La comunicación interna calienta motores

Para potenciar un clima laboral saludable y que la información llegue a todos los miembros de los equipos que conforman una empresa, es necesaria una buena gestión de la comunicación interna.

12 Dic 2017

Comunicación Interna | automoción | newsletter especialidades noviembre 2017

Si tenemos en cuenta los ingresos que genera el sector de la automoción, podemos afirmar que es uno de los más importantes en España. Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), en 2016 se alcanzó la primera posición del ranking europeo de fabricantes de vehículos comerciales, la segunda posición entre los fabricantes de turismos en Europa y la 8ª posición a nivel mundial. Lo que se puede traducir en un 19,4% de las exportaciones totales del país.

Con estos datos, es inevitable situar a las políticas de comunicación interna como un referente a tener en cuenta para poder alcanzar los objetivos antes mencionados, gracias a la cohesión de un equipo que se caracteriza por ser muy numeroso. Generalmente, incluyen a operarios de fábrica, mandos, personal de oficina y directivos.

 

Objetivos de la comunicación interna
Cruzarse información entre los trabajadores y los equipos ofrece grandes oportunidades para el crecimiento de las organizaciones, y más cuando hablamos de multinacionales, como lo son la mayoría de las empresas automovilísticas. Es por eso que la comunicación interna ha de servir para unificar y reforzar el employer branding. Algunos de los objetivos son:

– Informar: la empresa ha de ser transparente con lo que sucede y en cómo comunicarlo a sus empleados. Con ello, se evita la incertidumbre y la expansión de rumores.

– Dialogar: el feedback entre departamentos y cargos es fundamental para que ideas y propuestas tengan cabida en la empresa.

– Potenciar la identidad de la compañía: fomentar el sentimiento de pertenencia es clave en un sector con un gran número de trabajadores que suelen estar descentralizados, bien sea porque hay una división física entre oficina central y fábrica, o porque son grandes multinacionales con sedes en distintos países a nivel mundial.

– Motivar: si se logra involucrar a todos los miembros en el proyecto común, los objetivos de la compañía se asumen como propios.

– Compartir: una buena manera de aumentar la satisfacción y la implicación de los trabajadores es hacerlos partícipes de los éxitos compartidos.

– Innovar: buscar diferentes medios y herramientas tecnológicas que vayan más allá de las tradicionales fomenta adaptarse a la actualidad digital. De esta forma, es más fácil que el mensaje llegue a todos los miembros de la empresa, ya que la gran mayoría utilizamos dispositivos al alcance de todos, sobre todo, móviles, tablets y ordenadores.

 

Nuevo escenario: el uso de Apps
Según Tim Cook, CEO de Apple, “las mejores empresas serán las más móviles”. Si lo tomamos al pie de la letra, podemos observar la tendencia donde el uso de Apps personalizadas cobra especial protagonismo como un nuevo canal de comunicación interna.

Ventajas en la comunicación que ofrecen las Apps empresariales

– Conectividad: el uso de los smartphones es constante y se produce a todas horas en cualquier lugar. Las Apps permiten romper la barrera que separa el trabajo del hogar e ir más allá de los círculos de influencia.

– Diálogo: a través de un espacio dedicado a los chats, encuestas o mensajería, la empresa puede obtener un feedback directo y sin filtros de todos y cada uno de los trabajadores.

– Ahorro: los contenidos de la App son digitales, están en constante actualización y no es estrictamente necesario imprimir nada. Además de potenciar ahorro de costes administrativos, es eco friendly.

– Medición: con el uso de Apps se puede medir el feedback de los empleados y establecer estrategias de comunicación para llegar al máximo de trabajadores posibles.

 

Otras plataformas dinamizadoras de la comunicación
Además de las novedosas Apps, son muchas y muy variadas las herramientas que pueden utilizarse para reforzar la comunicación interna:

– Newsletter: una de los recursos más utilizados, tanto en formato de revista o folleto, en versión digital o papel.

– Manual de empleado: incluye información básica de la empresa, como su historia, misión, valores y objetivos.

– Eventos y actos empresariales: unos ejemplos son convenciones anuales o ponencias de Dirección.

– Intranet: herramienta interna que utiliza internet para una rápida difusión de la información.

En resumen, la comunicación interna como vía de engranaje entre los trabajadores del sector automoción es clave, precisamente, porque su extensa y dispersa plantilla entre varios ambientes de trabajo se ha de sentir unida bajo la misma marca empleadora. Como resultado, se potencia la implicación y el sentimiento de pertenencia.