es fundamental para implementar una transición ecológica y reducir la dependencia energética. Para ello, se necesitan ingenieros capaces de innovar con el fin de optimizar la producción, distribución y consumo de energía.
  • Ingeniero de datos: la demanda de expertos en Big Data, motor de las innovaciones en esta era, viene creciendo en los últimos años. Por eso, es más necesario que nunca el trabajo de ingenieros capaces de desarrollar algoritmos con el fin de facilitar la generación e interpretación de datos. Este tipo de analítica está presente en prácticamente todos los campos, lo que convierte a este perfil en imprescindible para la mayoría de las empresas.
  • Ingeniero gráfico: el número de empresas dedicadas a la realidad extendida (virtual, aumentada y mixta) es cada vez mayor en las empresas. Según un informe de Fundación Telefónica, este aumentó un 87 % en el periodo 2016-2018. En este contexto son necesarios los profesionales capaces de representar estructuras para que sean diseñadas a través de esta tecnología.

 

 

Capta el talento tecnológico

La misión de atraer a los mejores profesionales del sector ingeniería resulta complicada a causa del desajuste entre oferta y demanda, que convierte en un reto la tarea de convencer a los candidatos idóneos. Esta situación hace indispensable los esfuerzos dirigidos a cuidar este tipo de talento por parte de las organizaciones. Además de los aspectos económicos, es interesante considerar algunos consejos útiles:

  • Apostar por el talento joven: los miembros de la Generación Z son nativos digitales, algo que les proporciona una mayor facilidad para el manejo de tecnologías que otras generaciones mayores. Este colectivo está entrando ya en el mercado laboral, por lo que es útil captar talento de estas edades y desarrollarlo con el fin de que aporte nuevas ideas, liderando posteriormente la transformación digital de la compañía.
  • Aprovechar las vías de captación de talento: las crecientes plataformas digitales permiten encontrar talento de nicho con mayor facilidad, pudiendo acceder al instante a la información de cada candidato. Tampoco se deben perder de vista las oportunidades offline, como congresos especializados en ingeniería y tecnología, gracias a ellas se puede conocer directamente a los profesionales y realizarles propuestas. Otra forma más sencilla y efectiva es apostar por la externalización del reclutamiento, una solución efectiva para ahorrar costes y aumentar la calidad de las contrataciones
  • Optimizar la estrategia employer branding: proyectar una buena imagen como marca empleadora es necesario para que las empresas consigan diferenciarse ante los candidatos y, gracias a ello, aumentar sus probabilidades de conseguir el mejor talento.

 

Cómo impulsar el desarrollo del talento tecnológico

Fidelizar este tipo de talento es un desafío para las empresas, ya que estos profesionales suelen recibir una gran cantidad de propuestas externas. Este reto requiere una atención periódica de los equipos tecnológicos y sus cambiantes necesidades, con el objetivo de amoldarse a ellas de la mejor manera posible.

El primer aspecto que no se debe pasar por alto es la formación continua, ya que es el principal vehículo para desarrollar a los profesionales y aumentar así su valor, así como su compromiso con la empresa. Este aspecto cobra especial relevancia en el talento del sector ingeniería, ya que las innovaciones son constantes en su campo y los equipos deben mantenerse actualizados.

De poco sirve desarrollar el talento de la compañía a nivel de competencias si después no hay un aprovechamiento de ese potencial en beneficio del empleado y de la organización. Brindar a estos profesionales las oportunidades que requieren pasa por fomentar su innovación y darles importancia en las decisiones de peso de la compañía, algo que se conoce como empoderamiento. Esta práctica contribuye a que se sientan relevantes dentro de la compañía y aumente así su compromiso con ella.

La aparición de un amplio abanico de perfiles en sintonía con las nuevas tendencias y, por tanto, claves en el desarrollo tecnológico provoca que exista un desajuste entre oferta y demanda de talento. Este escenario complica la tarea de encontrar ingenieros especializados en cubrir ese tipo de vacantes.

El reto de captar y fidelizar a estos profesionales resulta complejo, sin embargo, puede suponer una oportunidad si se acentúan las estrategias adecuadas, centradas en el desarrollo de talento joven, la formación, el empoderamiento a estos equipos y el employer branding. La fructificación en estas políticas trae consigo un impacto positivo en la calidad del trabajo y el éxito de la empresa a medio y largo plazo.

¿Necesitas talento especializado?