España ha sido proclamado el país más competitivo del mundo en industria turística, según el Informe sobre Competitividad en Viajes y Turismo 2019 que elabora el Foro Económico Mundial, una etiqueta que esconde perfiles especializados en el sector hotelero y gastronómico, ¿cuál es el futuro?

Según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, España ha vuelto a revalidar su liderazgo en el mundo de turismo gracias a “sus excelentes recursos naturales y sobre todo culturales, que significan una importante ventaja competitiva respecto a otros países. Asimismo, es un importante centro de celebración congresos internacionales y de acontecimientos deportivos, y presenta una gran fortaleza en la combinación de oferta cultural con sitios de interés patrimonial, una combinación que sitúa a España como el mejor país del mundo en este aspecto. En este sentido, el incremento del número de lugares de patrimonio natural reconocidos por UNESCO ha contribuido a aumentar el atractivo de los espacios naturales”.

Al margen de estos datos, desde Randstad Research sumamos al aspecto cultural el valor de las personas que se dedican al sector de la hostelería de manera general, ya que ayudan a situarlo como uno de los más importantes de la economía nacional. En nuestro último estudio reflejamos que es uno de los sectores más importantes de la economía nacional, y que los últimos años han sido muy positivos para el sector. Además, más de la mitad de las empresas han podido aumentar su plantilla en el último año, como consecuencia del período favorable que atraviesa el sector y la recuperación de la economía nacional en general.

Como escenario general, en el estudio concluimos que “la dinámica positiva del sector en los últimos años se materializa en una apuesta por estrategias de crecimiento en el 59% de las empresas del sector. Además, el 70% de ellas consideran que el momento actual es adecuado para invertir en nuevos productos, una proporción ligeramente superior a los que consideran que debe invertirse más en marketing y publicidad (63%)". 

En términos de previsiones de empleo, los expertos del sector replican la tendencia característica de tener una visión relativamente positiva.

El valor de las personas

La situación favorable de España en términos hosteleros es una oportunidad para los departamentos de Recursos Humanos del sector, ya que el epicentro del éxito es la gente profesional, con experiencia y formada, que ofrece la mejor calidad de los servicios. Por este motivo, los gestores del talento deben poner el foco en las personas.  

Llegados a este punto es inevitable introducir en el discurso los avances y la innovación que ha traído consigo la tecnología. Sin ir más lejos, el pasado mes de enero se celebró en IFEMA la primera edición del Hospitality Innovation Planet (la segunda tendrá lugar del 24 al 26 de febrero de 2020), una iniciativa donde se debatió sobre cómo innovar en la gestión de los Recursos Humanos en los negocios de hostelería y restauración, considerando desde el primer momento a las personas como elemento diferenciador del nuevo entorno digital. 

Para lograr esa diferenciación, es vital equilibrar la balanza entre la búsqueda de servicios innovadores y la política de ahorro de costes. “Encontrar el equilibrio supondrá crear nuevos caminos y diseñar pautas para gestionar negocios de manera sostenible, productivos y rentables”, comentó Marianela Olivares durante la celebración del Hospitality Innovation Planet. 

Uno de los principales pasos para alcanzar la innovación en el sector consiste en reinterpretar las formas y los estilos de trabajo, a través de la generación de nuevos servicios, espacios y conceptos que permitan conocer a todos y cada uno de los miembros que forman parte del equipo. Como consecuencia, una vez se conozca en mayor profundidad a las personas que trabajan en el equipo, mejor se comprenderán los objetivos de la empresa. 

Otro de los puntos clave a tener en cuenta está estrechamente relacionado con los altos directivos de las empresas. En estos últimos años, los profesionales del sector se han ido aproximando hacia servicios más personalizados hacia el cliente, lo que ha generado que esos trabajadores quieran formar parte de una Dirección que valore al equipo como un componente vital para fidelizar a los clientes. A este respecto, la máxima figura de la empresa debe tener claro en qué entorno se mueve y convertirse en el complemento perfecto para esos profesionales. 

El sector de la hostelería en España se encuentra en constante movimiento, lo que significa que hay que reconstruir estrategias nuevas en lo que a selección de personal se refiere. La estabilidad ha de quedar relegada como factor de atracción profesional en virtud del dinamismo implícito en este sector, ya que sumado a la productividad, puede dar como resultado la consecución de objetivos empresariales y una mejor fidelización de los clientes. 

Los riesgos y desafíos también son bienvenidos a la hora de innovar en Recursos Humanos. Los buenos profesionales buscan puestos de trabajo que integren en sí mismos un reto con el que, a su vez, puedan disfrutar de una futura proyección laboral. Las empresas deben ser conscientes de que sin desafíos, es posible que nunca lleguen a encontrar el tipo de persona que están buscando. 

La plantilla de una empresa también puede contribuir en esta misión innovadora, buscando factores que sirvan de desafío para formar parte del desarrollo de un proyecto empresarial competitivo. 

No se puede olvidar el factor tecnológico, ya que la digitalización y sus usos para la mejora laboral y consecución de objetivos es vital para cualquier negocio o empresa que forme parte del sector. 

Innovar en Recursos Humanos en el sector de la hostelería y turismo no implica desarrollos complejos o grandes inversiones. Lo más importante para alcanzar este objetivo es analizar, estudiar y compartir la idea de que el motor del éxito de cualquier empresa, reside precisamente en el equipo humano que forma parte de él.

¿Necesitas ayuda para afrontar todos estos retos?