Tiempo de lectura: 5 minutos

La digitalización se ha convertido en un factor clave para la mayoría de las empresas. Durante la situación de crisis ocasionada por el COVID-19 se ha observado que aquellos negocios que ya habían trabajado su presencia online y tenían implementadas herramientas digitales como, por ejemplo, los productos en una tienda online o la promoción de servicios, atención al cliente, etc., así como aquellas que ya tenían instaurado un sistema de teletrabajo, han podido minimizar el impacto de esta situación y mantener su actividad en la medida de lo posible.

Por qué la digitalización es necesaria para poder actuar con eficacia

La situación que se ha dado por el COVID-19 era prácticamente impredecible, llegó por sorpresa y nadie podía adivinar el impacto que iba a alcanzar. Estar preparado no era fácil, pero es probable que sientas que antes de que todo esto ocurriese, podrías haber avanzado más en la modernización y optimización de tus procesos.

Para muchas organizaciones, la digitalización era una asignatura pendiente. La urgencia por responder a las necesidades de los clientes y las vicisitudes del día a día a veces pueden hacer que las reestructuraciones y modernizaciones más profundas de los procesos queden a un lado. Sin embargo, contar con una sólida arquitectura digital puede significar la diferencia entre un buen servicio y un servicio excelente, que además está preparado frente a cualquier contingencia.

La tecnología y la automatización son los motores de la industria del futuro, y se hace necesario actualizar y definir bien los procesos, además de apostar por la formación y la implicación del talento. Para ofrecer el mejor servicio al cliente y tener una gran capacidad de respuesta frente a cualquier situación inesperada, hay que estar bien preparado.

Si aún no lo has hecho, ¿a qué estás esperando? Nunca es tarde para hacer una valoración de tu empresa y trabajar para mejorarla y sacar a la luz todo su potencial.

Beneficios de la digitalización en tu empresa

Uno de los pilares en el avance hacia la digitalización de las empresas, ha sido la implantación del teletrabajo, que durante la crisis del COVID-19 se ha convertido en una de las medidas más recurrentes, especialmente entre las medianas y grandes empresas. Para muchas ha sido un gran reto, ya que han tenido que adaptarse a esta modalidad por primera vez y a causa de esta urgente necesidad.

Pero, además de permitir seguir adelante en medio de una crisis, apostar por la digitalización de los procesos ofrece tanto a la empresa como a los empleados multitud de ventajas:

  • Rapidez y eficiencia. Buscar datos, documentos, archivos será una tarea que se podrá realizar en segundos y, por lo tanto, el trato con el cliente será más rápido y directo. La automatización de los procesos físicos y la incorporación de inteligencia artificial también permiten la mayor optimización de los tiempos.
  • Seguridad. Con una buena estrategia de ciberseguridad, documentos, datos y procesos quedan a salvo de las posibles amenazas.
  • Ahorro de espacio y mejor conservación de documentos. La digitalización de los documentos físicos permite liberar un gran espacio y evitar su deterioro.
  • Colaboración con el medio ambiente. Se consume menos papel, cartón y madera.
  • Employer branding. Mediante el teletrabajo, los empleados no se desplazan a las oficinas, lo que minimiza su estrés y fomenta la flexibilidad y la conciliación.

Prepara tu empresa para la digitalización y forma a tus trabajadores

Durante el proceso de digitalización, la cultura corporativa también experimentará una evolución, un cambio de mentalidad al que el talento deberá adaptarse. La manera de trabajar y de relacionarse con las personas, los proyectos y los clientes cambiará, y los profesionales deberán ajustarse a estos nuevos parámetros.

Para ello, es fundamental ofrecerle la formación y los recursos necesarios para garantizar su adaptación a las nuevas condiciones de su puesto. La tecnología avanza además a un ritmo vertiginoso que impulsa a un constante reciclaje para no quedarse atrás. El aprendizaje constante y la ampliación de los conocimientos de tus empleados te beneficiará durante toda la transformación digital de tu empresa, y también a largo plazo.

Invertir en la digitalización de tu empresa y en la formación de tus empleados para que se adapten a ella es vital para estar preparados y mantener un alto rendimiento frente a cualquier situación, incluso en una crisis como la que hemos vivido durante este tiempo.

Avanzar hacia la transformación digital se ha convertido en una necesidad para poder hacer frente a la que hemos vivido a causa del COVID-19, pero también para no quedarse atrás en medio de un mercado cada vez más competitivo. Invertir en la modernización de tus procesos y en formar a tus profesionales, hará que tu empresa sea más valorada por los clientes y pueda seguir prestando servicio en cualquier circunstancia. Si no lo has hecho ya ¿A qué esperas? Conviértete en un líder digital. ¡Es el momento de digitalizarse! En Randstad Technologies podemos ayudarte.