Tiempo de lectura: 4 minutos

La pandemia hizo que muchos sectores se paralizasen, pero otros siguieron muy activos, con una enorme carga de trabajo y alto nivel de exigencia, retos inimaginables y la necesidad de actuar con mayor agilidad que nunca. Por ello ha sido necesario acelerar y promover nuevas formas de seleccionar y reclutar talento, en un momento en que era imprescindible reducir al mínimo el contacto social.

Durante todo este tiempo, desde Randstad hemos celebrado numerosas jornadas [reflexiones] online, en las que especialistas de RRHH de muy diversas empresas han compartido buenas prácticas, ideas y conocimiento sobre las últimas tendencias, y hemos sido promotores de esta transición como empresa líder en el sector de los Recursos Humanos. ¿Cómo ha cambiado el escenario?

La digitalización como paso definitivo

La revolución digital se gestaba desde mucho antes de la pandemia, aunque no podemos negar que esta ha supuesto un punto de inflexión. Ya existía una vocación por dar un salto de calidad y modernizar las empresas en todos sus aspectos, y muy especialmente los procesos de RRHH, lo que hizo la pandemia fue forzar ese paso.

¿Qué ventajas supone la digitalización sobre los procesos de selección?

  • Agilidad: el proceso de selección se acelera al evitar trámites como las entrevistas presenciales, manteniendo la cercanía y el acompañamiento y comunicación constantes durante todo el proceso.
  • Flexibilidad: la digitalización es la mayor aliada de la flexibilidad, y así se ha hecho patente en otros procesos, como el trabajo en remoto. Sin obstáculos espaciales ni temporales, el margen de actuación es mucho más amplio.
  • Eficiencia: la experiencia ha demostrado que los procesos virtuales han sido tan exitosos como los presenciales, aunque muchas empresas mantienen su reticencia a incorporar a sus equipos a profesionales que no han podido conocer en persona. Lo cierto es que la completa digitalización permite una optimización de los recursos y un acortamiento de los plazos, la calidad no tiene por qué verse mermada con una buena adaptación de los procesos.
  • Talento sin fronteras: en aquellos empleos que pueden desempeñarse en remoto, la digitalización abre las puertas a un mercado laboral más global. La posibilidad de encontrar profesionales en cualquier lugar del mundo reduce los problemas de déficit de talento.

La recuperación del importante papel de RRHH

Los líderes y equipos de RRHH han desempeñado un papel fundamental en la recuperación de esta crisis. Una gestión solvente del talento es, per se, un gran reto, pero se ha visto dificultada por unas circunstancias que redujeron al mínimo el time to hire y la capacidad de reacción. Absentismo, nuevas demandas por parte de los clientes, incremento en la actividad… Ante esta situación ha sido más necesario que nunca contar con equipos altamente especializados en la gestión de personas, que supiesen responder con la mayor inmediatez.

Disponer de las herramientas tecnológicas más avanzadas no es suficiente sin un equipo sólido detrás. Este es el motor del cambio en la cultura corporativa, imprescindible para efectuar con éxito la transición hacia esa digitalización.

La digitalización de los procesos de selección

Digitalizar los procesos es mucho más que hacer un traslado de las prácticas presenciales a una plataforma online. No se trata de hacer lo de siempre con una herramienta diferente, sino de innovar, buscar nuevas formas de hacer las cosas. ¿Cuáles son las claves?

  • Posicionamiento digital. Los departamentos de RRHH y marketing deben trabajar mano a mano con dos objetivos: reforzar la imagen digital de la compañía, despertar así la confianza en los candidatos, y crear nuevos puentes con ellos. Las redes sociales o el email marketing son excelentes vías de atracción de talento y de recopilación de datos para ampliar el pool de candidatos.
  • Inteligencia artificial aplicada al sourcing. Cuanto mayor es la base de datos de candidatos, más complejo será efectuar un trabajo manual, pero más efectivo es aplicar tecnología predictiva y de aprendizaje automático. Cada vez resultará más ágil y eficiente dar con el candidato idóneo.
  • Análisis de competencias. Garantizar el máximo ajuste al perfil es imprescindible para el éxito en la contratación, ¿cómo saber que nos encontramos ante el candidato perfecto sin poder verlo en persona? En Randstad trabajamos la metodología true fit para garantizar el máximo ajuste al perfil, por lo que analizamos a los profesionales desde seis perspectivas: competencias, actitud, conocimientos, razonamiento, valores y personalidad. Randstad ADN es nuestra herramienta de evaluación de competencias profesionales, también dotada de inteligencia artificial.
  • Entrevistas virtuales. En Randstad también hemos desarrollado una herramienta específica para ello, WeTalk, que permite efectuar entrevistas en diferido, además de videoconferencias.

Cambios en los perfiles profesionales

No solo los procesos están cambiando, sino también sus propósitos. El talento que se busca hoy es más digital, pero con unas habilidades blandas muy desarrolladas. Ya no se trata de conseguir a los profesionales más formados, ya que las herramientas cambian y evolucionan constantemente, sino a los más capacitados para aprender, absorber conocimientos y responder ante las dificultades. Así lo corrobora nuestro informe Flexibility@Work 2021, que asegura que en 2030 algunas de las competencias más demandadas serán habilidades blandas, como el pensamiento crítico, la creatividad o la inteligencia emocional.

En Randstad apostamos por la innovación y nuestro sello de identidad es la perfecta simbiosis entre los equipos más profesionales y la última tecnología, y gracias a ello te garantizamos encontrar el talento que mejor se ajusta a tus necesidades en tiempo récord. Somos tu mejor partner de RRHH y el más recomendado por nuestros clientes por 5º año consecutivo.

¡Supera todos tus retos con nosotros!