recuperación empleo industria

Tiempo de lectura: 6 minutos.

La pandemia no ha pasado, pero desde la aparición de las vacunas y gracias a la activa participación de toda la sociedad española para inocularse, se ha podido (y se puede) hablar de 2022 como el año de la recuperación, tanto del empleo como de la economía. Todo se andará y todavía no se sabe si estas previsiones serán o no posibles, ya que dependen de la evolución de la crisis sanitaria.

Respecto al sector industrial, ha sido uno de los más castigados por la pandemia. En cuanto al peso total de la industria en el PIB, se ha pasado de 18,7% en 2000 al 14,69% en 2020, el año más duro de la pandemia. Pero en 2021, pese a que hubo una ligera recuperación del 5,6%, resulta insuficiente. Los datos de empleo en el sector tampoco ofrecen una visión muy positiva, ya que según un informe elaborado por el Consejo General de Economistas (“Una perspectiva económica de la situación de la industria en España), el empleo representa poco más del 13,5% y se encuentra por debajo del ejercicio anterior.

Los perfiles más demandados

De lo que se puede hablar es del impacto de las nuevas tecnologías en todos los sectores. El industrial no iba a ser menos y, en Randstad, la empresa de recursos humanos número 1 en España y en el mundo, tenemos los puestos más demandados para un sector con escasez de talento para nuevos empleos que han aparecido con las tecnologías y que han llegado para quedarse y seguir creciendo e innovando, sobre todo en el ámbito de la inteligencia artificial o el big data, que se convertirán en tecnologías imprescindibles para casi todos los sectores, entre ellos el de la industria.

Respecto a los puestos de trabajo que más se buscan en las empresas del sector industrial, en Randstad hemos destacado tres.

1.- Ingeniero de automatización

Encargado de transformar la industria en sistemas productivos y de calidad a través de la robótica o la inteligencia artificial. A los profesionales interesados en trabajar en este puesto se les recomienda contar con un grado en ingeniería técnica o superior con la especialidad en electrónica o electricidad, además de un curso en programación de PLC’s y unos conocimientos en el Internet de las cosas (IoT). Entre las competencias más apreciadas están la capacidad de análisis e innovación, además de ser proactivos a la hora de estar en continua formación y aprendizaje, sin estancarse en una rutina. La banda salarial media que manejan estos trabajadores se sitúa entre los 32.000 euros y los 45.000 euros anuales.

2.- Técnico comercial

Encargado de desarrollar actividades comerciales y de economía en la empresa, es decir, manejar tanto la contabilidad de la empresa, como elaborar ofertas para los clientes e incluso negociar precios y tramitar pedidos para con otras organizaciones. Es otro de los perfiles más demandados, sobre todo en Barcelona y Madrid, ciudades que ya de por sí son garantía de un buen beneficio económico.

A estos profesionales se les pedirá una formación media y será valorable la técnica y, evidentemente, la experiencia comercial en el área industrial, es decir, saber manejarse y moverse en el mundillo. La horquilla salarial se sitúa entre los 35.000 y los 40.000 euros anuales. Su papel es clave en la estructura de empresas medianas y familiares.

3.- Key account manager de suministros industriales

Que es el profesional que se encarga de gestionar las cuentas claves de la organización, aquellas de mayor facturación. Su principal objetivo es mantener una relación positiva con los clientes estratégicos.

A estos profesionales se les demanda una formación media y técnica suficiente en gestión técnico-comercial. Además, las soft skills en este caso son imprescindibles, pues se requerirán buenas aptitudes comerciales, siempre acompañadas de la capacidad de comunicación e improvisación para crear buenas relaciones, además de la posibilidad de viajar por negocio. Su banda salarial, adaptándose a las necesidades del sector y del profesional, se encuentra entre los 35.000 y los 40.000 euros anuales.

Las habilidades digitales o tecnológicas, como ya hemos explicado, son cada vez más demandadas, así que son claves a la hora de realizar un curriculum valioso.

Incertidumbre en el futuro

Pese a estar en un momento propicio para la tecnología y, por ende, el incremento de puestos de trabajo relacionados con ella, la pandemia y, actualmente, la crisis por el conflicto ruso ucraniano, golpean un sector que, dependiente de la energía, se sume en un escenario de incertidumbre para el año que ya hemos empezado. Las perspectivas por parte del sector no son especialmente positivas, con dudas entre los ingenieros de si los fondos europeos llegarán a todas las industrias de igual manera o si las Pymes (pequeñas y medianas empresas) industriales se verán perjudicadas. Además, el incremento del precio de la energía está afectando de manera significativa a su ámbito de actividad.

¿Necesitas ayuda para encontrar talento?