Jornada de [reflexiones] sobre la movilidad interna de las organizaciones

Tiempo de lectura: 4 minutos.

El 14 de junio se celebró en Madrid una nueva jornada del concepto [reflexiones] de Randstad Transición de Carreras y Human Capital Consulting (HCC). Divisiones de Randstad que ayudan a las empresas en sus soluciones de gestión del talento.

La jornada comenzó con la presentación de Helia Téllez de Meneses, directora de Transición de Carreras, acompañada por Alberto de Salomón, director de Human Capital Consulting, Juan Genis, Senior Commercial Consultant en Outplacement y Ángel Daniel Guerra, Senior Consultant de HCC.

Durante la jornada nos acompañaron profesionales y especialistas en RRHH de diferentes empresas y sectores y, como en encuentros anteriores, el objetivo de [reflexiones] no es otro que compartir visiones y experiencias. La idea de [reflexiones] es escuchar, conversar, compartir, analizar y debatir sobre temas de actualidad. En este encuentro, se debatió sobre la movilidad interna de las organizaciones.

 Tal y como adelantaba al inicio de la jornada Helia Téllez de Meneses nos encontramos ante un contexto complejo donde términos como la rotación y escasez de talento o la intención de cambiar de trabajo están presentes en el día a día de las empresas. Desde Randstad creemos que la movilidad del talento puede dar solución a algunos de los retos más importantes de los RRHH.

 En Randstad somos conocedores de que muchas empresas consideran la movilidad interna como un pilar importante dentro de su estrategia pero son pocas las que cuentan con un plan dedicado exclusivamente a mover al talento interno dentro de la organización. Alberto De Salomón, director de HCC, compartía durante la jornada su visión sobre la movilidad interna: “Se trata de crear nuevos inicios y de dotar de agilidad y movimiento a las organizaciones”. Además, presentó cuáles son los beneficios de gestionar la movilidad de las personas desde la empresa ya que no solo se trata de retener y optimizar, sino de atraer talento.

Estos son algunos de los beneficios más destacables de la movilidad interna:

  • Menor coste de contratación. El talento interno se muestra más comprometido y más productivo respecto a nuevas contrataciones.
  • Evita las salidas. Se reducen las salidas voluntarias y la empresa ahorra un 39% de los costes respecto a despedir un empleado.
  • Fomenta el desarrollo de habilidades e impulsa la agilidad de la organización fortaleciendo sus ventajas competitivas.
  • Mejora la experiencia de empleado: aumenta el compromiso por parte de estos y ayuda a la retención del talento. Es interesante tener en cuenta que actualmente la experiencia de empleado se encuentra dentro de las tres principales prioridades de los departamentos de RRHH.
  • Ofrece posibilidades de desarrollo: es importante en este punto destacar que una de las principales causas de cambio de trabajo es la falta de oportunidades de desarrollo.
  • Dinamiza la previsión y la gestión del capital humano: los empleados se quedan un 41% más de tiempo en organizaciones que ofrecen movilidad interna.

A lo largo de la jornada se abordó la movilidad interna como aspecto clave para conseguir los objetivos de la organización y su importancia dentro de la hoja de ruta de la estrategia de crecimiento de la compañía. Como apuntaba Alberto De Salomón, la movilidad interna es una gran oportunidad para las compañías, para los departamentos de RRHH y para los propios empleados.

Llegados a este punto, si sabemos que la movilidad interna es un factor estratégico, ¿por qué hay organizaciones que no ponen en marcha planes de movilidad interna? ¿Cuáles son las principales resistencias o retos que existen? Les preguntamos a los asistentes de la jornada, responsables de RRHH de empresas de diversos sectores, y los puntos en común fueron:

  • Resistencia de los managers a la salida de talento de sus equipos. Generalmente esta figura sí apoya la promoción interna dentro de su vertical, pero no hacia otra área.
  • Necesidad de ofrecer movilidad interna de una forma organizada y estructurada.
  • Cambio cultural en las organizaciones donde se empodera al empleado. Cada empleado es responsable de su propio desarrollo.

Helia Téllez de Meneses concluía que existe una clara necesidad de acompañar a los empleados principalmente en dos momentos claves de su desarrollo. En primer lugar ayudándoles a desarrollarse y, en segundo lugar, acompañarlos cuando se postulan a procesos de selección internos. Como respuesta a esta necesidad desde Randstad hemos diseñado dos soluciones que combinan el seguimiento y apoyo individual con soluciones tecnológicas que ayudan y acompañan al empleado en su desarrollo profesional. Una de ellas a través del worklife coaching, no pueden ir por separado el área de formación y la movilidad interna. A través de un panel de coaches accesibles para todos los empleados a través de una app, cada empleado puede trabajar en base a sus necesidades. Y por otro lado, una solución que aplica la misma metodología que cuando buscas empleo fuera de la organización, y que consiste en el apoyo de un coach unido al acceso a una plataforma para trabajar y mejorar algunos aspectos como marca personal, herramientas de búsqueda o cómo preparar una entrevista y desde donde se da visibilidad a todas las oportunidades internas de empleo con total transparencia.

En Randstad trabajamos en proyectos conjuntos con Human Capital Consulting, Training, RPO o Trancición de Carreras, compartiendo experiencias para poder acompañar a nuestros clientes en cualquier punto que necesiten de todo este proceso de movilidad interna, desde el concepto y diseño de  los procesos, el acompañamiento al empleado, la comunicación, la externalización del propio proceso de selección interna y, en ocasiones, cuando se trata de gestionar la salida, el outplacement.

Diferenciamos tres tipos de movilidad interna:

  • Rápido redeployment: ligado a crecimientos rápidos, necesidades a cubrir vacantes.
  • Redeployment clásico: los empleados libremente se presentan a candidaturas internas.
  • Blended redeployment: la compañía ofrece posiciones internas a empleados cuyos roles van a desaparecer o como alternativa al despido.

Para finalizar la jornada, se extrajeron algunas conclusiones donde los asistentes coincidieron en que: en primer lugar, es importante entender la movilidad interna como una posible solución a algunos de los retos que tienen a día de hoy las compañías. En segundo lugar, aseguran que aquellas compañías que cuenten con un procedimiento para la gestión de la movilidad interna serán más exitosas y, en tercer lugar, la importancia de entender que como empresa no solo se trata de contar con procesos y destinar recursos y medios sino que hay que acompañar a la persona en su desarrollo para marcar la diferencia.

En Randstad trabajamos a partir de la idea de acompañar al empleado “from beginnings to beginnings” desde el onboarding, nuevos comienzos en la empresa o fuera de ella, y en cada fase del ciclo de vida del empleado, mejorando así su experiencia dentro de la organización e incluso cuando por diferentes motivos se tiene que desvincular acompañando el offboarding y la búsqueda de nuevas oportunidades. Esto resulta beneficioso para la empresa pues retiene talento, cubre los posibles gaps de formación y aumenta su atractivo empleador.

En conclusión, son muchos los beneficios que pueden obtener las organizaciones en relación a la movilidad interna. Las organizaciones que adopten la movilidad del talento estarán mejor posicionadas para sobrevivir y prosperar en tiempos de disrupción al promover la agilidad en cada etapa del viaje del empleado.

¿Necesitas ayuda con los procesos de movilidad interna en tu empresa? En Randstad Transición de Carreras, ¡te ayudamos!