La industria de alimentación, referente en empleo

Tiempo de lectura: 4 minutos.

La crisis del coronavirus ha afectado a todos los sectores de empleo y la industria de alimentación no iba a ser menos. Sin embargo, en la forma de recuperarse de esta misma crisis, está demostrando que el sector es un potente motor a nivel de empleo. De hecho, el Informe de Empleo de la Federación de Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha realizado una comparación entre el peso que tenía la industria en 2019, antes de la pandemia, y el peso actual en el primer semestre de 2021 (17,9% y 18,9% respectivamente, lo que supone un aumento de casi un punto porcentual).

Sin embargo, si comparamos los niveles de empleo con el primer semestre de 2019, ejercicio prepandemia, el nivel de empleo en el mismo periodo de tiempo en 2021 es solo un 1,3% inferior, lo que indica que el sector, en su conjunto, no está lejos de absorber el impacto de la crisis provocada por el COVID-19.

Según la FIAB, el sector está a solo un 7,6% del máximo nivel de empleo de su historia. Por tanto, se puede hablar de un buen momento para el empleo en esta industria, ya que con un promedio de 499.919 ocupados en el primer semestre de 2021, se sitúa a mucha distancia de los mínimos que se alcanzaron en 2013. Se puede decir, entonces, que la Industria ha ganado peso en el empleo industrial en los últimos dos años. Es una señal de que ha sido un sector que contribuye al anclaje del empleo industrial en España. Históricamente, según el Informe de la FIAB, no ha sido un sector expuesto a intensos picos de demanda o caídas bruscas de la producción. Pero, por el contrario, la percepción de este sector es la de uno con una demanda mucho más estable de sus productos y, por extensión, con una mayor estabilidad en la evolución de su producción y en sus niveles de empleo.

Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB, destaca: “Nuestra industria se caracteriza por su estabilidad, resiliencia y capacidad de adaptación en tiempos de crisis. Con un entorno legislativo y fiscal que garantice el equilibrio y apoye la competitividad de las industrias, el sector pronto podría recuperar la dinámica de creación de empleo anterior a la crisis”. El informe de la FIAB apunta, también, la mejora de cualificación de los trabajadores, pues más del 40% de los ocupados cuentan con estudios universitarios o de formación profesional, lo que coincide con la creciente demanda del sector de incorporar profesionales que se adapten a las necesidades específicas de las empresas, donde se están cresando nuevos perfiles de empleados más especializados que demuestran que es un sector que está en proceso de profesionalización.

De cara al futuro

El barómetro sectorial de la Asociación Española de Codificación Comercial (Aecoc) muestra unas previsiones de futuro positivas de cara a 2022 en la industria, tanto la de alimentación y bebidas como la de distribución, directamente relacionadas. La campaña de Navidad es la pieza decisiva para el cierre de resultados de 2021 y puede marcar también el desarrollo de las previsiones en 2022. En el caso de las empresas que se dedican al sector de la Alimentación, un 42% cree que en Navidad tendrá los resultados previstos, por un 23% que cerrará el año con mejores ventas de las esperadas.

¿Necesitas ayuda?