La importancia de la sostenibilidad en los Recursos Humanos

Tiempo de lectura: 5 minutos.

El papel de las empresas ha cambiado radicalmente en los últimos años, un proceso que se ha visto acelerado por la irrupción de la pandemia. Las empresas han aprendido que no se deben limitar solo a atraer y fidelizar a los clientes, sino también cuidar su reputación.

Porque la sociedad exige hoy que sus empresas sean parte activa de ella, no solo generando empleo, sino teniendo un papel responsable, tanto con los ciudadanos como con su entorno. Las empresas, por tanto, han de ser sostenibles, preocuparse por los problemas de las sociedades en las que opera, ser eficiente y emitir el menor impacto medioambiental posible. Si no, su reputación se verá sólidamente lesionada, lo cual tendrá un impacto muy grave en su supervivencia, ya de por sí complicada en la actual situación.

En este sentido, Randstad - que vuelve a estar, por séptimo año consecutivo, en el Índice Mundial de Sostenibilidad de Dow Jones (DJSI), que destaca a las empresas con una actuación responsable en el ámbito económico - trabaja en cuatro objetivos en particular pertenecientes a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas: trabajo decente, crecimiento económico, reducción de desigualdades, igualdad de género y educación de calidad.

Estamos orgullosos de estar incluidos un año más y asumimos nuestra responsabilidad como la única empresa de Recursos Humanos reconocida en el índice. Nuestro objetivo es formar parte de la vida laboral de 500 millones de personas para 2030 y crear un mundo más sostenible mientras lo hacemos.

Jacques van den Broek
- CEO de Randstad

La política de sostenibilidad de la compañía se basa en cuatro pilares: conseguir la mejor fuerza de trabajo para las empresas, el mejor empleo para los candidatos, el lugar idóneo de trabajo para los empleados y una sociedad mejor con igualdad de condiciones. Desde su existencia, la Fundación Randstad ha atendido a más de 44.000 personas, formado a más de 15.600 y ha logrado 15.702 contratos orientados a impulsar la integración laboral.

La marca empleadora o employer branding, imprescindible

Los trabajadores, a la hora de buscar trabajo, tienen en cuenta aquellas empresas que destacan en la flexibilidad, las posibilidades de conciliación laboral y profesional, un ambiente agradable y la propia reputación, más allá del salario, que debe ser competitivo. Esta reputación de empresa es lo que se llama employer branding. Según los informes elaborados por la compañía de Recursos Humanos Randstad, la sostenibilidad es uno de los factores que más tienen en cuenta los profesionales, ya que quieren sentirse orgullosos de los valores de la empresa en la que forman parte, dañando lo menos posible el entorno.

En Randstad somos conscientes de la importancia que la marca empleadora tiene para las empresas y trabajamos a diario para asesorarles sobre cómo construir una reputación sólida que contribuya a atraer y fidelizar el talento que tanto necesitan. En este ámbito, la apuesta por la sostenibilidad, con acciones éticas y un comportamiento responsable con el entorno, resulta fundamental a la hora de crear un employer branding atractivo. Porque hoy por hoy, a las empresas se les exige ser parte activa y responsable de la sociedad.

¿Quieres saber más?