Tiempo de lectura: 4 minutos

La crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 ha acelerado la digitalización, no solo el mundo laboral, sino también la búsqueda de empleo y los procesos de selección. La necesidad de incorporar perfiles digitales será mayor durante esta nueva normalidad. De hecho, ¿sabías que el 40% de las empresas asegura tener puestos vacantes, pero no encuentran candidatos con las competencias requeridas?

Esto supone una oportunidad para tu desarrollo profesional, ya que te ofrece todas las pistas para saber en qué áreas debes especializarte para ampliar tus opciones de encontrar empleo. Fórmate, desarrolla tus competencias digitales, ¡y consigue todos tus propósitos!

El mercado laboral tras el COVID-19: un mundo digital

El mercado laboral se encuentra en una difícil situación a nivel global. La última Encuesta de Población Activa publicada refleja que la población española ocupada se redujo en 1,07 millones de personas durante el segundo trimestre de 2020. La crisis marcó un profundo impacto sobre el empleo, si bien es cierto que el final del estado de alarma marcó el inicio de la paulatina recuperación. Durante el mes de julio observamos cómo la afiliación experimentó un crecimiento de 161 mil personas respecto al mes anterior (el mayor aumento en dicho mes desde 2005).

Por ello, y pesar de que el mercado laboral y las empresas que lo configuran llevan años inmersas en el proceso de adaptación a las nuevas tecnologías, las organizaciones han tenido que dar pasos de gigante para poder digitalizar sus procesos y a sus empleados. Pero la crisis del COVID no ha ocasionado solo una rápida adaptación tecnológica, también ha incentivado el aprendizaje de nuevas técnicas o habilidades para poder desarrollar una actividad de forma óptima y en remoto.

¿Qué es la competencia digital?

Según el último informe sobre el progreso digital europeo de la Comisión Europea “el 79% de los ciudadanos de la UE se conecta a Internet semanalmente, mientras que el 71% lo hace todos los días”, y destaca que, a pesar de esto, “las personas mayores y las personas con bajos niveles de educación o de bajos ingresos continúan en riesgo de exclusión digital”. Esto pone de relieve que las herramientas digitales no solamente forman parte del ámbito laboral, sobre ellas se sostiene el futuro de nuestra vida cotidiana.

La competencia digital no consiste únicamente en saber utilizar las herramientas digitales convencionales, sino también en hacer un uso crítico, seguro y creativo a partir de las nuevas tecnologías y descubrir las oportunidades que nos ofrecen. Con ella, podrás alcanzar todos los objetivos que se te planteen en tu actual o futuro trabajo, aumentar la empleabilidad, reforzar tu aprendizaje, e incluso reenfocar tu tiempo libre.

Existe una serie de competencias digitales que todo aquel profesional que no quiera quedarse atrás y competir dentro del mercado laboral debe reunir para poder adaptarse, evolucionar y afrontar el proceso de transformación digital continuo en el que nos encontramos.

Las 5 competencias digitales más demandadas

El COVID-19 ha dado un impulso a esta digitalización. En la actualidad, muchos trabajadores siguen trabajando en casa, sin el apoyo de un equipo de informáticos u otros compañeros que, en un momento determinado, pueden acercarse a su puesto para solucionar cualquier problema técnico. Han tenido que adaptarse a gran velocidad a un nuevo escenario y a la transformación de su actividad y relaciones laborales.

En este contexto, las competencias digitales son imprescindibles para conseguir el aumento de tu capacidad y adaptabilidad para encontrar, mantener, promocionar o reinventarte en una actividad profesional. ¿Sabes cuáles son las 5 competencias transversales que componen el desarrollo de la competencia digital?

  • Gestión de la información

Esta es una de las competencias más buscadas por los recruiters hoy en día. En un mundo globalizado y con acceso casi infinito a la información, es de gran importancia saber buscar, generar, tratar, encontrar y contrastar toda aquella información que creamos de utilidad para el entorno digital.

  • Comunicación Digital

La comunicación es el ingrediente fundamental para la coordinación, cohesión y buen funcionamiento dentro de la empresa, muy especialmente en un contexto digital. En el ámbito corporativo, lo podemos trasladar a dos escenarios: el interno y el externo.

En el contexto interno supone desarrollar una comunicación bidireccional entre los distintos departamentos y compañeros, sin necesidad de que sea presencial, por ejemplo, a través de plataformas, chats o correos electrónicos. La comunicación externa se dirige a usuarios, clientes y partners, y se promueve a través de la presencia en redes sociales, de los encuentros digitales mediante videoconferencias, y de un feedback constante a través de la red.

  • Creación de contenido

Esta competencia está muy relacionada con las dos anteriores y, a su vez, guarda un estrecho vínculo con otro tipo de habilidades, como la creatividad. Las empresas cada vez buscan más profesionales capaces de idear, crear o editar contenidos multimedia (texto, imagen, vídeo…) originales, además de saber adaptarlos al target y a las necesidades comunicativas online de la organización.

  • Ciberseguridad

La digitalización también supone una transformación de los soportes en los que se almacena la información más importante de las empresas. Ahora, todo ello se encuentra en los ordenadores, en sistemas digitales, en la nube, o, incluso, publicada en la red. Esto incrementa el riesgo de sufrir algún tipo de ataque cibernético que puede poner en riesgo a la organización. La seguridad digital se ha posicionado como una de las áreas de trabajo más importantes dentro de las organizaciones, para las que resulta imprescindible contar e incorporar dentro de su estrategia de negocio la puesta en marcha y el diseño de un plan de ciberseguridad.

Todo ello incluye la protección personal de cada colaborador de la empresa, de los datos confidenciales, de la identidad digital de todos los usuarios y un uso seguro y sostenible de todos los medios digitales.

  • Resolución de problemas

Conocer las herramientas y los procesos es clave para hacer frente a cualquier problema que pueda surgir, ya sea de carácter técnico o conceptual. Pero, además de conocimientos, la auténtica capacidad resolutiva requiere una dosis de innovación y análisis lógico.

¿Te gustaría saber cuál es tu punto de partida en referencia a estas competencias tan demandadas? ¡En Randstad te lo ponemos fácil! Si entras en nuestra app, podrás completar nuestro test de competencias para recibir un informe detallado de tus fortalezas y de aquellas competencias que debes potenciar.

¡Impulsa tu talento para conseguir el empleo que buscas!