Debido a la diversidad de servicios que ofrece, en las plataformas de Contactel conviven perfiles que van desde psicólogos a agentes de ventas con conocimientos en Amadeus. Tras 16 años de trayectoria operando en sus sedes de Tenerife y Gran Canaria, la firma se ha posicionado como referente en el sector.


¿Cómo describiría el capital humano de la compañía?

Es, sin duda, lo más valioso de Contactel. Siempre ha sido así. Y no hablo solo basándome en la profesionalidad de todas y cada una de las personas que desempeñan su labor en la empresa, hablo también desde el punto de vista de lo personal. Sin duda, lo que caracteriza nuestro capital humano es su calidad humana.


¿Qué valores conforman la cultura corporativa de Contactel?

El primer valor y, sin duda, el más importante es una cultura de empresa donde los recursos humanos son tratados como fines, no como medios. Ya desde el proceso de selección del personal hay una máxima preocupación por que la empresa se adapte a las necesidades y expectativas de los candidatos. Utilizando un paralelismo con las relaciones de pareja, en Contactel no nos interesan los romances de una noche. Queremos compromisos a largo plazo.

¿Cómo logran que sus colaboradores se conviertan en los mejores embajadores de esos valores?

Contamos con varios apoyos para fomentar el compromiso y la identificación de los trabajadores con la empresa. Entre ellos, destaco nuestra apuesta por crear entornos de aprendizaje donde la formación continua especializada, los planes de carrera y la promoción interna marcan la pauta. Los planes de comunicación interna, valor y reconocimiento al trabajo realizado; los beneficios sociales y la conciliación familiar a través de horarios flexibles y adaptados a las necesidades de cada persona, son otras de las iniciativas que promovemos.

 

¿Cómo se acerca Contactel al talento?

En este punto resulta clave la imagen que la empresa proyecta al exterior. Somos conscientes de que la imagen debe cuidarse desde el primer contacto que tenemos con un candidato. Cuidamos mucho esa primera entrevista, transmitiendo una imagen real de la empresa, capaz de generar el interés del candidato e incluso que sirva para lograr su recomendación. Tal y como comenté anteriormente, a la hora de realizar selecciones siempre tenemos una visión a largo plazo, por eso para nosotros es fundamental que el perfil del candidato se adapte a la realidad del puesto vacante.

El del Contact Center se ha caracterizado tradicionalmente por ser un sector con altos índices de rotación, ser un trabajo poco cualificado y reconocido, contratos temporales y de obra y servicio. ¿Cómo ha hecho la compañía para dignificar ese entorno laboral?

Aquí tengo que mostrarme especialmente orgulloso, dado que el índice de rotación y absentismo del personal de Contactel es muy inferior a la media del sector en España. Hoy en día, la antigüedad media es de 13 años. Eso es algo que hemos logrado gracias a nuestra permanente preocupación por aumentar el bienestar de las personas que trabajan aquí. Además de incentivar un entorno de aprendizaje a través de la formación continua especializada y adaptada a las demandas de los distintos departamentos de la empresa y que tiene su origen en las nuevas necesidades del mercado, realizamos una importante inversión en garantizar la seguridad y salud física y psicológica de los trabajadores. Todo ello, aunado a iniciativas que promuevan los beneficios sociales y la conciliación familiar dentro de la empresa.

¿Cómo influye en esa gestión de personas el hecho de tener una ubicación tan concreta, repartida entre Tenerife y Gran Canaria?

Funcionamos como un todo. Tenemos equipos transversales que trabajan a nivel regional. Y si bien es cierto que fomentamos la dirección por contacto directo, tenemos canales alternativos para mantener un contacto permanente y para que los distintos equipos puedan trabajar en línea.

Hemos conseguido homogeneizar nuestros procesos debido a la cantidad de auditorías internas que tenemos en nuestros sistemas de gestión. A lo largo de estos años hemos conseguido destruir puentes insularistas para tener una perspectiva más global.

En marzo de 2018, presentaban su Nuevo Plan de Igualdad. ¿Qué novedades aporta?

Desde hace ya tiempo trabajamos por establecer un marco estratégico que incluya la perspectiva de género y el concepto de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Somos conscientes de que nuestro sector es bastante peculiar en este sentido, dado que está altamente feminizado. Este plan supone el compromiso efectivo de Contactel por implantar medidas que consigan la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en todos los procedimientos de la empresa -selección de personal, formación continua, promoción interna, conciliación, etc.-.

Partiendo de esta base, el Plan de Igualdad tiene como objetivos lograr el acceso al empleo en igualdad de condiciones tanto para mujeres como para hombres; consolidar la igualdad de oportunidades en el acceso a puestos de responsabilidad; incorporar la perspectiva de género de forma transversal en todas las acciones de información, comunicación y publicidad; incentivar la formación interna en igualdad de oportunidades; poner en marcha iniciativas para prevenir y actuar frente a posibles situaciones de acoso laboral y, por supuesto, mejorar la condiciones laborales desde la conciliación laboral, personal y familiar.


¿A qué retos cree que deberá enfrentarse próximamente?

Sin lugar a dudas estamos en la cresta de la ola en la transformación digital, tendremos que hacer nuestro trabajo de manera distinta, siendo más eficientes, pero sin perder el factor humano que caracteriza y diferencia a las organizaciones.